Medios
Golpeado por los escándalos de Oro Negro y Caja Libertad, Francisco Gil deja el consejo de Prisa
El ex funcionario de Fox tiene familiares directos implicados en ambos expedientes.

 Afectado por los escándalos de Oro Negro y Caja Libertad, el Grupo Prisa prescindió de los servicios del ex secretario de Hacienda Francisco Gil. La determinación llegó luego de que  Gonzalo Gil White fuera reclamado por la justicia mexicana a cuenta del caso Oro Negro y su sobrino Martín Díaz Álvarez apareciese en una denuncia sobre el escándalo Caja Libertad que tiene en prisión a Juan Collado, uno de los abogados más influyentes de México.

 Recientemente la Interpol emitió una orden internacional de arresto contra Gil White, cuyo paradero actual se desconoce pero la especulación del círculo rojo de la CDMX lo hace refugiado en algún punto de La Florida. 

El ex funcionario del sexenio de Vicente Fox abandonó en estas circunstancias el consejo de administración del grupo de medios, donde tenía silla desde 2017. Prisa es la editora del diario El País, que tiene en México la sede principal de su edición para América Latina y posee la editorial Santillana, uno de los principales proveedores de la Secretaría de Educación Pública, a la que este año venderá cuatro millones de libros de texto.

El grupo mediático no ofreció explicaciones sobre el cese de Francisco Gil y camufló la noticia en la presentación de las cuentas semestrales. Solo le dedicó una línea en el extenso comunicado, que se centraba en la situación financiera de la empresa. En uno de los últimos párrafos se leía "(Maite) Ballester sustituye a Francisco Gil, cuya labor fue ampliamente reconocida por el resto del consejo, al que se incorporó en noviembre de 2017".

La destitución es sorprendente por la falta de razones y el modo en que se produjo: Gil es el único consejero que abandonó el cargo este verano y los otros cuatro directivos que llegaron a Prisa al mismo tiempo que él siguen en su puesto: Sonia Dulá, Javier Gómez Navarro, Javier de Jaime y Javier Monzón, actual presidente del consejo que también vive una situación complicada como ya informó LPO.

La salida de Gil reduce la cuota mexicana en el máximo órgano de dirección de Prisa, en el que aún permanecen Roberto Alcántara y Sonia Dulá sobre un total de 14 ejecutivos.

Desde Prisa no confirman que el despido de Gil fuera consecuencia de los problemas judiciales de su familia, pero el desarrollo de los hechos apunta en esa dirección. La denuncia de Caja Libertad salió a la luz el 10 de julio, la orden del juez contra Gil White por Oro Negro se emitió una semana después y a final de mes Gil Díaz abandonó el consejo de Prisa.

Gil White está acusado de desviar al menos 750 millones de pesos en la empresa perforadora y de servicios petroleros Oro Negro. El juez de la Ciudad de México también solicitó la aprehensión de otros cuatro directivos: José Antonio Cañedo White (sobrino del exsecretario de Hacienda), Carlos Enrique Williamson Nasi, Alonso del Val Echeverría y Miguel Ángel Villegas Vargas. Todos señalados por un delito de abuso de confianza y administración fraudulenta en una investigación que comenzó en el sexenio pasado pero ha sido reimpulsada en la administración de López Obrador.

Martín Díaz Álvarez, sobrino del exsecretario de Hacienda en el sexenio de Vicente Fox fue salpicado por la denuncia del empresario Hugo Bustamante sobre el presunto lavado de dinero mediante la Sociedad Financiera Popular (Sofipo) Libertad Servicios Financieros, que llevó a la detención del presidente de la entidad Juan Collado. Díaz Álvarez estuvo al frente de Caja Libertad antes que Juan Collado y en la declaración de Bustamante aparece como uno de los operadores de la red de lavado, que, según el denunciante, tenía como beneficiarios últimos a los expresidentes Enrique Peña Nieto y Carlos Salinas de Gortari.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.