Senado
Herrera revela que Fitch ya quería bajar la nota de Pemex en el sexenio de EPN: "Esperaron por la elección"
Dijo que la agencia no quiso interferir en el proceso electoral, pero ya tenía la decisión tomada. "En retrospectiva, tendrían que haber actuado antes".

 Este jueves, Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, en su comparecencia en el Senado afirmó que la baja en la calificación de Pemex dentro del gobierno de López Obrador fue consecuencia de un mal cálculo en el timing político por parte de la calificadora Fitch, que ya  desde la atenía tomada esa decisión desde la administración de Enrique Peña Nieto.

Si bien no mencionó el nombre de esta agencia ante el Pleno, dijo que hablaba sobre la baja en la calificación que realizó una calificadora en enero. Fue exactamente el 30 de enero cuando Fitch bajó dos escalones el grado de inversión de Pemex, pasando de BBB+ a BBB. El argumento fue muy duro y conciso: "Pemex ha sido técnicamente insolvente desde 2009 por tener un balance negativo en sus finanzas".

Durante su paso por la Cámara Alta, a Herrera le llovieron cuestionamientos de los senadores sobre el pobre crecimiento económico, sobre los impuestos en materia digital, el empleo, pero los más agudos se concentraron en Pemex y el riesgo de que vengan más bajas de otras calificadoras.

"El riesgo de una baja en la nota de Pemex impidió un recorte más agresivo de tasas de interés"

Herrera aseguró que están atendiendo esa problemática. Pero antes de enumerar las acciones, dio su visión sobre el por qué "una calificadora" redujo su nota al inicio del gobierno de López Obrador. La clave está en la creciente deuda de la petrolera a finales del sexenio pasado.

A una de las calificadoras le tocó revisar a Pemex entre abril y mayo del año pasado y en ese momento tenían todos los elementos para bajar la calificación. Pero López Obrador tenía más de 18 puntos de ventaja, entonces lo que las calificadoras sentían en ese momento es que si ellos bajaban la calificación se iba a interpretar como una opinión sobre el proceso electoral y decidieron esperarse.

"A una de las calificadoras le tocó revisar a Pemex entre abril y mayo del año pasado. En el momento en que revisan a Pemex tenían todos los elementos para bajar la calificación. Pero López Obrador, entonces candidato, tenía más de 18 puntos por arriba de ventaja, entonces lo que las calificadoras sentían en ese momento es que si ellos bajaban la calificación se iba a interpretar como una opinión sobre el proceso electoral y decidieron esperarse", afirmó.

Y agregó que cuando pasaron las elecciones se dieron cuenta que la baja en la calificación podría interpretarse como el paso de una opinión sobre el resultado del proceso electoral. "Y la verdad es que nunca lo encontraron -el tiempo de anunciar la reducción de la nota- y esa es la calificadora que lo bajó en enero".

"Pero en retrospectiva, claramente tenían que haber tomado una acción y la habían tenido que haber tomado antes", dijo Herrera, quien destacó que ahora son varias las medidas que están tomando para encarrilar Pemex y una de ella es la reducción de la deuda. "Hasta el lunes de la semana pasada la deuda de Pemex era de 107,000 millones de dólares. Ya la bajamos a 102,000 millones", señaló.

Dijo también que hay un cambio en cuestiones tributarias que afectan a la petrolera. "Ya lo estamos cambiando y no es barato: nos va a costar el año que entra 60.000 millones de pesos. Pero no podemos pretender que Pemex recupere una ruta distinta a la que ha tenido e 14 años con actos de buena fe. Requiere ponerle pesos para que Pemex produzca más pesos", concluyó.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.