Entrevista
"Es muy difícil que la derecha pueda gobernar España"
El politólogo Pablo Simón habló con LPO sobre las próximas elecciones españolas, los pactos que podrían darse y la relación entre Sánchez e Iglesias.

 Pablo Simón, politólogo especializado en sistemas electorales, intenta arrojar un poco de luz sobre cuál va a ser el escenario que nos podemos encontrar de cara a las inminentes elecciones en España. Todo indica a que la variación entre bloques en términos de escaños no va a ser muy importante, por lo que no se descarta un nuevo bloqueo. También podría producirse una concentración bipartidista o que el PSOE pueda elegir quién va a ser su pareja de baile. Lo menos probable, opina, es que la derecha pueda sumar, aunque, insiste, "todo puede pasar".

El doctor en Ciencias Políticas por la Universitat Pompeu Fabra también analiza el comportamiento del gobernante PSOE y Unidas Podemos durante los recientes "juegos florales" que, en ningún caso, fueron unas negociaciones serias. En su opinión, Iglesias ha desaprovechado lo que habría sido la perfecta rúbrica a su carrera: convertirse en el primer político en lograr un Gobierno de coalición en España que rompiera con el bipartidismo. Errejón, dice, puede cambiarlo todo.

¿Cuál va a ser el escenario tras una repetición electoral? Las encuestas parecen indicar que Sánchez e Iglesias están condenados a entenderse...

Se podrían producir algunos cambios, sobre todo desde la decisión de Errejón de presentarse con Más País. Pero hasta que haya encuestas que lo reflejen, parece que puede producirse cierta concentración bipartidista. Todos los sondeos coinciden en que hay un tendencia ascendente de PSOE y PP. La de PSOE más moderada y la de PP un poquito más intensa.

Pero el bloqueo podría volver. Supongamos que las izquierdas pierdan votos y escaños y dependan de los votos nacionalistas. Eso haría la gobernabilidad más difícil, ya que la posibilidad de que Iglesias y Sánchez lleguen juntos a la mayoría absoluta se rompió con la entrada de Más País. También puede pasar que, ante pérdida de votos y escaños en Ciudadanos, Rivera tendiera una mano a Sánchez y que tras el 11N el PSOE pudiera elegir pareja de baile. En ese caso, habría que ver cómo reacciona Errejón. O incluso puede darse que si el PP coge mucha distancia sobre Ciudadanos, a Casado le dé menos miedo abstenerse en un Gobierno de Sánchez.

Entonces puede pasar cualquier cosa el 10N.

Políticamente pueden cambiar cosas tras las elecciones independientemente de que la variación entre bloques en términos de escaños no vaya a ser muy importante. El escenario que veo menos probable es que PP, Ciudadanos y Vox puedan sumar porque es muy probable que la subida de PP se deba a la bajada de Cs. En ese contexto, ni siquiera contando a los partidos canarios y navarro, la derecha no podría gobernar de ninguna manera sin los nacionalistas y ni PNV ni ERC están dispuestos a permitirlo.

¿Qué impacto puede tener la abstención ante la frustración de bloque político?

Con los datos que tenemos hasta ahora sabemos que aumentaría la abstención, pero Errejón podría capitalizar ese voto desencantado. No sabemos cómo se concentraría. Unos dicen que lo más probable es que afecte a la izquierda, otros que al electorado joven y, otros, que más al electorado de centro, y eso podría perjudicar más a Ciudadanos.

Ya que la propuesta de Pablo Casado de unificar a la derecha en España Suma ha sido rechazada por Ciudadanos y Vox, ¿cree que es viable para aplicar el 155 en el Senado, por ejemplo?

Lo veo muy improbable porque son partidos que, precisamente, tienen miedo de legitimar al PP y ser fagotizados por él. Por lo tanto, quieren mantener un perfil autónomo. Tal vez tendría cierto sentido por el 155, pero como algo simbólico.

Según Simón, estas serán las últimas elecciones de Pablo Iglesias al frente de Podemos.

En su última campaña el PSOE apeló al voto útil frente al miedo que generaba la llegada de la ultraderecha. Ahora parece que Vox no es tan peligroso. ¿Va a seguir con esta estrategia o la va a cambiar?

Ni la va a utilizar. La estrategia va a ser orden contra caos. Estabilidad contra bloqueo. Es decir, bipartidismo. Especialmente en el contexto de Cataluña o del Brexit. De ahí que hayan incorporado entre sus medidas el rechazo a la celebración de un referéndum de autodeterminación para Cataluña, para que se vea bien claro que con los independentistas no quieren nada. Esta es la idea que van a intentar explotar desde el PSOE: 'Nosotros queremos un Gobierno estable, salgamos del bloqueo, danos la fuerza para romper el bloqueo'. Que les salga no lo sé, eso ya no tengo ni la más remota idea.

La estrategia del PSOE va a ser orden contra caos. Estabilidad contra bloqueo. Es decir, bipartidismo

Y volviendo un poco a lo que ha desencadenado las cuartas elecciones en cuatro años en España, ¿por qué no se logró un acuerdo entre PSOE y Podemos?

Por el ranking de preferencias de cada uno de los dos implicados. El partido socialista quería gobernar en solitario con el apoyo de otras fuerzas en el Parlamento, y si ese escenario no era posible, prefería ir a elecciones antes que encabezar un gobierno en coalición minoritaria porque tampoco alcanzaría la mayoría con Podemos. Pensó que esta coalición sería inestable y tendría problemas fuera y dentro del Gobierno, y no podría fiarse de ese socio. Al mismo tiempo, tendría el problema de buscar apoyos necesarios para leyes y presupuestos. En el Congreso de los Diputados también le habría hecho vascular hacia la izquierda y no le habría permitido buscar apoyos por el centro si en algún momento dado le resultara conveniente.

¿Y en el caso de Unidas Podemos?

En el caso de Podemos las preferencias eran a la inversa. Podemos quería entrar en coalición porque lo necesitaba tanto hacia el interior como hacia el exterior. Hacia el interior porque era la única manera de cohesionar y asegurar una transición pacífica del liderazgo dentro de Podemos, el cual presumiblemente irá a Irene Montero. Y de cara al exterior, porque le permitía ganar recursos, poder, influencia, y legitimarse como un partido de Gobierno. Podemos prefería ir a elecciones antes de que el PSOE gobernara en solitario.

¿Cree posible que Iglesias pensó en darle el relevo a Irene Montero como candidata?

Iglesias no tiene ningún incentivo para dejar la dirección a Montero si piensa que podría sacar menos escaños. Él piensa que él es un activo electoral. Y mejor exponerse en estas elecciones que no legar el partido a Montero con un lastre. Pero sí creo que si estas son las últimas elecciones de este ciclo, ya para el siguiente Pablo Iglesias es poco probable que sea el candidato.

Pablo Iglesias junto a Pedro Sánchez, durante una de las fallidas reuniones para formar gobierno.

¿Se equivocó Iglesias al rechazar la propuesta de julio?

En Podemos son perfectamente conscientes de que tendrían que haber aceptado. Esto lo sabían desde el minuto uno. El gran error que ha cometido Podemos durante todo este proceso ha sido no aceptar esa oferta. Una oferta por debajo de lo que le correspondería a Podemos, sin lugar a duda, pero que le permitía a Podemos cumplir sus objetivos: estabilizarse internamente, rozarse con la Administración y empezar a gestionar y legitimarse de cara al exterior como un partido de Gobierno. Incluso desde una perspectiva psicológica, para Pablo Iglesias habría sido una perfecta rúbrica a su carrera, ya que habría sido el hombre que rompió el bipartidismo y el hombre que trajo el primer Gobierno de coalición a España.

¿A Unidas Podemos le puede beneficiar la repetición electoral?

Creen que ellos ya han tocado suelo, es decir, que no van a bajar más en términos electorales, ni siquiera, con la llegada de Errejón. Aunque se equivocaron al pensar que el líder de Más País no iba a tener tiempo suficiente para montar un partido a tiempo para el 10N, aún piensan que no habría problema con una repetición electoral. Creen que el PSOE al final terminará buscándolos. A la vez, el PSOE se equivocó al querer utilizar a Errejón para dar miedo a Iglesias. Lo usó para presionarle y ahora la jugada puede salirle mal porque ya hay indicios de que puede quitarles más votos -y diputados- a ellos que a Podemos. Aun así, siguen pensando que no han tocado techo, es decir, creen que todavía pueden crecer más y depender menos de otros partidos para gobernar. Ninguno de los dos tiene miedo a esta nueva convocatoria electoral.

¿Y cómo ve a Errejón?

Falta por confirmar las circunscripciones en las que se presenta. No tenemos datos ni las encuestas que han salido hasta la fecha son del todo fiables hasta que se registren las listas este lunes. Pero todo apunta a que si el PSOE robó un 20% de los votantes a Podemos el 28A, ahora el votante podría volver a cambiar. Errejón puede robar votos no solo de Podemos, sino también del PSOE. Sin duda, es un rival a tener en cuenta.

¿Tanta división perjudica a la izquierda?

Fijándonos en las elecciones del 26 de mayo y los resultados en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid [donde existía Más Madrid], es mentira que la división penalizó a la izquierda. La gente solo ve que no ganaron para gobernar pero crecieron. En el Ayuntamiento perdió muchísimo el PSOE y en la Comunidad Gabilondo dejó de robar voto de Ciudadanos a final de campaña. Al final, no pillaron a sus rivales [las derechas], pero crecieron. Es más, en términos generales, la izquierda sumó más votos en las autonómicas que en las generales, solo que la derecha se movilizó más.

¿Se puede hacer una previsión para el 10N con el hexapartidismo?

Ahora hay muchas dudas porque en el momento en el que cambia la oferta política ya no podemos extrapolar datos. Habrá que ir con cautela hasta que veamos por dónde va la campaña porque, hasta la fecha, ningún sondeo es fiable. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.