Crecimiento
Moody's vuelve a recortar sus estimados de crecimiento para México: para 2019 sería de 0.2%
Para 2020 la proyección es a 1.3%. Por ahora no modificó su nota crediticia, pero advirtió que es poco probable una mejora en el corto plazo.

 Una vez más, Moody's recortó sus pronósticos para la economía mexicana, alejándose más de los supuestos de la 4T de alcanzar un crecimiento de 2% el año entrante, y si bien dejó sin cambios su nota crediticia, dejó claro que en el corto plazo no ve posible una mejora en ésta, mientras que los riesgos para una baja son mayores.

En un reporte publicado este lunes, la agencia calificadora consideró que para este año la economía permanecerá prácticamente estancada, con una variación de 0.2%, desde el 0.5% que esperaban en agosto; mientras que para 2020 la economía solo podrá crecer 1.3%.

Para este ajuste, Moody's consideró el bajo desempeño de la economía durante la primera parte del año, que fue de 0.2% interanual, por debajo del 1.9% registrado en los primeros seis meses de 2018. La desaceleración se explica principalmente por el menor consumo privado y la inversión.

Moody's: "El 2021 será el año más crítico y pondrá a AMLO en una disyuntiva, deuda o más ajuste"

El año próximo, los analistas esperan un resultado mayor: consideran que los inversionistas tendrán una mejor aceptación del nuevo entorno político y que habrá una ligera recuperación en la inversión pública y el consumo de gobierno.

La calificadora reiteró su asignación de A3 con perspectiva Negativa para el soberano y afirmó que "es poco probable una mejora de la calificación en el futuro cercano", aunque dijo que "el retorno a una perspectiva estable podría resultar de una visión más constructiva de la capacidad del gobierno para diseñar e implementar políticas predecibles".

Además, la administración de Andrés Manuel López Obrador debería mostrar un crecimiento "mucho más alto y sostenido, combinado con un fortalecimiento material del balance del gobierno", y de esa manera afirma que, con el tiempo, podría mejorarse la nota de la calificación.

Pero cuando la calificadora enumera los riesgos a la baja, estos son mucho mayores. Preocupa principalmente que ocurran desequilibrios fiscales. Uno de los motivos podría ser el apoyo que Pemex requiriera, como ha reiterado la agencia, y por lo cual el mercado descuenta que vendrá al inicio del próximo año, la degradación de la nota crediticia de la petrolera.

Otro argumento es que el crecimiento en el mediano plazo continúe en declive: "Ya sea como resultado de políticas que debilitan el crecimiento o debido al continuo sentimiento negativo de los inversionistas, ejercería presión a la baja sobre la calificación".

El mercado descuenta que las calificadoras degradarán a Pemex en el primer trimestre de 2020

En la agencia, continúan considerando que el marco político se está debilitando, con implicaciones negativas para el crecimiento y la deuda. En ese sentido hacen una crítica a los mensajes "mixtos" por parte del gobierno, pues consideran que socava la confianza de los inversores y las perspectivas económicas a mediano plazo.

E insiste en la política energética y el papel de PEMEX, que "presentan riesgos para las perspectivas fiscales a mediano plazo de México, a pesar del compromiso del gobierno a corto plazo con una política fiscal prudente".

La semana pasada, el Banco Mundial también recortó las perspectivas para México, aunque resultan más optimistas que las de la calificadora, pues para este año esperan un crecimiento de 0.6% y para el siguiente de 1.5%. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.