Diplomacia
AMLO descartó liderar un frente progresista en la región: "Cada país debe enfrentar sus coyunturas"
Le respondió a Maduro, apenas unas horas de recibir a Alberto Fernández. Destacó la importancia de mantener su "amistad" con EU.

Los recientes movimientos sociales en países latinoamericanos, los triunfos de la izquierda y el encuentro entre Andrés Manuel López Obrador y Alberto Fernández ilusionaron a Nicolás Madura con la creación de un "eje progresista". En rigor, el propio presidente electo de Argentina busca una suerte de bloque para defender los intereses comunes de la región.

Ambos se chocaron de frente con la postura de López Obrador de ajustarse casi de forma radical a la doctrina Estrada, que plantea una posición histórica de México: el irrestricto respeto por la autodeteminación de los pueblos y la no intervención en asuntos de otras naciones. Esa fue la forma que encontró para navegar su siempre dura vecindad con los Estados Unidos.

López Obrador fue cuestionado sobre la posibilidad de un bloque opositor al modelo neoliberal. El cuestionamiento surge luego que, desde la Habana, el presidente venezolano hablara de la posibilidad de que se genere una reversión de un bloque regional que hace algunos años supieron consolidar Lula Da Silva, Evo Morales, Néstor Kirchner y Hugo Chávez, entre otros. 

Pero es un discurso que no mueve al mandatario mexicano de su posición de apegarse a los principios de no intervención, cooperación para desarrollo y solución pacifica en controversias.

Maduro aprovecha la cumbre AMLO-Alberto para pedir un bloque regional de izquierda

"Desde luego tenemos relaciones de hermandad con los pueblos de América Latina y el Caribe. Se podría decir que no podemos dar la espalda a Centroamérica, el Caribe, Sudamérica, a nuestra América. Pero al mismo tiempo nosotros tenemos una relación económica también de cooperación y respeto mutuo con Estados Unidos y Canadá", dijo el presidente, que suele ser muy cuidadoso, sobre todo en el caso venezolano.

Reitera que, con Argentina, buscará mejorar sus relaciones económicas y comerciales. "Hay muchas cosas que podemos llevar a cabo para fortalecer nuestro comercio", dijo también esta mañana, previo al encuentro con el presidente electo argentino.

El discurso de López Obrador se entiende no solo como parte de deslindarse de los constantes golpeteos, desde la elección anterior, que lo vincularon con el gobierno de Hugo Sánchez. Pero, además, responde a la necesidad de mantener una relación cordial con Estados Unidos, en tanto sigue sin definirse el T-MEC. Por eso, esta mañana no dejó de hacer énfasis en que no solo le interesa mantener relaciones buenas con el sur, también con el norte del continente.

"Vamos a seguir manteniendo esa relación por razones de geopolítica, comerciales, económicas y razones de amistad (...) Estamos ahora, por ejemplo, muy cerca de que se apruebe en el Congreso de estados Unidos, el tratado de comercio entre Canadá-Estados Unidos y México. Y hemos recibido de los gobiernos de Canadá y Estados Unidos también una manifestación de respeto hacia nuestro gobierno".

También dijo que en el caso de Donald Trump "es muy buena la relación". Mencionó, para ejemplificar, la llamada que le hizo el mandatario estadounidense tras los hechos de Culiacán. "Estoy al tanto de lo que está expresando en sus giras por Estados Unidos y siempre, cuando hace una mención a México lo hace con respeto", aseguró.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.