Corrupción
Alarma en el PRI: la 4T investiga una mega causa de corrupción en la salinera de Guerrero Negro
Los primeros indicios marcan una infinidad de desvíos. Le llaman el "huachicol salado". Preocupación en los ex funcionarios de EPN.

El círculo rojo de México observa cómo emerge de a poco -y por ahora en silencio- una presunta causa de corrupción que podría convertirse en la más importante de los últimos años. Después de Odebrecht y de la operación Rimsa-Teva, ahora la 4T empezó a estudiar las inconsistencias que habría en Exportadora de Sal, la empresa salinera más grande del mundo.

Exportadora de Sal es una empresa con participación estatal, y está ubicada en Guerrero Negro, Baja California Sur. El Estado ostenta el control de la compañía con el 51% de las acciones, a través del Fidecomiso de Fomento Minero -que controla la Secretaría de Economía- y un 49% de la compañía quedó en manos de la japonesa Mitsubishi.

Los primeros indicios que estudia la 4T mostrarían infinidad de movimientos de sal hacia el mercado negro. Una suerte de "huachicol salado" que habría financiado a varios políticos de los pasados sexenios. La hipótesis es que se habrían desviado una enorme cantidad de cargamentos de sal, que luego eran vendidos a empresas para su uso industrial (vidrios, fármacos, fertilizantes).

Gertz acusó por simulación de pruebas y tortura al Fiscal Antisecuestro de Calderón y Peña Nieto

Enterados de esta incipiente investigación -que se suma a otras carpetas que amenazan a funcionarios del sexenio anterior-, quienes ya habrían empezado sus propias averiguaciones son los ex ocupantes de la Secretaría de Economía, a cargo de Ildefonso Guajardo, y de su Subsecretario de Minería, Mario Alfonso Cantú.

Pero la pregunta que todavía no sale a la luz es quiénes eran beneficiarios de estos presuntos movimientos, todavía en estudio por la 4T. En la Mitsubishi se encendieron alarmas, sobre todo por la colaboración que daba Carlos Ruiz Sacristán a la firma. Algún ex senador de peso también pregunta por abogados.

Funcionarios de la 4T habría comprendido la magnitud de este caso, cuando fueron informados por un agencia de cabildeo que Donald Trump estaba empujando una investigación del FBI para presionar a varias automotrices a que vuelvan a instalar sus plantas en territorio de Estados Unidos, siempre bajo la hipótesis de que estaban recomprando la sal desviada. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.