Calificación
S&P asegura que no bajará la nota crediticia por ola de violencia
La calificadora sostuvo que no se trata de un fenómeno nuevo. Advertencia por bajo crecimiento de la economía y su impacto en Pemex.

Los últimos hechos violentos en el norte del país no alertan a la calificadora Standard and Poor's, pues considera que son consistentes con la violencia que ya existía en el país desde años atrás, pero sí advierte que hay preocupación por la poca respuesta que ha tenido el gobierno de López Obrador para corregir el bajo crecimiento económico.

Joydeep Mukherji, director de Calificaciones Soberanas de esta calificadora, informó que de momento no harán ajustes en su nota, que desde marzo es de BBB+/perspectiva negativa, a pesar de hechos tan resonantes en la opinión pública como el de Culiacán y Sonora.

AMLO no modificará estrategia de seguridad: "En las crisis se definen más las posturas"

Y no es que el factor de la violencia no tenga relevancia en sus consideraciones, lo que sucede, es que "ya forma parte de la calificación del soberano desde hace años e incluso en la perspectiva negativa que tiene la nota, y la violencia reciente es consistente con los datos e indicadores que ya están incorporados en la calificación", explicó en diálogo con medios.

La violencia impacta en la confianza del inversionista y del consumidor, además de que genera costos extras. No obstante, el norte del país es una región que ya está considerada como un punto de riesgo por la falta de seguridad.

Aunque el analista explicó que hasta ahora no se han presentado cambios importantes que provoquen una modificación en su calificación, sí anotó que los dos riesgos han enunciado en el pasado siguen presentes, que son lo bajo del comportamiento económico y Pemex.

En el primer caso, indicó que "la debilidad del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano merma la capacidad del gobierno para responder a la deuda de Pemex, otorgando un panorama de mayor riesgo para la calificación soberana y la de la petrolera".

En su revisión anual a México, el FMI le pide a AMLO cambiar el plan de negocios de Pemex

De acuerdo con el último estimado del INEGI correspondiente al tercer trimestre del año, la economía habría desacelerado frente al año anterior, cayendo 0.4%. Con esos datos, en lo que va del año el PIB rondaría en 0%.

Con estos datos, los analistas ven complicado que el gobierno pueda cumplir con sus metas y objetivos, pues el estimado con que se creó el presupuesto de este año estima un crecimiento de 1%. Para el año siguiente, la ley de ingresos considera que para 2020 la economía alcanzaría el 2%, pero aquí también el mercado prevé un escenario menor en 1.3% (según el consenso), 

Pemex podría ser una de las empresas que más recienta ese bajo dinamismo, pues el gobierno se ha comprometido ha poner sus mayores esfuerzos en apoyar a la petrolera mexicana y ayudarla, de aquí al 2021 en su deuda. En los planes del gobierno, la petrolera mexicana debería ser "palanca de desarrollo" dentro de tres años, y el gobierno dejaría de concentrarse en ella. 

Para Mukherji, parte del bajo crecimiento se  puede explicar por el cambio de gobierno, pero también reconoce que se ha hecho muy poco para modificar la tendencia. "Esta desaceleración típica también ha venido acompañada por un deterioro en la confianza de los inversionistas , lo que termina por presionar todos los componentes de la actividad económica", dijo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.