Análisis
Análisis: El estancamiento pondrá a prueba el Plan de Infraestructura de AMLO
Mañana será su presentación oficial. Los retos que enfrentará para poder dinamizar las actividades económicas.

 Hasta septiembre de este año el Producto Interno Bruto (PIB) del país muestra un crecimiento de 0%, un escenario que podría complicar el éxito del Plan de Infraestructura para poder reactivar la economía, advierten los especialistas del mercado.

Se tiene programado que mañana martes se dé a conocer el plan, toda vez que ya fue aprobado en el Congreso el Paquete Económico para 2020, que ofrece el sustento económico con el que el gobierno contará para su despliegue inicial, el cual en realidad estará enfocado en 15 proyectos de inversión privada.

El presidente López Obrador confía en este plan como uno de los elementos claves para reactivar la economía. Hay que recordar que la situación de la construcción ha ido en picada en lo que va del año, siendo uno de los componentes que mantienen en estancamiento al sector industrial -además de la caída en la plataforma petrolera-.

El INEGI confirmó un crecimiento nulo al tercer trimestre del año

Y es que los datos de este lunes del INEGI recuerdan la gravedad de esta situación: de enero a septiembre este sector acumula una caída de 1.7%, siendo uno de los principales factores que arrastra el resultado global del PIB, que mostró una variación de 0.0% en este periodo frente al 2018.

Los datos del instituto, que muestran retrocesos en la economía desde el último trimestre del año pasado hasta el tercero de éste -exceptuando por el segundo-, abren el debate de sí estamos en recesión técnica, pues revisando los datos de trimestres pasados, ya se acumulan caídas consecutivas, aunque no severas, lo que aviva la discusión. Pero lo que es certeza para todas es la severidad de la desaceleración y el estancamiento económico.

Con ese panorama indiscutible ya surgen dudas de qué tanto podrá apoyar a la economía este plan. Para especialistas como Jonathan Heath, sí será un factor clave para dinamizar al país, junto a otros como la aprobación del T-MEC, según explicó en anterior entrevista para LPO.

Existe cierto optimismo en el mercado por el proyecto. Para Jesús Ramírez, analista de Banco Base, será crucial que el gobierno empezará a gastar y no se vuelvan a ver los subejercicios registrados este año. Pero principalmente, ve posibilidades de que el sector de la construcción pueda impulsarse hasta en 4%.

Para Ignacio Martínez Cortés, coordinador de LACEN-UNAM, el éxito de los primeros proyectos podrían derivar en un crecimiento del PIB de 1.7% para el 2020, sin embargo, considera que un reto será tener otras herramientas para activar la economía y el gobierno sí logre este año llegar a su meta de ingresos. "De lo contrario, no llegará a buen puerto este plan", señaló el especialista, que recuerda que se requiere el 57% de lo pronosticado para ese año en IVA e ISR.

Por su parte, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) considera que este anuncio será positivo en principio, pues, en su opinión, se trata de proyectos "realistas", es decir, que el gobierno tendrá capacidad de terminar y no heredar al siguiente gobierno.

Sin embargo, advierte que el proyecto "queda chico" para las necesidades del país. "Es positivo, pero estas obras que van a generar cierto impacto en el crecimiento, por la dimensión de recursos que se han planteado, tendrán impacto marginal, porque lo que todo el proyecto significa solo un punto del PIB. Muestra que todavía es necesario generar un impulso mucho más ambicioso en la generación de infraestructura", consideró.

El analista estima que el gobierno se ajustó a la restricción financiera para planear estos proyectos. "Pero el país tiene requerimientos en infraestructura general muy grandes que requerirían el doble de estos recursos. Me parece que el gobierno está priorizando lo que considera que es financieramente alcanzable", advirtió. 

Presupuesto 2020: la inversión física vuelve a quedar rezagada y estaría 6% debajo del 2019

De acuerdo con el documento al que LPO tuvo acceso, el plan total consta de 62 proyectos con una inversión calculada en 258 mil millones de pesos. En su primera etapa, la inversión privada 158,573 millones de pesos en 15 proyectos de inmediata ejecución. Los montos más importantes en esta etapa están destinados a telecomunicaciones y a refinerías.

Para el 2020 el gobierno planea echar a andar otros 33 proyectos que aún requieren de la resolución de sus factibilidades. En este caso la inversión es por 78,356 millones. Para el 2021 restarían 14 proyectos que requieren una mayor preparación para su ejecución. Estos implican una inversión por 21,356 millones. En ambos casos estaría por definirse el tipo de inversión.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.