España
Los independistas catalanes se vuelven claves para que España tenga gobierno
Tras el acuerdo con Podemos, el presidente Sánchez negocia con ERC para lograr mayoría.

 Los independistas catalanes otra vez son la pieza clave de las negociaciones para que España tenga gobierno. Tras el acuerdo entre el PSOE y Podemos que definió el reparto de los ministerios, ahora Pedro Sánchez negocia con el partido Esquerra Republicana de Catalunya para tener los votos y ser investido presidente.

ERC es la fuerza mayoritaria entre los catalanes y uno de los promotores de la fallida independencia. De hecho, su líder Oriol Junqueras está preso por el proceso que terminó con la declaración unilateral de la independencia en 2017. No obstante, Junqueras dio el visto bueno para que avancen las negociaciones con Sánchez.

Lo que negocia Sánchez con los catalanes es la abstención cuando se vote la conformación del gobierno. En la primera votación se necesita mayoría absoluta para que el líder del PSOE sea investido presidente, un número imposible de obtener. Pero en la segunda votación será presidente con mayoría simple, para lo que necesita la abstención del ERC y otras fuerzas menores.

Las fuerzas de derecha ya anunciaron que no se abstendrán y que votarán en contra del acuerdo entre PSOE y Podemos en las dos instancias. Pese a algún amague de ir en ese sentido, finalmente el Partido Popular y Ciudadanos anunciaron que no lo harán por temor a seguir perdiendo votos a manos de la ultraderecha de Vox.

El acuerdo Sánchez-Podemos obtiene un rotundo apoyo de los militantes socialistas

Todo indica que las negociaciones con ERC están avanzando y que antes de Navidad habrá gobierno conformado. La duda que genera esto es hasta dónde llegan los acuerdos de Sánchez con los independentistas catalanes y qué cedió Sánchez a Junqueras para que éste diera la orden de avanzar.

Esto genera cierto temor porque la única forma de que los catalanes avalen el acuerdo PSOE-Podemos es que logren algún tipo de promesa sobre sus reivindicaciones, que son la independencia y la libertad de los presos del proceso independentista. Sánchez asegura que no comprometerá la integridad territorial de España.

Aun así el presidente encargado tuvo que calmar a dirigentes territoriales del PSOE, intranquilos por las negociaciones con los separatistas. Según reveló LPO España, el líder socialista se encargó esta semana de llamar a los "barones" para pedirles confianza en que el acuerdo no tendrá concesiones sobre la independencia.

En el PSOE también hubo quejas porque Sánchez aceptó que en la mesa negociadora participe Josep María Jové, un imputado por el "procés" y quien fuera considerado el "arquitecto" del referéndum independentista del 1 de octubre de 2017. Jové fue el número dos de Junqueras y uno de los principales promotores de la Declaración Unilateral de Independencia, por lo que fue detenido

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.