Petróleo
Por fallas en la legislación, fracasaron las rondas petroleras de Bolsonaro
El mercado dice que los términos establecidos no eran claros y otorgaban muchos derechos a Petrobras. La lección.

 Este noviembre Brasil ofertó nueve áreas en aguas profundas. El mercado lo anticipaba como la mayor licitación petrolera del país, pero el resultado distó estrepitosamente de lo esperado. Dicho por las voces del sector: fue un total fracaso. Como sea, esta experiencia deja una dura lección en cuanto a la importancia de establecer reglas claras en este tipo de proyectos.

Empresas como ExxonMobil, Shell y CNOOC llegaron a Río de Janeiro en la primera semana de noviembre para participar en los dos días de licitaciones que el gobierno de Jair Bolsonaro abrió para el sector privado, bajo el objetivo de catapultar la industria petrolera brasileña entre los más grandes del mundo.

La expectativa era que el gobierno brasileño obtuviera 25 mil millones en derechos de licencia y decenas de miles de millones más en compensación de producción, y así, alentar la economía del país. Sin embargo, las grandes petroleras al final no participaron en la mayoría de las ofertas, que permanecieron desiertas.

El real continúa su devaluación y llega a su valor más bajo en 25 años

Para el primer día en que se licitaron cuatro de los campos más grandes con reservas cuantificadas, y que eran las estrellas de ambas licitaciones, solo dos campos se asignaron y por debajo de las condiciones establecidas, en tanto que los otros dos quedaron desiertos.

El segundo día la historia se repitió. Se trataban de campos que generaban menor interés y de cinco bloques que se ofrecieron, solo uno fue licitado. Quedó en manos de la empresa petrolera estatal junto a la china CNOOC, misma que se quedó con los dos bloques del día anterior y por los cuales pagarían hasta 30% menos de la recaudación prevista por el gobierno.

Jugadores del sector en México analizaron la situación de Brasil y afirman que este fracaso se debió principalmente a la falta de reglas claras para el sector. Por un lado, porque los términos establecidos por el regulador energético en Brasil fueron poco claros para los privados petroleros; por el otro, porque afirman que se otorgaron muchos derechos a Petrobras.

Y es que una de las reglas fue que la petrolera estatal debía ir en asociación con un privado, sin embargo, alegan que los términos de las asociaciones nunca fueron establecidos sino que se aclararían una vez que se otorgaran los campos.

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guede.

"Queda de muestra que para la industria, aun cuando hay campos muy ricos en términos del recurso que hay, si no se hacen reglas claras no vas a tener éxito", dicen jugadores del sector en diálogo con LPO al analizar la situación brasileña.

El fracaso de estas rondas contribuyó en el desplome de la divisa brasileña, el real, que este martes tocó su nivel más bajo en 25 años, cotizando en 4.26 reales por dólar. La devaluación se pronunció este día luego de que el ministro Paulo Guedes declarara desde Washington que "había que acostumbrarse a un dólar alto". Agregó también que este nivel en el tipo de cambio no estaba causando inflación.

El presidente Bolsonaro tuvo que salir a remarcar que él prefiere que la cotización baje. De todos modos, aclaró que Guedes es quien maneja la economía y que el incremento del dólar "tiene pros y contras".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.