Plan de Infraestructura
Exclusivo: AMLO quitó a último momento las obras de energía del Plan de Infraestructura
Discusión con el sector privado detrás de los errores en la aritmética del plan. Proyectos por más de $148 mil millones entraron en pausa.

La presentación del Plan de Infraestructura dejó varios cabos sueltos, en una presentación que careció de los detalles finos de las obras: desaparecieron los proyectos energéticos y se observó un error aritmético al no cuadrar los 859,022 millones de pesos en inversión anunciados con el desglose por sector de las obras del documento final.

Era de llamar la atención que, en un proyecto tan anunciado por el gobierno por su potencial para reactivar la economía, fueron en realidad pocos los datos que se arrojaron. Más desconcertante fue que, en el documento oficial difundido, las cuentas arrojaban una cifra por 710,482 millones de pesos, es decir, faltaban 148,540 millones.

El Plan de Infraestructura arrancará con 147 proyectos y una inversión por casi USD 43,000 millones

Ese rompecabezas tomó más sentido cuando, hacia mediodía, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) también difundió el documento del acuerdo, pero discrepaba al primero: aquí sí se sumaban los proyectos de Energía y Energía Eléctrica.

Resulta que por los proyectos contemplados para este sector, 84,980 millones y 63,560, respectivamente, suman los más de 148 mil millones que faltaban en el documento anterior. Aunque ya, al hacer el enlistado de cada obra, tampoco hicieron cuenta de ningún proyecto energético.

LPO, que tuvo acceso al borrador del proyecto, informó que había proyectos para este sector que serían financiados en su totalidad por la IP, pero esta mañana de martes, al presentar el plan, Alfonso Romo informó que no se contemplaba ningún plan de esta índole: "Esos se trabajarán de manera independiente a petición del presidente. Durante enero se comentará la fecha para presentar algo más concreto en estos dos campos", dijo.

Cuadro 1 corresponde a la presentación de Gobierno. Cuadro 2 pertenece al CCE

LPO comprobó, por fuentes cercanas a Palacio Nacional, que de último momento estos proyectos fueron desechados. Se trataba de nueve obras que los privados buscaban impulsar con su capital. En el borrador al que esta redacción tuvo acceso, ya se impulsaban cuatro, que sumaban una inversión por 35,640 millones.

Se trataba de una terminal de importación de Etano conectado a los complejos petroquímicos de Pemex y Barskemidesa, por 3,200 millones. También empujaban la rehabilitación de las instalaciones de almacenamiento de combustóleo de la CFE en Rosarito e implicaba una inversión por 3,200 millones.

Los otros dos proyectos significaban la construcción de una central de generación de ciclo combinado por 18,000 millones y la construcción de tres centrales de generación en Durango, Aguascalientes y Guadalajara, por 11,240 millones. Los cuatro proyectos se contemplaban para 2020.

Pero a último momento, López Obrador decidió dejarlos fuera. Fuentes cercanas a las empresas productivas del Estado consideran que muy probablemente, el aplazamiento de estos proyectos se debe a que aún están trabados los acuerdos con los privados.

Las tensiones entre el sector privado y las autoridades encargados del proyecto energético en el país no son nuevas, basta recordar que se eliminó, de momento, cualquier asociación entre privados y Pemex para la producción petrolera, y los conflictos entre Manuel Bartlett y las empresas constructoras de gasoductos.

Pero algunas de estas fuentes, que prefieren el anonimato, recuerdan a LPO que no hay una cerrazón total al capital privado. Por ejemplo, en el caso de las instalaciones de almacenamiento de combustóleo, en Rosarito, afirman que desde hace tiempo están en negociaciones ya con un privado para desarrollar su rehabilitación.

Exclusivo: los detalles de los 62 proyectos de AMLO para su Plan de Infraestructura

De hecho, el anteproyecto especificaba que faltaba el acuerdo con la CFE para reestructurar el esquema de negocio del proyecto y el uso de instalaciones de la empresa eléctrica. Otra traba, explica la misma fuente, es que se estableció que el 46% de la generación eléctrica debería estar en manos de privados y el resto del Estado, por lo que quizá también se está evaluando no asignar más proyectos de los deseados a la IP.

En cuanto a la terminal de importación de etanol, que se conecta a los complejos petroquímicos de Pemex, cuya planta está ubicada en Veracruz, también se estableció al inicio de esta administración, que toda la parte de petroquímicos quedaría en manos de privados. De acuerdo con el documento, faltaba la definición de la petrolera por el uso del predio. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.