Gobierno
A un año de Gobierno, AMLO reveló que la 4T ha pasado por cinco crisis
En el listado del presidente no incluyó el tema económico. Los aspectos positivos y pendientes.

En unos días, Andrés Manuel López Obrador cumplirá un año al frente del gobierno mexicano y ya tiene clara una evaluación sobre la llegada de la 4T: reconoce cinco crisis, un pendiente y aspectos positivos. Destaca que en su análisis deja fuera todo aspecto económico.

"Yo estoy muy optimista", declaró el presidente desde Palacio Nacional, luego de anunciar la convocatoria para el próximo domingo en el Zócalo. "No hemos tenido problemas graves, afortunadamente. Hemos pasado por momentos difíciles, pero no muchos", analiza.

AMLO evita hablar sobre las declaraciones de Trump: "Solo decir no al intervencionismo"

El primer momento de crisis que enumera se refiere a la explosión en Hidalgo, la cual avivó el debate sobre el combate al huachicol, con el cual arrancó el gobierno. El incidente dejó un saldo de 137 personas muertas. "Es el más doloroso de todos", dijo.

En segundo lugar, mencionó la amenaza por parte de Estados Unidos de imponer aranceles a los productos mexicanos. "Afortunadamente cumplimos con los compromisos y salimos bien", dijo. Y es que la condición que puse el gobierno de Donald Trump, para no imponer este gravamen que iría aumentando progresivamente, era reducir el flujo migratorio que atraviesa por México, principalmente con orígenes centroamericanos.

El tercer momento fue la "breve guerra" que se desató en Culiacán tras el operativo fallido para capturar al hijo de Joaquín Guzmán Loera.

Pidiendo ayuda de la prensa presente en su conferencia matutina, recordó también la trágica muerte de mujeres y niños miembros de la familia LeBarón. En ese sentido aseguró que están trabajado para esclarecer los hechos y que haya justicia. En quinto lugar, se refirió al asilo que se le dio al expresidente de Bolivia, Evo Morales, un tema que también fue sugerido desde la prensa.

Tras enumerar estos hechos, López Obrador volvió a reconocer que la asignatura pendiente es la inseguridad y la violencia. En ese sentido, admitió: "Sí tenemos responsabilidad sobre eso, pero no somos culpables" y es que dijo que cuando llegó a la presidencia ya estaban ahí las bandas criminales. "No aparecieron a partir del 1° de diciembre", sostuvo.

En este balance también consideró que existen elementos positivos. Entre ellos, aseguró que desde el Zócalo va a recordar que solo necesitará un año más para dejar sentadas las bases de su transformación.

Insistió que los elementos para considerar que ya está ocurriendo este propósito son las reformas que ya se han hecho a la Constitución. "Ya podemos hablar de un nuevo marco legal". Afirmó también que el pueblo "no ha perdido las esperanzas, no hay decepción, por el contrario, hay entusiasmo y felicidad".

"No hay el crecimiento que quisiéramos"

Pero entre los problemas y logros durante su primer año administrativo no figura ningún tema económico, a pesar de la fuerte discusión que suscitó en el mercado los últimos datos del INEGI sobre el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) al tercer trimestre del año.

El dato indicutible es que la economía se encuentra estancada. La variación del crecimiento en los primeros meses de este año, frente al mismo periodo de 2018 es de 0.0%. Además, se mostraron ya dos trimestres a la baja, por lo que algunos analistas consideraron que ya se trata de una "recesión técnica".

López Obrador no se mete en ese debate. Lejos de eso, insiste que "vamos bien porque ya no solo es medir un parámetro". Entonces enlista otros indicadores como el incremento del empleo, la fortaleza del peso, que el consumo esté creciendo.

"¿Cómo puede estar pasando si hay recesión?", respondió al ser cuestionado sobre ese debate. Consideró que el consumo está creciendo porque "se está invirtiendo más, le está llenado más apoyo a la gente, ya sea por lo que hace el gobierno o el incremento en remesas. Está incrementado el comercio exterior, la Inversión Extranjera Directa (IED). Tenemos otros indicadores".

Slim no quiso opinar sobre los reportes de recesión técnica: "No sé qué significa eso"

Aunque sí reconoce: "No hay el crecimiento que quisiéramos, pero hay una mejor distribución de los ingresos, hay bienestar. Poco a poco va y va a ir poco a poco incrementándose el crecimiento de la economía".

A inicios de su gestión, el presidente apostaba con el mercado a que este año se crecería 2%. A mediados del 2019 el discurso fue cambiando: su foco ya no era el crecimiento, sino una mejor distribución y el desarrollo social. Desde Hacienda también se desinfló la apuesta hacia un 1% y en la actualidad el mercado ya discuta que, en todo el año, la economía mexicana pueda reflejar algún crecimiento frente a 2018.

El último ajuste fue del Fondo Monetario Internacional (FMI), que recortó a 0.0% su pronóstico desde 0.4%. La Cepal también recortó este mes su pronóstico a 0.2% y la última encuesta de Citibanamex espera que sea de 0.1%. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.