Mercados
Moody's ve viable que el Plan de Infraestructura restaure la confianza del mercado
Además, podría mejorar las perspectivas para la economía si se implementa efectivamente. Pero critica el recorte a proyectos energéticos.

 Para la calificadora Moody's el Plan Nacional de Infraestructura no está exento de riesgos en su ejecución, no obstante, su buena implementación puede ser una oportunidad para este gobierno de restaurar la confianza en el mercado y mejorar las perspectivas sobre crecimiento económico.

En el análisis de la calificadora, el programa resulta positivo pues es la posibilidad de compensar parcialmente la lenta actividad en los débiles sectores de infraestructura y construcción de México. Ambos rubros han contribuido en el estancamiento de la industria, factor que ayuda a explicar el nulo crecimiento del PIB.

Exclusivo: AMLO quitó a último momento las obras de energía del Plan de Infraestructura

Bajo la expectativa de que las primeras obras se implementen en 2020, los especialistas dicen que si se implementa de manera oportuna y efectiva "podría contribuir a mejorar el sentimiento negativo de los inversores que ha prevalecido en el sector privado durante el último año". Y es que señala que las industrias de construcción e infraestructura son contribuyentes materiales del PIB de México y tienen efectos indirectos en otros sectores económicos.

Pero el programa también genera algunas críticas. Por un lado, señalan que algunos de los planes de gastos de capital del sector privado ya incluían algunas inversiones anunciadas en el plan.

Por otro, critican que no proporcione detalles sobre proyectos de energía, que según el jefe de Gabinete, Alfonso Romo, se anunciará hacia enero la ruta de estas obras que, por mandato del presidente, fueron analizadas de manera separada.

Para la calificadora esta decisión es preocupante pues recuerdan que este sector ha sido uno de los más afectados de la administración de López Obrador "y continúa en fase de incertidumbre material", afirmó.

Algunas de las decisiones que no han sido bien recibidas por la agencia son la cancelación por parte del gobierno de una subasta de generación renovable a largo plazo -originalmente prevista para fines de 2018- la cancelación de dos procesos clave de licitación de proyectos de transmisión de electricidad, además del cambio en la legislación sobre los certificados de energía limpia (CEL).

En ese sentido, en el análisis de la calificadora se enfatiza que, el dejar fuera estos proyectos plantea dudas sobre una nueva cartera de proyectos renovables para 2021 y más allá (...) La evolución de la política federal hace que las perspectivas para futuros proyectos sean menos seguras a partir de 2021".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.