Nuevo León
El Diablo Fernández cierra filas con Guajardo y apoyará su candidatura en Nuevo León
Desaire a Salazar. Cambio de estrategia respecto al 2015. Los acuerdos PRI-PAN.

 José Antonio Fernández, titular de Femsa y del Tec de Monterrey, determinó en una reunión con algunos de sus directivos que apoyará a Ildefonso Guajardo en su plan de ser gobernador de Nuevo León en 2021. Según pudo conocer LPO, fue una definición biunívoca  y lo ubica como una de las primeras figuras del Grupo de los 10 en decantarse por el ex secretario de Economía.

El "Diablo" cree que es la figura más preparada para conducir el Estado aunque es consciente de la complejidad que tendría candidatearlo desde el PRI. Semanas atrás Guajardo deslizó en un encuentro con sus colaboradores que no descartaba un cambio de partido en el mediano plazo.

Definiciones que explican factores del pasado y del futuro. Fernández fue el gran apoyo empresarial de Jaime Rodríguez Calderón en 2015 para superar al PRI y al PAN. Además fue al articulador para que el entonces candidato independiente tuviera un fuerte respaldo de Grupo Reforma,que implicó el ingreso de Fernando Elizondo al armado ganador. Sociedades que se desgataron en el transcurso del tiempo y con la caída en la imagen del ejecutivo estatal.

Ese antecedente refleja que ahora el empresario se interesa por un perfil diametralmente opuesto. Guajardo no es una figura popular como El Bronco, siempre ha sido un técnico y no tiene grandes atractivos electorales más que su imagen de seriedad. 

También debe leerse esa inclinación como un desaire al proyecto de Carlos Salazar Lomelí, que es una figura de plena confianza de Eva Gonda, la dueña de la compañía. Fernández no está en contra de esa opción pero cuando se le pregunta solo atina a responder que el CCE no es una buena plataforma para construir una candidatura a gobernador.

La opción de Guajardo interesa en el resto del empresariado pero viene acompañada de una tesis a considerar: circula la idea de que en realidad Guajardo es un perfil ideal para un acuerdo PRI-PAN en la dinámica de que ambos partidos trabajarán juntos para sostener posiciones de poder en un acuerdo que incluya que el candidato ganador para la gobernatura sería panista. O sea,  según esta lógica, Guajardo, sería una opción para perder. 





Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.