Petroleras
El traspié de Saudi Aramco desalienta una posible salida de Pemex a la Bolsa
El valor de la petrolera saudí quedará por debajo de lo estimado y los retos que enfrentó podrían replicarse para la mexicana.

Varios actores del sector energético han coqueteado con la idea de que Pemex cotice en el mercado bursátil, pero la reciente experiencia de la empresa Saudí Aramco, hace espejo del resultado que podría obtener la mexicana, de sus retos y complicaciones.

Este jueves será su debut en la bolsa de valores de Ryad pero su valor quedó muy por debajo de lo estimado por el príncipe Mohammad bin Salman, que fue por cerca de 2 billones de dólares. Ya en el arranque del proceso de colocación el mercado estimó que sería más bien cercano al billón.

El proceso de inscripción cerró el pasado 28 de noviembre con la venta de 12,600 millones de dólares, que significan poco más del 0.5% de las acciones de la empresa.

Las pérdidas de Pemex aumentan a casi $88 mil millones, pero logra reducir su deuda La salida a Bolsa de esta gigante petrolera se vio entorpecida por los bajos precios del petróleo, la crisis climática y el riesgo geopolítico, elementos que resultaban como atractivos para los accionistas de comprar una participación de la privatización parcial de Saudi Aramco.

Pero también la golpearon otros factores que hacen recordar los retos que enfrentaría Pemex de querer salir al mercado bursátil. Por ejemplo, esta empresa también ha sido acusada de falta de transparencia en su gobernanza, un problema ardiente durante pasadas administraciones en el caso mexicano y que Octavio Romo aún tiene que demostrar que ha dejado atrás.

Otro tema son los altos costos de producción y de operación que terminan golpeando a la petrolera. En el caso de la mexicana, la alta deuda la impidió por años poder invertir en la producción petrolera, que fue cayendo estrepitosamente. Parte de ella está explicada por los pasivos laborales.

 Aramco también sufrió problemas de seguridad. En agosto, la empresa sufrió de un ataque en su corazón refinero, lo cual tuvo secuelas en el sector energético a nivel global, impactando en los precios del crudo.

Por su parte, Pemex sufrió recientemente un ataque digital de piratas cibernéticos al sistema de la petrolera. De acuerdo con la propia secretaria de Energía, Rocío Nahle, los hackers pedían hasta 5 millones de dólares.

La idea de que Pemex cotizara en Bolsa tomó fuerza a finales del sexenio pasado. El entonces comisionado de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda, instaló en un encuentro en Londres esta idea. El entonces director de Pemex, Carlos Treviño, la replicó. En su entender, era el único camino de sacar adelante a la endeudada petrolera, cuyos esfuerzos por asociarla con privados no fueron suficiente para reducir la crítica situación financiera.

Nahle aseguró que Pemex no pagará los USD 5 millones que exigen hackers

En tiempos de la transición de la administración peñista a la 4T, Octavio Romero coqueteaba con la idea de seguir el modelo chino, que tiene la particularidad de permitir que una parte de sus petroleras nacionales accedan a capital accionario.

Pero por ahora, la apuesta clara sigue siendo explorar campos someros con apoyo financiero del Estado, así como el reforzamiento de las refinerías. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.