España
Sánchez y los independentistas catalanes, cada vez más cerca de lograr un acuerdo
El gobernante PSOE y ERC anuncian avances en sus negociaciones y buscan "instrumentos para encauzar el conflicto político" en Cataluña.

 El Partido Socialista se encamina a investir a Pedro Sánchez con el apoyo de ERC, tras comprometerse a buscar "instrumentos para encauzar el conflicto político" en Cataluña en su tercera reunión oficial con los republicanos -más allá de las reuniones secretas que han salido a la luz-. En este último encuentro, celebrado en las afueras de Barcelona, ambas fuerzas han constatado "avances", según han difundido en un comunicado conjunto.

Los socialistas José Luis Ábalos, Adriana Lastra y Salvador Illa han acudido este martes a la Ciudad Condal para la reunión, que empezó a las 10 de la mañana y duró casi tres horas. Sin embargo, los partidos ocultaron la hora de inicio bajo pretexto de no alentar las protestas y convocaron a la prensa a las 12 del mediodía, cuando la reunión estaba a punto de finalizar. Por parte de los republicanos acudieron, como en las anteriores reuniones, Marta Vilalta, Gabriel Rufián y Josep Maria Jové.

España podría tener un nuevo Gobierno antes de fin de año

El hecho de que se haya producido en Barcelona supone una cesión a los republicanos, que habían pedido este gesto en anteriores encuentros. Si en la última reunión los socialistas aceptaron emplear la expresión de "conflicto político" para lo que en campaña tildaban de "crisis", ahora exploran las fórmulas para satisfacer la exigencia de ERC de formar una mesa de negociación para hablar sobre autodeterminación.

El secretismo ha sido máximo en este encuentro, que se celebró en la sede del Área Metropolitana de Barcelona, en la Zona Franca de la ciudad, un lugar alejado a las afueras del que salieron sin hacer declaraciones y donde tampoco había habilitado un lugar para la prensa. Como ocurrió en las últimas dos reuniones, las formaciones han evitado comparecer ante la prensa y la única información es la enviada a través de los comunicados conjuntos. En el caso de ERC, estaba enlazado por un lazo amarillo, símbolo de apoyo a los dirigentes encarcelados por el referéndum ilegal del 1-O.

Presiones 'ambientales'

El secretismo en las reuniones coincide con las presiones que reciben desde ambos lados los socialistas y los republicanos para no reblandecer sus posiciones. Los barones del PSOE contrarios al acercamiento con ERC ya han anunciado que no permitirán "privilegios", como remarcó en las pasadas Emiliano García-Page tras las declaraciones sobre las "ocho naciones" de Miquel Iceta, que concretó en una entrevista en La Razón a partir de los estatutos de autonomía que definían a dichos territorios como "nacionalidades".

Por otro lado, JxCat insiste en que cualquier pacto necesita de su apoyo para poder tirar adelante. La formación de Carles Puigdemont teme quedarse fuera de las negociaciones y por eso Eduard Pujol ha anunciado esta mañana en el Parlament que retiran la moción a favor de la autodeterminación que iban a presentar para el próximo pleno. En rueda de prensa, el diputado ha asegurado que "este debate podría malinterpretarse y usado por el PSOE para no tener una actitud positiva en las negociaciones". Laura Borràs, por su parte, ha asegurado que su actitud no es la del "bloqueo", por lo que consideran oportuno realizar este gesto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.