Seguridad
El impeachment contra Trump aceleró la captura de García Luna, que era investigado desde 2001
Así consta en la acusación de la fiscalía de NY. El Gobierno de AMLO no conocía de antemano los planes de detención. La tesis en Washington.

 El acto de detención contra Genaro García Luna, que lleva la firma del fiscal Richard Donoghue, y a la cual LPO tuvo acceso, señala que las acciones de seguimiento sobre el ex hombre fuerte del calderonismo comenzaron en enero del 2001, en el primer mandato de George W. Bush y cuando en México gobernaba Vicente Fox.

Todavía no había ocurrido la caída de las Torres Gemelas y Bush tenía una relación de absoluta cercanía con el primer presidente panista. García Luna dirigía la Agencia Federal de Investigación con fuerte apoyo del FBI.

Un expediente conformado por casi 20 años a lo largo de los cuáles la DEA vigiló las operaciones comerciales de García Luna en Miami y Dallas -daba asesoría en Seguridad para particulares y empresas-, incluso cuando se permitía la audacia, en 2012, de condecorar a García Luna por su aporte a la lucha antinarco.

El golpe de gracia contra el ahora detenido fue cuando, a mediados del 2018, intentó nacionalizarse estadounidense. Ese tramite demanda una declaración jurada donde se admite no haber cometido ciertos delitos entre medianos y graves. García Luna hizo esa declaración y así selló su suerte. 

Detienen a García Luna en EU por presuntos vínculos con el narco

El momento elegido para la captura motiva diversas especulaciones pero el staff de la embajada mexicana en Washington maneja la tesis de que en realidad la detención es consecuencia del inminente impeachment que afrontará Donald Trump por la trama ucraniana.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no tuvo anticipación alguna de lo ocurrido y cuando todas las energías están puestas en el T-MEC, Trump avanzó con una detención que va a capitalizar al extremo, con sus etiquetas predilectas: crimen organizado, narcos y México.

En este sentido, la detención de García Luna es el premio consuelo de la fallida captura a Ovidio Guzmán. Es un golpe al sistema de poder mexicano: García Luna es una figura con fuertes conexiones en el establishment político y empresarial. Por estas horas, algunos de los hombres más rutilantes del país ordenan revisar toda huella de sus contactos con quien en unas horas terminará detenido en una cárcel en Nueva York. La misma en la que terminó Joaquín Guzmán Loera.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.