Nuevo León
Colosio asume la operación política de MC en Monterrey pero demora su destape
La tensiones de Basave con Delgado. Las limitaciones en el Congreso. García necesita dos candidatos de peso.

 En el mundo ideal del senador Samuel García Sepúlveda, el será candidato a la gobernatura de Nuevo León de 2021 acompañado por Miguel Treviño en San Pedro Garza García y Luis Donaldo Colosio en Monterrey. Este plano se acercó un poco más a la realidad hoy domingo con el anuncio de que el diputado local queda a cargo de la operación de MC en la capital estatal. Un giro calculado, un destape que no termino de serlo.

García necesita dos candidaturas fuertes en donde tiene su mayor caudal electoral porque a diferencia del 2018, esta vez los acuerdos con PRI y PAN serán más complejos de alcanzar. En el pasado turno electoral Zeferini Salgado operó contra Víctor Fuentes mientras que el PRI saboteo la campaña de Jorge Mendoza. El ganador de esos conflictos fue el actual puntero en la encuestas que tuvo para esas negociaciones el apoyo crucial de Dante Delgado, que requería de sus votos para entrar al Senado como plurinominal.

Con ese escenario ahora más difuso, García necesita jugadores de peso en municipios clave de la ziona metropolitana. Negociará con Treviño para que sea candidato naranja a la reelección sampetrina pero de ambas esquinas avisan que va a ser una conversación muy compleja y por eso MC tiene "Plan B" y comienza a buscar posibles candidatos en el municipio más rico del país. Simplemente García quiere una serie de concesiones y lugares que Treviño no quiere ceder.

En Monterrey la situación es igual de compleja porque Colosio está muy por encima en los sondeos pero en privado expresa fuertes dudas sobre una eventual nominación. Por momentos considera que debe saltar a la arena nacional y ser diputado federal, idea que también lo seduce.

La complicación de fondo es que la relación de Agustín Basave, escudero permanente de Colosio, con Delgado se ha deteriorado. Existe un conflicto de recursos entre la sede central y la dirigencia estatal y además cerca de Delgado hay actores como Jorge Mainez que es muy crítico de la operación política de Basave. A su vez este último solo ve en Mainez al típico arribista de la política. 

También hay cuestiones más propias de la política agonal donde Colosio suele encontrar límites. Es una figura de altísima aceptación pública pero en el Congreso local no ha conseguido ningún logro rutilante al frente de la bancada naranja y no parece ser un líder político. Basta con entender las terminales de poder de sus diputados:  Horacio Tejerina está más alineado con Delgado que con su coordinador, Karina Barrón con Francisco Cienfuegos y Mariela Zaldivar con el despacho de Fernando Elizondo. Una falta de cohesión que es también un síntoma a analizar si el coordinador juega por la alcaldía regia.




Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.