Iniciativas
Con la bancada fracturada, Napoleón ahora dice que no quiere prohibir el outsourcing
Dice que solo busca volverlo una práctica "ética". El llamado de Alcalde de no caer en la "trampa" y la resistencia empresarial.

La intención de Napoleón Gómez Urrutia de ir contra el outsourcing sigue su curso en el Congreso. Este miércoles afirmó que no busca su eliminación, pero sí insistió en su regulación, apelando principalmente a la mejora de los derechos laborales, por lo que hoy se realizó el segundo Pleno abierto para discutir su proyecto de dictamen.

El encuentro reunió a autoridades del gobierno federal, legisladores, abogados, empresarios y otros participantes e interesados en el tema. Los representantes de la 4T argumentaron que estaban solo en contra del outsourcing ilegal y la intención es mejorar la iniciativa ya aprobada el año pasado.

Martí quiere dar el golpe de knockout a Napoleón: ya opera para quitarle la Comisión de Trabajo del Senado

Hay que recordar que en noviembre LPO relató que el presidente López Obrador le comunicó al senador que no podía seguir impulsando estas leyes hasta nuevo aviso, en un momento de máxima tensión con el grupo empresarial.

Y aunque unas semanas después parecía que la iniciativa pasaba con apresurado paso en Comisiones, Ricardo Monreal puso inmediato freno, argumentando que debía analizarse en el Parlamento Abierto. López Obrador puso una traba más: pidió que antes de la discusión se abriera una consulta en la cual se involucrara a todos los sectores, incluyendo a patrones y empresarios.

Bajo esta nueva posibilidad, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) avisó que alistarían una propuesta. "Estamos de acuerdo en regularizar a los outsourcing, pero no en que se criminalice a todo el sector", dijo entonces Carlos Salazar.

Y este miércoles -único en que se llevará a cabo este Parlamento-, Gómez Urrutia no cede. Y aunque aseguró que es incorrecto decir que está buscando prohibir la figura de subcontratación, pues reconoció que "es innegable que esa figura es necesaria para el desarrollo de algunas actividades y funciones muy específicas que algunas empresas llevan a cabo", si insiste en su regulación.

Criticó que en México se ha llevado esta figura de manera "laxa e indiscriminada", lo que ha producido precariedad laboral y bajos salarios, así como la pérdida de derechos laborales y de seguridad social. "No voy a generalizar, pero un sin número de empresas ha desvirtuado su razón de ser convirtiéndose en un medio de explotación laboral para los trabajadores, además de incumplir con sus obligaciones fiscales, obteniendo ganancias millonarias a la Hacienda Pública", acusó.

Por eso, aseguró que la intención de su propuesta era la de revisar a fondo la subcontratación y eliminar aquella que se lleve a cabo de manera ilegal y generar una legislación "que implique robustecer la actividad de la subcontratación 100% correcta, ética y legal".

Entre las principales propuestas es que se garantice el pago de las contribuciones en materia de seguridad social para trabajadores, que se generen normas necesarias para la certificación de las empresas contratistas y un sistema de verificación y registro de empresas.

Por su parte, Luisa María Alcalde, secretaria de Trabajo y Prevención Social comparó la subcontratación laboral con el colesterol: "Hay del bueno y del malo". Ahí, hizo un llamado para "no caer en la trampa" pues estas empresas muchas veces no cumplen con los requerimientos mínimos de la ley.

En ese sentido acusó que en el sexenio anterior las autoridades "se hicieron de la vista gorda" y no hubo ninguna inspección en la materia por parte de la dependencia. Es por eso que se integró un equipo de trabajo que incluye al IMSS, al SAT, a la Fiscalía, a la Unidad de Inteligencia Financiara.

Por su parte, Santiago Nieto afirmó que lo que se busca es poder decir "que la fiesta se acabó", aunque aseguró que la propuesta no busca "criminalizar" a todos los empresarios de este sector.

Diputados del PT insisten en eliminar outsourcing a nivel nacional

Sin embargo, la queja de los empresarios continúa. Hoy, la queja provino de la Coparmex, que alegó que aunque los senadores dicen que quienes utilizan estos esquemas crean empresas fantasmas y luego las llevan a convertirse en empresas que facturan situaciones inexistentes o servicios no recibidos, y luego que estas mismas generan empresas de outsourcing, "no todas las empresas de contratación por outsourcing están ligadas a estas conductas y es donde creemos que deben hacerse una diferenciación clara de que ya existen las leyes que regulan y que tipifican en este tipo de conductas", dijo Armando Guajardo, presidente de la Comisión Nacional Laboral de Coparmex.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.