Política
Podemos logró que Sánchez tome distancia de Guaidó y abrió una crisis de gabinete
El presidente esquivó una directriz de la Cancillería para denominarlo "presidente encargado" y lo llamó "jefe de la oposición de Venezuela".

Un año después de reconocer a Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela, Pedro Sánchez lo ha calificado este miércoles como "líder de la oposición", al responder, en la sesión de control al Gobierno, a una pregunta del líder de Vox Santiago Abascal sobre la reunión de José Luis Ábalos con la vicepresidenta de Maduro. Un cambio de discurso que ha sorprendido a propios y extraños y que ha cargado de munición extra a todos los partidos de la oposición, que han atacado con contundencia al jefe del Ejecutivo.

El líder del PSOE, de hecho, esquivó las directrices que el Ministerio de Asuntos Exteriores da a todos sus altos cargos para referirse al político venezolano. La propia ministra, Arancha González Laya, se refirió a Guaidó, en una reciente entrevista, como "presidente encargado" de Venezuela. Por todo ello, miembros relevantes del Ejecutivo consultados por LPO reconocen haberse quedado desconcertados ante el discurso de Sánchez.

Guerra de ministros en el gabinete de Sánchez por la reunión con la vice de Maduro

En ese sentido, las fuentes aseguran que, con sus palabras, el presidente ha transmitido una "imagen errática" del Gobierno, con "cambios de criterio" sin sentido que, además, pueden suponer "conflictos diplomáticos" con "aliados potentes", como Estados Unidos. Toda una "temeridad" que, dentro del Ejecutivo, achacan a una persona en concreto: Pablo Iglesias.

El vicepresidente segundo, recuerdan altos cargos del Gobierno, "siempre se ha referido a Guaidó como líder de la oposición venezolana". Un término también empleado por otros integrantes de Unidas Podemos, como Irene Montero y Alberto Garzón. Ninguno de ellos, añaden, "ha reconocido nunca a Guaidó como presidente encargado. Y ahora que están en el Gobierno, Iglesias quiere que Sánchez tampoco lo haga".

Pedro Sánchez organizó una reunión secreta con la vice de Maduro en plena visita de Guaidó a Madrid

El presidente, añaden las fuentes consultadas, "ha cedido" ante las exigencias de su vicepresidente. Entre otras cosas, "porque es compatible ser líder de la oposición con ser presidente encargado". Pese a ello, advierten, "la comunidad internacional, y también España, ya ha reconocido a Guaidó como presidente encargado. Y jugar con esas cosas es peligroso".

Los cargos del Ejecutivo contactados añaden que "es bueno contentar y llevarse bien con tu socio de Gobierno, pero es aún mejor no enfadar a la comunidad internacional y a según qué países". Y Sánchez, con las declaraciones de este miércoles, "ha podido molestar a potentes aliados de España", en un discurso que es "un grave error diplomático". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.