EU 2020
Con Biden caído, Bloomberg gana fuerza como la opción del establishment demócrata
El ascenso de Sanders preocupa a los demócratas centristas, quienes no creen que Buttigieg o Klobuchar puedan brillar con las minorías. ¿Podrá Bloomberg triunfar en Super Tuesday?

 Las internas de Iowa y New Hampshire dejaron importantes sorpresas para el Partido Demócrata. El triunfo inesperado de Pete Buttigieg en el primer estado -de donde salió con 13 delegados- y su segunda posición en el segundo; el reposicionamiento de Bernie Sanders como virtual puntero en las encuestas tras su segundo lugar en Iowa y su triunfo en New Hampshire; y el terrible desempeño del exvicepresidente Joe Biden en ambos estados. También sorprendieron los buenos resultados de la senadora Amy Klobuchar en New Hampshire, donde quedó en tercera posición y fue la única otra candidata que se llevó delegados.

Pero los estados que vienen serán más complicados para Sanders y especialmente para Buttigieg, quien tiene números penosos de aprobación ante las poblaciones latina y afrodescendiente. Joe Biden, con todo y la tibieza que ha caracterizado a su campaña, sigue siendo el puntero para estas dos comunidades que en conjunto suman a 62 millones de votantes. El voto latino será decisivo para definir al futuro presidente de EU. En 2020, por primera vez los hispanos serán la minoría con más votantes en EU, rebasando a los afroamericanos con dos millones de votos.

Caucus de Iowa murió con un quejido

Sin embargo, con todo y su popularidad y "reconocimiento de nombre", los golpes que recibió el exvicepresidente podrían ser letales. LPO habló con dos especialistas e insiders de la política latina en EU quienes opinas que el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg es el nuevo Biden para este importante bloque de votantes.

Las encuestas más recientes relacionadas al voto latino indican que Donald Trump tiene menos del 30% de aprobación en esta comunidad, por lo que se podría pensar que el otro 70% apoyaría a quien sea que termine como el nominado del Partido Demócrata. La cosa es que los números de 2016 sugieren que el enemigo más difícil de conquistar para los demócratas que quieran seducir el voto latino no será Trump, sino el abstencionismo.

De acuerdo con algunos estudios, sólo el 40% de los hispanos que podían votar lo hicieron en 2016. Con todo y la impopularidad de Trump en este sector, lo que le dio la elección al presidente fue la impopularidad de Hillary. Los latinos están frustrados con el establishment demócrata. Ocho años de administración de Barack Obama no sólo no trajo una reforma migratoria integral, sino que terminó con tres millones de hispanos deportados debido a las políticas del mandatario. Y aunque Obama echó para atrás las órdenes de deportación cuando varias asociaciones de migrantes y de latinos le hicieron ver lo que estaba ocurriendo, el daño ya estaba hecho.

El otro problema que enfrentan los candidatos demócratas a la presidencia es -oh, ironía- la diversidad de este grupo poblacional. Los latinos de Miami no son los mismos que los de Texas. Los de ascendencia cubana y venezolana buscan cosas diferentes en su presidente que aquellos de origen mexicano. La palabra "social demócrata" evoca imágenes muy distintas para un inmigrante centroamericano o caribeño que para alguien que salió de ´México.

"Todos los candidatos demócratas tienen alguna desventaja con la comunidad hispana", me dice Albert Morales, director político de Latino Decisions, una de las consultoras de voto latino más importantes de EU. "Bernie, por ejemplo, echó abajo la propuesta de reforma migratoria integral de Bush en 2007. Su voto fue decisivo y él se opuso por un tema de garantías para los trabajadores estadounidenses".

Recuerda Morales que debido a la negativa de Bernie, 12 millones de inmigrantes en EU se quedaron en la irregularidad, y ya habrá un candidato que les recuerde a los hispanos que "por culpa de Bernie estamos como estamos. Los jóvenes de hoy no recuerdan porque estaban muy jóvenes, pero alguien lo va a hacer, ya sea en Texas, Florida, o Nuevo México".

En otro final cerrado, Sanders ganó New Hampshire ante un competitivo Buttigieg

Para Morales, una vez que llegue el Super Tuesday, cuando 14 estados votaran por el nominado presidencial demócrata, Michael Bloomberg podría sorprender a todos. Ese día, estados con poblaciones hispanas importantes saldrán a votar, entre ellos California, Colorado, y Texas, por lo que el magnate de los medios, quien presume una fortuna superior a los 61 mil millones de dólares, le está apostando fuerte al voto latino.

"Bloomberg entiende algo que pocos entienden: el inmigrante que viene a EU no le dice a su mamá que viene a ganar salario el mínimo", explica Morales. "Mi papá en los 60 veía a ser mayordomo, a administrar algo, a tener un negocio propio. Bloomberg entiende que la mayoría que los latinos no son socialistas, especialmente los colombianos, venezolanos, cubanos. Entiende que el inmigrante no quiere programas del gobierno, si no se quedarían en su país de origen. Él no habla tanto del salario mínimo, sino de la oportunidad de crecer, de crear oportunidades para los hispanos", dice el consultor electoral.

El empresario de El Paso, Texas y miembro del Partido Demócrata Ray Mancera, coincidió con el análisis de Morales.

"A mí me impresionó que Bloomberg vino a El Paso, Austin, San Antonio y varias ciudades importantes en Texas a hablar de los latinos", recuerda. "La mayoría de los hispanos estábamos con Biden hasta que perdió Iowa y New Hampshire, y los apoyábamos por su trayectoria, pero él nos dio por sentados a los latinos".

El empresario recuerda que es algo común con los políticos demócratas, que no le dan la importancia a los temas que son importantes para los latinos. "Vemos una posibilidad muy grande con Bloomberg. Bernie nunca ha tenido una relación con la comunidad latina, solo con los jóvenes, su enfoque está en los jóvenes de 18 a 27 años. No creo que su plataforma sea lo que buscamos como latinos", dice.

"Pete me parece interesante, pero no va a llegar a más. Les ha dado mucha visibilidad a los temas y nos gusta lo que dice. Los demás no hablan de los que nos interesa".

Morales señala que Bloomberg tiene fuertes posibilidades de convertirse en el puntero de los centristas del partido, por encima de Biden, Buttigieg, y Klobuchar.

"Nada más mira los tuits de Trump de hoy", señala el consultor, en referencia a los ataques que el presidente lanzó contra "mini Mike", acusándolo de ser un perdedor con dinero y sin energía. "Cuando veo la candidatura de Biden, cada día se va rezagando más y ese podría ser el error de Trump. Me acordé del error más grande de Alemania en la Segunda Guerra Mundial cuando invadió rusia en el invierno y se distrajo. Ahí perdió. Se puede decir que Trump concentró sus ataques en Biden y su hijo, pero ahora tiene que combatir con un billonario que si es billonario y que puede gastar los recursos que quiera".

El verano pasado Bloomberg declaró que no estaba interesado en buscar la presidencia, sin embargo, a finales de 2018 consideró que ningún demócrata se estaba elevando como un verdadero rival para el presidente, de ahí que hubiera decidido lanzarse al ruedo.

"Trump es peligroso, ojalá los demócratas hayamos aprendido la lección de 2016"

Para Mancera, el poder que concentran Iowa y New Hampshire es inmerecido. "No reflejan la diversidad poblacional de EU. Como demócratas estamos muy molestos porque quieren ser los primeros estados, son muy pequeños y les dan tanto dinero y gastan tanto en las campañas; no es correcto. Estamos presionando al partido a nivel nacional para que participen en las elecciones en marzo o abril. Texas es uno de los estados del Super Tuesday, donde combinamos con Florida y California, uno de los más poblados y con más delegados y mayor diversidad. Ahí es donde están los mexicano-americanos, los latinos. Creo que los candidatos no han habado de la comunidad afroamericana ni latina, que son las minorías más importantes y me molesta mucho".

El nombre de Bloomberg no aparece en Nevada ni New Hampshire ni Iowa. Pero en el Super Tuesday está el grueso de los delegados y los hispanos lo van a impulsar, va a quedar entre Sanders y él. Pete ya no tiene oportunidad, ni Amy ni Biden, quien tal vez salga tercero. La contienda va a ser Bloomberg vs Sanders, pero Bernie atrae sólo a los jóvenes, no a los mayores que son quienes votan, los de 45-50 para adelante".

Según Morales, Bloomberg podría ser un rival mucho más fuerte contra Trump en un estado clave como Florida en noviembre. Recuerda que la población en Florida es de jubilados y latinos. "Los jubilados no quieren medicare for all [una de las propuestas de campaña de Bernie], les da lo mismo o van a tener miedo de que les quiten beneficios o dinero".

Bernie se enfrenta a un problema similar en Nevada, donde el sindicato de trabajadores culinarios se opone a su propuesta de reforma en salud por temor a perder los beneficios que ya tienen.

"También hay una población muy grande de judíos en Florida y la posibilidad de tener un presidente judío como Bloomberg por primera vez en la historia es algo importante, y aunque Bernie también es judío y a todos nos cae bien, sus posiciones no están en línea con la gente que vota".

De acuerdo con fuentes al interior del Partido Demócrata, existe temor en las bases de que el tema de Ucrania le pegue a Biden y le ocurra lo mismo que a Hillary Clinton con el asunto de los emails que, para muchos, le costó la presidencia en 2016.

En la Florida, por ejemplo, aunque no son la mayoría de la población, los cubanos votan más que cualquier otro grupo. Si combinas a cubanos, venezolanos, colombianos y nicaragüenses, ellos huyeron del socialismo

"Los votantes quieren a alguien que no sea susceptible a esos ataques. No hay candidato perfecto, pero esperan a alguien más fuerte", explica Morales.

También está el asunto del socialismo, una de las etiquetas que Sanders ha adoptado con orgullo y que muchos creen que le traerá problemas con los votantes más moderados o de mayor edad, pero entre la población latina tiene implicaciones muy diferentes.

"En la Florida, por ejemplo, aunque no son la mayoría de la población, los cubanos votan más que cualquier otro grupo. Si combinas a cubanos, venezolanos, colombianos y nicaragüenses, ellos huyeron del socialismo. Hay videos de Bernie hablando muy bien de Fidel. Si yo fuera opositor nomas pondría ese comercial a todas horas en Florida", dice el consultor.

Por ahora, la fuerza de Biden sigue siendo su popularidad entre la población afroamericana, un sector en el que ni Sanders ni muchos menos Buttigieg han podido hacer mella al vicepresidente. Pero si en verdad los latinos de mediana edad se suman a Bloomberg, el magnate mediático podría asegurar la nominación rumbo a noviembre. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Creo que Sanders va en buen camino, el comentario es mu sesgado en contra de la fuerza del votante Mexicano, solo mencionar socialismo es muy tonto y desinformado por parte del analista