Elección 2021
El Diablo Fernández ya aporta para el proyecto electoral de De Hoyos con el PAN en Baja California
El mandamás de Femsa empuja al empresario a buscar la gubernatura en 2021. Lobby en la Corte y el sueño presidencial.

José Antonio "El Diablo" Fernández Carbajal logró aplacar su histórico resentimiento contra los "populismos", un enojo casi personal que lo llevó a un error de amateur durante la campaña de 2018: se expresaba entonces en reuniones con otros magnates en contra de AMLO, el favorito en cualquier encuesta. Una apuesta más emocional que racional, que mostraría muy rápido sus complicaciones.

Como ocurrió con Carlos Slim, El Diablo tuvo que pegar una giro de 180 grados apenas se confirmó lo obvio. Desde entonces, los gestos de sumisión fueron permanentes. Femsa tuvo que acelerar el retiro de Genaro Borrego, un viejo priista con poco poder de lobby ante la 4T. La apuesta por el recambio fue otro priista, Roberto Campa.

Campa, como explicó en su momento LPO, goza de un reconocimiento inquebrantable de parte de López Obrador. El Presidente lo considera un "buen hombre" porque recuerda que desde la bancada tricolor lo defendió en el proceso de desafuero que empujó Vicente Fox. Campa fue uno de los pocos priistas en votar en contra.

El lobby para colocar a Carlos Salazar como titular de una CCE ultra-oficialista también fue intenso, al mismo tiempo que hubo que aceptar que la interlocución sería con un "apestado" del establishment regiomontano: Alfonso Romo.

Para sus propios colaboradores era un déjà vu del inicio del sexenio anterior. En esa ocasión Fernández estaba distanciado de Peña Nieto porque se había jugado a fondo con el panismo y Josefina Vázquez Mota. La heredera de Femsa tuvo que intervenir para recuperar esa relación. La escena se reiteraba seis años después.

Femsa arrancó a mostrar gestos de colaboración con AMLO. Con cada crisis de la 4T, Campa intenta acercar alguna ayuda. Por ejemplo, una idea muy potente que se había instalado en la empresa refresquera, era que para evitar un aumento en el IEPS, debían ofrecer colaboración con la distribución de los medicamentos que compra de forma consolidada el Gobierno.

El cabildeo por el etiquetado frontal también fue intenso, y metió algunos ruidos en la relación. A través de Alfonso Romo y Tatiana Clouthier, Femsa intentó frenar esa discusión en el Congreso. Pero AMLO está convencido que el sistema de salud de México es inviable si no se resuelva la actual crisis de obesidad y sobrepeso.

Gustavo De Hoyos, titular de la Coparmex.

Como sea, pese a los consejos de sus asesores, El Diablo no deja de apostar por un país más panista. En los últimos meses, el empresario aceleró el plan de apoyo que traza con Gustavo De Hoyos para pelear en 2021 la gubernatura de Baja California, territorio que -creen- podría ser una plataforma para un proyecto presidencial.

El primer escollo es evidente. La Suprema Corte debería declarar inconstitucional la Ley Bonilla, para confirmar así que el mandato del flamante gobernador será sólo de dos años, y no de cinco. Acaso eso explique el incipiente cabildeo que ya se desplegó entre los ministros.

Desde el TEC, El Diablo le aportaría al titular de la Coparmex una cantera de asesores y programas de gobierno. La duda que flota en el aire es si De Hoyos tiene el suficiente carisma para pelear contra la marca Morena, y cargar sobre sus espaldas los negativos que dejó Kiko Vega. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.