Sindicatos
López Obrador fue al congreso del sindicato de Pedro Haces y marca distancia con Napoleón
El presidente no había asistido antes a actos del gremio del senador. Los acuerdos de la Catem y el nuevo partido, Fuerza Social por México.

Andrés Manuel López Obrador envió una señal poderosa hoy lunes al aparecer en el congreso del sindicato liderado por Pedro Haces, la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem). El presidente fue el protagonista del evento y su presencia permite entender donde están las preferencias sindicales del Gobierno.

El presidente agradeció que "los empresarios trabajen con responsabilidad social y tengan sensibilidad para los nuevos tiempos", pues "el aumento salarial que se logró para este 2020 fue a iniciativa de los empresarios, así como resultado de un acuerdo entre el gobierno y todos los sectores productivos".

Aunque se lo ha pedido en reiteradas ocasiones, AMLO no quiere asistir a las actividades del sindicato de Napoleón Gómez Urrutia. Entiende que el líder minero lo confronta con los grandes empresarios y le aplica la misma dinámica que a Elba Esther Gordillo: el presidente cree que ya ha cumplido con los apoyos que estos le dieron en campaña. La líder magisterial consiguió su libertad y Gómez Urrutia logró regresar a vivir a México con rango de senador.

Con la bancada fracturada, Napoléon ahora dice que no quiere prohibir el outsourcing

La Catem, en cambio, aparece como un conducto más transitable para el presidente. Al dar su discurso, el presidente llamó a Haces Barba, "mi amigo". Este sindicato no tiene demasiado interés en regular el outsourcing (como sí Gómez Urrutia) y además está aportando la base para el nuevo partido político Fuerza Social por México, el cual tiene como actor de peso al senador Ricardo Monreal.

Dicha entidad va a conseguir su registro para la elección de medio termino y ha cumplido a gran velocidad con sus afiliaciones. La cruzada de Gómez Urrutia contra el outsourcing lo ha distanciado de AMLO y ha detonado movimientos laterales, el más reciente el de Martí Batres, que le quiere quitar la comisión de Trabajo del Senado al sindicalista minero.

El problema de Haces, para diversos actores de la Cuarta Transformación, aparece en su círculo de influencia, donde pululan políticos poblanos cercanos a la familia Moreno Valle y jefes sindicales ligados a lo más recalcitrante del PRI clásico. De ahí que el líder sindical insista -cada que se lo preguntan- que él es amigo del Presidente de la República, y sobre Morena que cuenta con amigos en todos los partidos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.