José Nabor Cruz
"Aún con un crecimiento de 0% puede haber desarrollo y menor pobreza"
En diálogo con LPO, el titular del Coneval analizó los primeros resultados de los programas sociales de López Obrador.

 En agosto de 2021 el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social Coneval dará su primer informe en el que contemple ya los datos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, por lo que actualmente el organismo ya se encuentra analizando los primeros pasos de esta administración en cuanto a reducción de pobreza.

En diálogo con LPO, su titular, el Dr. José Nabor Cruz, charló sobre las primeras impresiones en temas claves sobre esta temática: aumento salarial, programas sociales y las nuevas visiones que ha instalado el nuevo gobierno en términos económicos, aunque anticipa que será en julio cuando se den los primeros diagnósticos oficiales.

Ya pasó un año de gobierno de la 4T, en este tiempo hay varios puntos a evaluar y me gustaría arrancar con los aumentos salariales. ¿Son suficientes para poder combatir la pobreza?

Como información que nosotros generamos de esta nueva administración federal el ITLP (Índice de la tendencia laboral de pobreza), tenemos que, de manera anualizada, el cuarto trimestre de 2018 y el acuarto de 2019, el ingreso laboral aumentó 5.9%.

En este tiempo se ha dado una continuidad en cuanto a esa política -incremento salarial- y eso se ha acompañado en la coyuntura económica de una inflación que ha rondado el 3%. Entonces, eso ha permitido que ahora sí la política de incremento salarial se vea, en términos reales, fortalecida. Lo que sí te puedo plantear es que nosotros, de acuerdo con nuestro indicador que desarrollamos aquí en Coneval, sí se observa un incremento, un fortalecimiento del ingreso laboral en términos reales que ha beneficiado los dos primeros deciles de la población, es decir, a la población con menores ingresos. Nos parece que es adecuado.

Siempre se instala en Banxico el debate sobre el aumento salarial y qué tanto va a impactar a la inflación ¿qué opina?

Me parece que finalmente como organismos autónomos ambos, Banxico totalmente, nosotros en camino a serlo, somos muy respetuosos de la política monetaria, porque justamente en los últimos meses ha venido una tendencia a ir disminuyendo la alta tasa de interés que ellos han fijado en cuanto al control de la inflación.

Pero más allá del accionar de su política monetaria, habría que tener en cuenta otros factores económicos, sobre todo externos. El tema de la incertidumbre económica en términos globales por el coronavirus, la propia desaceleración que la propia economía china vaya a tener. Son factores que podrían tener algún efecto negativo en cuanto a la inflación y ahí me parece que más bien ojalá Banxico ojalá siga reforzando su política monetaria para que tenga control de la inflación y eso siga ayudando a fortalecer el poder adquisitivo de los trabajadores 26:11

Claro, entonces ¿el tema de salario no es un factor principal que pudiera afectar a la inflación en este momento?

Es complicada esa pregunta, porque en México ha habido momentos en que sí y hay momentos en que no. Más bien lo que nosotros tenemos sobre la mesa es que al menos en la época reciente no se ha visto un traspaso inflacionario al aumentar los costos salariales que aumenten el precio final de venta de sus productos los empresarios.

Lo que sí podemos plantear, es que justo ayer nos explicaban - desde la Conasami-  que es un tema que es muy acordado con empresarios y sindicatos y eso ha permitido que no haya un traspaso inflacionario y me parece que eso ha funcionado.

Y en cuanto a los programas sociales, ¿qué evaluación hace al respecto?

Evidentemente, esta nueva administración federal cambio el paradigma de la política social de nuestro país, sobre todo en cuanto a la reconfiguración de algunos programas que transitaron a la creación de otros, también el agrupamiento de algunos esquemas, por ejemplo, muy puntual, el programa de becas para Benito Juárez; eso significa cambios relevantes, también porque transitamos a un esquema de transferencias no condicionadas.

Para Coneval representa también un reto en cuanto a los procesos de evaluación. Ahora mismo en México hay más de 8 mil programas vigentes a nivel municipal, estatal y federal. Algunos siguen manteniendo el esquema de transferencias condicionadas, algunas otras transferencias monetarias o en especie y otros tanto en subsidios a nivel estatal y municipal.

Ahora estamos haciendo la evaluación de 17 programas prioritarios. Es una evaluación de diseño, porque precisamente, al ser el primer año en el cual se están llevando a cabo estos programas, pues no podremos hacer otro tipo de evaluación ya sea de impacto. Está en proceso y la haremos publica en julio de este año.

Lo que sí te puedo comentar es que en términos generales ha habido un buen diálogo, una buena interlocución entre las dependencias federales con Coneval. Luego de estos encuentros, entre abril y mayo les entregaremos un borrador de este informe para que haya una retroalimentación. En términos generales llevamos hasta ahora una buena relación, un buen diálogo y consideramos que van a ser muy provechosas esta evaluación general.

También te comento, algunos programas, de hecho, tomaron en cuenta algunas sugerencias algunas observaciones preliminares que ya realizó nuestra área de evaluación a sus programas y que coadyuvaron a afinar reglas de operación y que ya con ley tuvieron que presentar. Me parece que esto va en buen camino.

Justo sobre esta parte: son muchos los programas que han sido cuestionados, y un gran reclamo es que las reglas de operación no son claras, un claro ejemplo de ello ha sido el surgimiento del Insabi

Justamente el tema del Insabi es un programa que acaba de iniciar el 1 de enero de este año, eventualmente nos tocará hacer una evaluación, pero inclusive ahora mismo no tenemos ya presupuestado o esquematizado el momento de esta evaluación. Lo haremos. Y también hemos tenido ya comunicación con la secretaría de Salud para empezar a tener una mesa técnica.

Debo decirlo también que por esta dinámica tan intensa que tienen con los estados, las firmas de convenio, no hemos podido aterrizar esa reunión, pero nosotros esperamos que en las próximas dos o tres semanas máximo ya tengamos esa reunión con los responsables de salud.

En cuanto a las reglas de operación que empezaron desde el año pasado en 2019, en diálogo con los responsables de los 17 programas prioritarios se nos planteó al Coneval, que justamente, al ser un primer año donde inclusive algunos programas tuvieron la aprobación presupuestal hasta octubre del año pasado, pues era muy complicado que ellos tuvieran en ese momento reglas de operación. Por eso la intención de que ya hasta 2020 ellos ya tuvieran la mayoría de estos programas ya empezaran el año con la presentación y publicación de manera oficial de sus reglas de operación.

Nosotros desde Coneval lo que sí considerábamos era eso, que s bien entendíamos que en 2019 era un momento de transición pues que la mayoría de los programas, como sí ha estado ocurriendo, ya en este 2020 iniciaran con reglas de operación.

Estos espacios en que se ajustan las reglas de operación, en lo que transitas del seguro popular a Insabi, ¿pueden impactar a la hora de evaluar la pobreza? ¿Causarían momentos altibajos?

Puede ser, aunque a priori no te podría dar un comentario mayor hasta tener la presentación del secretario de salud podríamos tener mayores elementos.

Este tránsito de eliminar intermediarios en la entrega de los recursos de los programas sociales ¿tiene algún impacto?

Desde Coneval consideramos importante no solamente que los programas tengan la parte de operación, sino que también tengan indicadores de monitoreo, indicadores de evaluación final de alcance de objetivos.

Entonces, parte de lo que nosotros le hemos externado al gobierno federal a través de estas evaluaciones que llevamos de los 17 programas prioritarios, es que incluyan también en sus programas sectoriales, indicadores de monitoreo y resultado. Eso va a ser fundamental para que tengan éxito y mayores alcances de sus objetivos finales.

Nuestras recomendaciones son en ese sentido. Sea por normatividad, los programas federales tengan indicadores de monitoreo y evaluación, pero también cuando tenemos estos diálogos con estados y municipios, también somos muy enfáticos en recomendarles y sugerirles que, dentro de sus programas estatales, ya sea de políticas públicas o sociales tengan la integración de indicadores de monitoreo y resultados.

¿Ven cercana una reforma a esa metodología?

No lo vemos cercano. En el corto y mediano plazo, de entrada, porque la propia ley de general de desarrollo social, el artículo 36 nos establece claramente cuáles son los elementos que tiene que incluir la medición multidimensional. Y también porque ciertamente, parte del éxito de esta medición, es que ha podido ser comparable en estos diez años y los que vengan hacia adelante.

Entonces, evidentemente sí sería un balazo en el pie hacer una modificación. Lo que sí hemos hecho es desarrollar algunas herramientas complementarias, como el sistema de información de derechos sociales, la idea es que este año tengamos un diálogo con academia, estados, con el propio gobierno federal porque la idea es que tiene indicadores que van un poquito más de la parte, en tema de salud, por poner un ejemplo, temas un poco más de accesibilidad y calidad de los servicios que el estado mexicano provee.

López Obrador ha tenido un giro discursivo interesante: quitó el foco al crecimiento económico -antes hablaba de crecer al 2%- para hablar de desarrollo y bienestar, sin embargo, ¿es posible hablar de ellos, lo mismo que de mejor distribución de la riqueza en un país donde las tasas de crecimiento son nulas?

Desde Coneval, la perspectiva que nosotros podemos tener es la siguiente: México puede medir la pobreza y como lo hacemos de manera muy puntual 7.4% de la población es pobre extremo, un poquito más del 40% está en situación de pobreza. Pero también México es un país con muchas brechas sociales, al interior de grupos poblacionales, de localidades, el área urbana contra la rural, etc.

Me parece que lo que nosotros vamos a informar en agosto de 2021, cuando tengamos la siguiente medición de pobreza a partir del levantamiento de la encuesta nacional de ingreso gasto en los hogares del INEGI entre agosto y octubre de este mismo año, pues ahí sí ya vamos a tener elementos para desde nuestra propia medición multidimensional de la pobreza, ya poder establecer qué ocurrió en estos dos primeros años de la administración de Andrés Manuel López Obrador, lo mismo en cuanto al cierre no de brechas sociales.

Hasta ese momento podremos plantear sobre la mesa la información estadística en cuanto a los niveles de pobreza y, sobre todo, me parece muy importante, el tema de brechas sociales. Tuvimos en algún momento de noviembre del año pasado, una mesa de trabajo muy interesante con el licenciado Adelfo Regino, titular del INPI por que le preocupaba mucho toda la estadística que nosotros generamos en Coneval para la población indígena. Esto también va a ser un elemento de actualización para que ellos también puedan ir monitoreando su dinámica de programas sociales que mucho se han enfocado en áreas indígenas.

Pero ¿no será difícil tener resultados más positivos con una economía que no está creciendo?

Va a ser muy interesante porque justamente cuando te hablaba de este indicador sobre el fortalecimiento del ingreso laboral, pues este ha aumentado, se ha fortalecido, aun en 2019 con un año de crecimiento cero. Habrá que tener reservas de cómo se dé la dinámica del Producto Interno Bruto (PIB) en este mismo año, sobre todo con el tema de incertidumbre de economía global. algunas instancias como CEPAL, Banco Mundial manejan que podemos crecer al 1% o 0.9%, pero claramente lo que es cierto es que, inclusive aumentó el presupuesto a programas sociales federales.

Me parece que aun en un esquema de 0 crecimiento, si al aumentar de manera presupuestaria la bolsa de programas sociales, evidentemente eso va a tener un impacto, insisto, que nosotros vamos a anunciar sobre si cierra o no.

Se puede compensar, pero lo podría decir muy preliminarmente y siempre en reserva de los resultados de 2021, que también dependerá de la eficiencia.

¿Es posible reducciones de pobreza o mejor bienestar a pesar de estos escenarios adversos?

Si los programas sociales se ejecutan de manera eficiente, probablemente, pero no quisiera aventurarme hasta tener los resultados oficiales. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.