Jimmy Gomez
"Mientras el Senado sea republicano, no vamos a poder frenar el flujo de armas a México"
El congresista californiano Jimmy Gómez habló con LPO sobre su experiencia negociando el T-MEC con AMLO y Trump.

El años pasado, los demócratas de la Asamblea de Representantes consiguieron impulsar una serie de medidas y reformas laborales y ambientales en México como requisito para aprobar el Tratado Comercial de México, Estados Unidos, y Canadá. El congresista Jimmy Gomez del distrito 34 de California vivió de primera mano el complejo proceso de negociación entre la Casa Blanca de Donald Trump, la Asamblea de Representantes controlada por los demócratas y su líder Nancy Pelosi, y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Gomez se reunió con LPO en el tradicional barrio latino de Higland Park para charlas sobre el tratado, el flujo de armas de EU a México, el Plan Marshall para Centroamérica de AMLO, y sus expectativas para la interna presidencial demócrata.

¿Estás satisfecho con lo que consiguieron de la Casa Blanca y la administración de AMLO durante las negociaciones del T-MEC?

Sí. Conseguimos un mecanismo de aplicación de la ley laboral que nunca ha sido incluido en ningún acuerdo comercial, y que permite por primera vez monitorear las violaciones de las empresas en México y asegurar que se respete el derecho de la gente a organizarse y reunirse y tener el mecanismo para atender esas quejas rápidamente y luego imponer sanciones a esas quejas. Es algo que nunca se ha hecho antes. También nos deshicimos de las protecciones de las compañías farmacéuticas, protegiendo sus patentes. Removimos eso. Originalmente estaba en el TPP. Terminamos sacándolo de este tratado. Las compañías farmacéuticas realmente lo querían. Habría provocado que el precio de los medicamentos en México aumentara y luego habría tenido una presión sobre los medicamentos en los EU. Luego tenemos una mejora general de la aplicación del tratado al eliminar el panel que permitía a México y a diferentes países bloquear cualquier formación de paneles ara investigar cualquier violación del acuerdo. Y luego tenemos disposiciones ambientales que nunca han sido incluidas en ningún acuerdo comercial. Lo hicimos bien. No existe un acuerdo comercial perfecto, pero terminamos obteniendo cosas que nunca se han hecho antes. Esperemos que haya un nuevo consenso sobre lo que deben ser los acuerdos comerciales. No se trata sólo de aumentar el crecimiento del PIB, sino también de temas como proteger el medio ambiente, o ¿Cómo protege a los trabajadores? ¿Cómo mejorar realmente las condiciones de vida de las personas?

Fue dura la negociación del T-MEC, pero sabíamos que podíamos conseguirlo porque a Trump no le importan los detalles. Le importa la política. Pelosi, después de que conseguimos el acuerdo, dijo "nos comimos su almuerzo como nos comimos el de los republicanos"

¿Cómo fue el proceso de negociación entre la Cámara de Representantes y la Casa Blanca?

Fue duro, pero sabíamos que podíamos conseguirlo porque a Trump no le importan los detalles. Le importa la política. Pelosi, después de que conseguimos el acuerdo, dijo "nos comimos su almuerzo como nos comimos el de los republicanos". La razón por la que comimos el almuerzo de Trump es porque no les importa lo que hay en el menú, ¿verdad? Le importa el tema político. 

Sé que intentaron presionar para que se hicieran algunos cambios en la resolución de disputas. Escuché algunas críticas de la campaña de Sanders.

La campaña Sanders está buscando una estrategia. Están tratando de ganar ciertos votantes. Pero si ves al senador Sherrod Brown, quien escribió literalmente un libro sobre cómo oponerse al TLCAN, el apoyó el T-MEC. No, no es perfecto. Pero realmente tiene el mecanismo de aplicación que necesitamos. Tú conoces México mejor que nosotros. Tienen que establecer un sistema completo, ¿verdad? Tienen que establecer tribunales laborales, inspectores, etc. Pero al final, no queremos ser los que vigilen las violaciones de México. Queremos que los mexicanos se vigilen a sí mismos, ¿no? Y por eso tuvimos que crear un mecanismo que, dentro de seis meses, si alguna violación aparecía, el gobierno se pudiera mover rápidamente. Conocemos a las corporaciones estadounidenses. Podrán ser buenos jugadores aquí en lo que se refiere a la regulación. Pero una vez que van a México dejan de serlo, y a menudo es difícil incluso para las autoridades mexicanas tener control sobre esas empresas estadounidenses.

¿Cuáles eran tus prioridades en las negociaciones con el gobierno mexicano?

Me reuní con AMLO. Hay una transición ocurriendo en México en este momento. Veremos qué tan exitosa es. Las empresas estadounidenses son tan poderosas que pueden violar la ley aquí y allá. Se necesitan los mecanismos de aplicación y monitoreo adecuados para presionar y que cambien su comportamiento. Y eso es lo que estamos tratando de hacer, crear una situación en la que, si están en violación, que puedan actuar rápidamente. El panel que bloqueó eso fue un gran, gran triunfo. Entonces, ¿con esto se va a impedir que los trabajos se trasladen a México? No, pero con el tiempo esperamos ver un aumento de los salarios en México. Queremos ver mejores estándares para los trabajadores allá, y por lo tanto menos presión para tener esos trabajos allí. Las economías de ambos países están tan entrelazadas. Ya no se pueden separar.

En el pasado, AMLO ha propuesto su propia versión del Plan Marshall para desarrollar Centroamérica en colaboración con EU. ¿Te lo mencionó durante tu reunión?

No, no en ese momento.

¿Estás de acuerdo en que México y los EU podrían colaborar en un proyecto de esta naturaleza para desarrollar la región?

En realidad, hemos tenido diferentes ideas de ese tipo en el Congreso, sobre una especie de Plan Marshall para América Latina, especialmente en el triángulo norte. La presión en esos países obliga a la gente a huir de la violencia y la falta de oportunidades económicas. Tienes que crear y ayudar a esos países. Ya hemos hecho eso antes. La administración de Obama tenía como cinco mil millones de dólares designados, pero hay que hacerlo de manera diferente. Creo que es correcto. Tienes que crear un mayor crecimiento económico dentro de esos países para que la gente no se sienta obligada a irse. Además, muchos de ellos se están yendo por problemas de violencia. Es una situación grave y esta Administración no lo ve así, ¿verdad? Ven un muro a lo largo de la frontera como la mejor ruta, pero sabemos que no es así. La gente seguirá viniendo si están lo suficientemente desesperados. Me encantaría ver algo en lo que podamos colaborar y que sea productivo.

¿Qué opinas de la política de la administración Trump que envía a los solicitantes de asilo de vuelta a México mientras sus casos son considerados?

No soy muy partidario de la política de permanecer en México porque en realidad pone a la gente en peligro, y tienen todo el derecho de buscar asilo en los Estados Unidos legalmente, bajo nuestra Constitución y el derecho internacional. No me gusta.

En cuanto a la cuestión del control de armas, ¿crees que se pueda hacer algo en términos de legislación para detener el flujo de armas que entran a México y son utilizadas por los cárteles de la droga y los grupos de delincuencia organizada?

Bueno, no podemos ni siquiera aprobar un simple proyecto de ley de verificación de antecedentes [para compradores de armas]. Lo pasamos en la Asamblea de Representantes, lo enviamos a Mitch McConnell para tener un control de armas razonable en los Estados Unidos y ahí quedó. Mientras los republicanos estén a cargo del Senado, es difícil imaginar que tomen medidas para hacerlo. Si lo miras desde la perspectiva de la seguridad, tal vez, pero si es sólo desde la perspectiva del control de armas... No van a ceder. Tienes que reformular el debate de manera diferente porque es casi imposible con este Senado.

¿Apoyas a alguno de los candidatos presidenciales en este momento?

No, no por ahora. Hubo mucha controversia en esta área en 2016, cuando muchos miembros del Congreso, que son super delegados, apoyaron a alguno de los candidatos. Sentí que la mejor manera de evitar esa controversia es no apoyar públicamente a nadie, y luego esperar que haya alguien que obtenga la mayoría de los delegados comprometidos para cuando lleguen a la convención y en la primera ronda se decida. Nunca se sabe. La semana pasada, ¿la gente pensó que Biden estaría yendo hacia arriba?

La semana pasada se pensaba que, para estas fechas, Bernie sería ungido como rey del Partido Demócrata.

¡Sí! La semana pasada Bernie iba a huir con la nominación, y ahora todos dicen que será mitad y mitad en el Súper Martes. Así que, no lo sé. No he apoyado a nadie y hubo una verdadera controversia en 2016 sobre los funcionarios electos tratando de influir en el proceso de una manera u otra. Pero ya veremos. Estaré feliz con cualquiera de ellos. Le digo a la gente que, aunque su candidato no gane, piensen en la ministra de la Suprema Corte Ruth Bader Ginsburg, porque no puede aguantar para siempre, ya ha tenido cáncer ¿cuántas veces? Se ha caído. Tenemos que ponerla en papel de burbuja hasta que tengamos un presidente demócrata. Hay demasiado en juego para además ponernos a cuestionar las diferencias de los candidatos demócratas.

¿Te preocupan las divisiones internas entre progresistas y centristas?

Los demócratas son siempre un grupo ruidoso, muy testarudos. No son como los republicanos. Ellos, una vez que consiguen a su candidato, todos se alinean. Los demócratas lucharemos hasta el final, pero nos uniremos. La gente tiene que saber lo que está en juego. Si no te gusta que los niños estén en jaulas en la frontera, entonces es mejor que apoyes al nominado demócrata. Si no quieres vivir en un país donde niegan la ciencia del cambio climático, entonces es mejor que apoyes al candidato demócrata. Si quieres creer en el estado de derecho y en que el poder ejecutivo debe responder al legislativo, es mejor que apoyes al candidato democrático. Y si quieres asegurarte de que la Suprema Corte no se vuelva extremadamente conservadora, entonces es mejor que apoyes al candidato del Partido Demócrata. Si no, estaremos en verdaderos problemas durante los próximos años.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.