Coronavirus
Cómo enfrentan las aerolíneas las pérdidas multimillonarias por el coronavirus
Son más de USD 63.000 millones de pérdidas en el mundo. En la región, los directivos de Latam se bajan 25% los sueldos e intentan preservar los puestos de trabajo.

Las aerolíneas quedaron en la cuerda floja. Con el brote y el posterior cierre de las fronteras aéreas, no solo se quedaron sin ingresos corrientes por los vuelos internacionales, sino que muchas de ellas también vieron afectadas las líneas de cabotaje por el cierre de actividades turísticas.

No se trata de un sector en el que las empresas cuenten con grandes espaldas financieras. Si bien mueven un enorme caudal de dinero, por línea general suelen operar con escasa liquidez y muchas veces apalancadas en el sostén que les otorgan los Estados que tienen participación en sus directorios. Según las primeras estimaciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo IATA), en 2020 el sector sufrirá una pérdidas de ingresos que puede oscilar entre los 63.000 millones de dólares y los 113.000 millones de dólares en todo el mundo.

En este sentido, por ejemplo, Aerolíneas Argentinas aun no hizo público su plan para minimizar las pérdidas ocasionadas por la pandemia. En su último balance, mantenía un pasivo promedio de 10.000 millones de pesos argentinos por mes, unos 125 millones de dólares. 

Sin ingresos, casi la totalidad de ese pasivo se convierte en un resultado operativo negativo. Hasta ahora no se conocen las estimaciones de la magnitud de las pérdidas por la suspensión de los vuelos hasta abril. Por el momento, la empresa se centra en repatriar a los argentinos que quedaron varados en el exterior.

Tampoco son públicos los datos de Latam, sin embargo LPO pudo saber que para contener las pérdidas, la empresa puso al frente de la crisis a Roberto Alvo, su nuevo CEO y hasta ahora vicepresidente comercial, quien adelantó que se reducirá el sueldo un 25% y buscará que todos los directivos hagan lo mismo para poder conservar los 43.000 empleados que la aerolínea chileno-brasileña tiene en el mundo.

Incluso antes de que Argentina informara que suspendía también los vuelos de Chile y de Brasil, la empresa había estimado que debería suspender el 90% de sus operaciones internacionales y el 40% de las de cabotaje, lo que redunda en una baja del 70% de sus operaciones. No es un tema menor: la ruta que más cantidad de vuelos tuvo en el país en los últimos meses fue Buenos Aires (EZE)-Santiago (927 movimientos en diciembre), seguida de cerca por Buenos Aires (EZE)-San Pablo (911).

"Estamos trabajando con toda nuestra energía para cuidar la sustentabilidad de largo plazo de la compañía y, de esta, forma cuidar a también a quienes son parte de LATAM. Hoy hemos anunciado la reducción de nuestra operación internacional en cerca de un 30% para los meses de abril y mayo. Esta difícil decisión la hemos tomado para ajustar nuestra oferta a la abrupta caída en la demanda. Esta disminución en la operación va a significar una importante baja en nuestros ingresos y afectará la liquidez de la compañía", dijo el nuevo CEO en un video difundido entre los trabajadores.

Para mitigar este impacto hemos detenido además todas las inversiones, suspendido todas las contrataciones y cortado todos los gastos que no sean absolutamente necesarios. Estamos comprometidos con tratar de cuidar todos los puestos de trabajo de cada una de nuestras personas y estamos analizando toda iniciativa que evite, en la medida de lo posible, salidas de empleados", agregó Alvo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.