Coronavirus
Cumbre en Palacio: Herrera reúne al equipo económico de la 4T para evaluar un plan de crisis
Reunió a todos sus colaboradores para planear una propuesta, que sería presentada directamente a AMLO. ¿Resignar el superávit?

Silencio total. Desde el inicio de la crisis derivada del Covid-19, que obligó a Arturo Herrera a encabezar una conferencia de prensa, la Secretaría de Hacienda se replegó y dejó que las turbulencias sean manejadas por Hugo López-Gatell, por estos días el vocero más visible del Gobierno.

El problema, dicho sea de paso, es que no se trata solamente de una crisis de salud pública. La epidemia -ya catalogada como pandemia por la OMS- va dejando a su paso consecuencias económicas de máxima gravedad, como adelantó varios días atrás LPO.

No es un problema específico de México, por supuesto. La actividad de China sufrirá una caída todavía no cuantificable, aunque se espera que sea drástica. De hecho, en el primer bimestre de 2020, las ventas minoristas del gigante asiático cayeron un 20% y anticipan el impacto global del coronavirus. Su producción industrial tuvo la mayor baja en 30 años.

El mercado ya anticipa que el PIB de México se hundirá 2% en 2020 por la crisis del Covid-19

Los daños en Europa todavía no se pueden medir, pero las perspectivas desde luego son muy negativas. El español Pedro Sánchez ya anunció que invertirá cerca de 200,000 millones de euros para blindar a las pymes y asistir a los más vulnerables.

Lo mismo ocurre en Estados Unidos, y por ese motivo Donald Trump le encargó a Steve Mnuchin un paquete de medidas para palear la crisis. Un plan que tendría recursos por 850,000 millones de dólares, y que incluiría el reparto de cheques de hasta 1,000 dólares para los ciudadanos más desfavorecidos.

El impacto en México, pese al optimismo de Herrera, es inevitable. La caída del precio del petróleo anticipa un agujero en la operación de Pemex, el punto débil de los últimos sexenios. Pero las razonables medidas de "distancia social" acentuarán el golpe en la actividad económica.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, y el presidente López Obrador.

Las estimaciones de bancos y calificadores son lapidarias. El más optimista fue Bank of America, que proyectó una caída de 0.1%. Moody's Analytics y Barclays creen que el descenso del PIB en 2020 estará más cercano al 2%. En las últimas horas, un reporte privado de Credit Suisse habla de una caída de 4%.

En ese contexto, López Obrador citó para la tarde de este martes a una reunión de gabinete. Al mismo tiempo, Herrera citó a sus colaboradores en Palacio Nacional cerca del mediodía para analizar posibles medidas, como las que ya están anunciando todos los países.

"No se puede frenar la crisis, pero sí instalar una red, un colchón para amortiguar los impactos que se vienen", explicó a LPO uno de los funcionarios de la 4T.

Más turbulencias en los mercados globales pese al recorte sorpresivo de la Fed a casi 0%

¿Qué se debate entre los colaboradores de Herrera? La gran incógnita es dónde sacar el dinero para las eventuales medidas. Muchos economistas creen que lo mejor sería ralentizar los proyectos de la 4T, como la refinería de Dos Bocas -en un contexto donde la gasolina estará muy barata para su importación-. Herrera cree que esa batalla ya está perdida.

Los economistas que lo acompañan también pusieron un freno al cabildeo que impulsaban para lograr una reforma fiscal. El propio Herrera lo confirmó en conferencia de prensa, cuando le respondió a LPO que no era el momento de hablar de ese tema. "Si lanzáramos una reforma fiscal ahora, tendríamos un efecto contrario, hundiríamos más la economía", reconocen en su equipo.

¿Qué queda? Herrera plantea por estos días que el superávit primario -históricamente un elemento de estabilidad y de confianza para los mercados-, hoy es un absurdo. Ese 0.5% del PIB implicaría una bolsa de recursos clave para poder invertirlos en sostener al máximo posible la actividad y los empleos.

El mercado ya anticipa que tipo de cambio trepe a $25 por dólar

En ese punto hay coincidencia. Varios integrantes del Gabinete económico creen que, garantizados los pagos del servicio de la deuda en 2020, y con un mundo que intenta evitar una recesión global, el déficit primario sería una "herramienta contra-cíclica" y no una debilidad.

"El segundo problema es dónde invertir esos recursos, porque nadie del equipo económico confía en la efectividad de Gabriel García. Su censo fracasó y los programas sociales -que hoy podrían funcionar como un colchón para los más desprotegidos- ni siquiera se están ejerciendo con todo su potencial", afirmó una fuente de Palacio a este medio.

Los próximos días serán claves para Herrera. ¿Logrará convencer a López Obrador para lanzar un plan que blinde -o amortigüe- los impactos de esta crisis global?

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.