Covid-19
Salazar se suma al "Plan Déficit" de Herrera: "Hay que abandonar el objetivo de superávit"
A la discusión en el Gabinete, adelantada por LPO, ahora se suman los empresarios. AMLO insiste en que el Gobierno se debe "ajustar el cinturón".

Como ocurre en el resto del mundo, el Covid-19 pondrá a prueba al Gobierno de México: todos los pronósticos anticipan una recesión global, y nuestro país desde luego no escapara a los impactos de la pandemia. Por eso, como anticipó LPO, Herrera reunió a su equipo para empezar a trazar un plan de contingencia.

El problema es que Herrera deberá convencer a López Obrador de que el escenario económico mundial los obligará a bajar algunas de sus promesas. En la lógica del titular de Hacienda, ahora es momento de tomar medidas contra-cíclicas, que de alguna manera amortigüen la caída inevitable que dejará el coronavirus, el parate en el comercio mundial y el desplome de los precios del petróleo.

Herrera ya le planteó al Presidente que este momento requiere de una inyección de fondos, entre obra pública y beneficios fiscales para los pymes que quedarán ahogadas. Pero la pregunta es obvio: ¿de dónde sacar fondos para esas medidas paliativas?

El team de Hacienda, que hasta hace algunos meses promovía la idea de una Reforma Fiscal para incrementar los ingresos del gobierno, ahora piensa que tomar ese camino solamente hundiría más la actividad. "Sólo nos queda resignar el superávit, y acaso salir a tomar deuda para poder financiar estos programas. Es lo que está haciendo todo el mundo", explican.

López Obrador, en cambio, ya expresó en las últimas horas -en su mañanera primero, y luego en un vídeo filmado en su oficina- que el Gobierno todavía puede ajustarse el cinturón, una clara referencia a que hay margen para hacer otro ajuste en el gasto. "Estoy tranquilo porque los ahorros del combate a la corrupción alcanzarán", dijo.

Ahora, los empresarios se sumaron al debate. En un comunicado del CCE, Carlos Salazar pidió que la 4T tome "medidas contundentes e inmediatas para evitar la disminución drástica de la inversión, apoyar a las pequeñas y medianas empresas y preservar el empleo de 21 millones de mexicanos".

Casualmente, la primera medida propuesta por el CCE es que "en este momento de retos inéditos, el Gobierno debe abandonar el objetivo de lograr el 1% del PIB de superávit primario. Los recursos liberados deben ser utilizados para los apoyos a la reactivación de la economía. Si es necesario, tomar deuda de una forma responsable". Se trata de la misma postura que esgrime Herrera en privado.

Salazar también pidió fortalecer el Acuerdo de Inversión en Infraestructura entre el Sector Privado y el Gobierno, y "anunciar de inmediato el plan de inversiones del sector privado en el sector energético".

Respecto de los beneficios fiscales para las empresa, dijo que es necesario establecer la posibilidad de efectuar la deducción inmediata de las inversiones que las empresas realicen sin limitación geográfica alguna, durante el ejercicio de 2020.

"En los casos en que sea inevitable el recorte de puestos de trabajo, otorgar apoyos del gobierno a las empresas con recursos fiscales, para que a estos trabajadores se les otorgue al menos un salario de subsistencia", dijo en referencia al empleo.

Por último, solicitó que se aceleren los pagos pendientes a proveedores de CFE y Pemex: "Es urgente el pago de pasivos a proveedores por productos y servicios ya entregados en cualquiera de los tres niveles de gobierno, federal, estatal o municipal". 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.