Negocios
Slim calcula que por el Covid-19 se fugarán $500 mil millones y le preocupa el futuro político de AMLO
Comparaciones con el Efecto Tequila. El mensaje a los magnates. La recomendación de hacer foco en retener San Lázaro en 2021.

En enero de este año el hombre más rico del país ya manifestaba, en su entorno primario, su inquietud por el desarrollo de la pandemia del Covid-19. El tema todavía ni siquiera había comenzado en Occidente pero por esas fechas Carlos Slim había conversado con un magnate chino de residencia permanente en Londres que le advertía por el rumbo de los acontecimientos de lo sucedido en Wuhan.   

Desde ese entonces, en sus intercambios con Andrés Manuel López Obrador instaló el tema del virus y se ocupo de hacerle llegar al presidente información valiosa. Adicto a los números y los cálculos, Slim no tardó en sacar las cuentas de lo que sería la debacle económica. "Un derrumbe que abarcará todo lo que queda del sexenio", concluyó.

Los designios más graves parecen cumplirse. La pérdida del grado de inversión de Pemex es el primer indicio. Slim cuenta con un documento de su banco -Inbursa- que dice que este año la fuga de capitales de México trepará hasta los 500,000 millones de pesos. Es un número complejo porque los cálculos de la Secretaría de Hacienda estiman la mitad. Para entender: en lo que va del 2020 se fueron del país 200,000 millones de pesos. Según el cálculo todavía se retirarán 300 mil adicionales.

Alito cuestiona gestión de Covid-19 de AMLO: "Está rebasado"

El principal eje de desprendimiento son los bonos de la deuda pública interna. Y el mes pasado la Reserva Federal de Estados Unidos, según el documento, reflejó que el monto de los recursos transferidos por mexicanos a cuentas bancarias en ese país sumó 76,166 millones de dólares solo enero, monto no superado por los nacionales de ningún país de Latinoamérica.

De confirmarse el rumbo actual, en comparación la crisis del llamado Efecto Tequila (1995), la salida de capitales estaría tan solo un 6.5% debajo de dicho desastre.

El espiral descendente por el cual va la economía enciende las alertas en la arena política. Slim entiende que, ante una situación dramática de la economía, se requerirá un gobierno federal fuerte, y de ahí que el magnate crea que el esfuerzo central debe estar en retener el Legislativo para evitar perder control presupuestario y de gestión.

En los últimos días Slim ha conversado con López Obrador. Son intercambios reservados al extremo pero de los mismos emerge el espíritu conciliador que el dueño de Carso expone ante sus pares del empresariado nacional. Entiende que no es momento de confrontar a un Gobierno que está jaqueado por la crisis de lo desconocido y recomienda más bien ponerse a disposición del mandatario.

Es notable porque ese ánimo contrasta rotundamente con la visión pavorosa que tiene el entramado familiar que maneja las empresas de Slim. En esos círculos la perspectiva es igual de sombría pero los comentarios sobre el accionar gubernamental son demoledores.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.