Justicia
En la 4T sospechan que la ejecución del ex funcionario de Peña Nieto puede tener un nexo con el caso Odebrecht
La UIF estaba tras la pista de Gamboa Lozano. Señalamientos sobre Lozoya. Inquietud en el entorno del ex presidente.

El círculo primario del ex presidente Enrique Peña Nieto se encuentra convulsionado por la muerte del ex funcionario de la Secretaría de Hacienda Alfonso Isaac Gamboa Lozano. En las últimas horas se multiplican las especulaciones sobre el crimen de un tecnócrata que integraba el grupo compacto que lideraba Luis Videgaray, quien conoció a Gamboa Lozano gracias a Miguel Messmacher.

Un gobernador del PRI recordaba en la mañana de hoy viernes un mecanismo habitual de quien fuera ex titular de la Unidad de Política y Control Presupuestal de la Secretaría de Hacienda. Gamboa Lozano le decía a los mandatarios estatales cuánto dinero tenía para transferirles por coparticipación federal y siempre remataba con la misma muletilla: "Esto es lo mejor que te va a ir, no busques a Luis -por Videgaray, desde luego- cuando yo me vaya porque si lo haces ahí el presupuesto será todavía menor". Contundente.

La muerte de Gamboa Lozano en Morelos cayó como un golpe seco al interior del Gobierno. Santiago Nieto, mandamás de la UIF, estaba tras la pista de este ex funcionario en el marco del affaire Odebrecht, que la UIF investiga y que tiene al director general de Pemex Emilio Lozoya como protagonista excluyente.

Notable: si bien Gamboa Lozano era persona de interés por los desvíos de recursos en estados como Chihuahua, Veracruz y Tamaulipas, en los últimos meses su nombre aparecía en la trama Odebrecht. En el entorno de Peña Nieto creen que Lozoya, desde la prisión madrileña, podría tener que ver con esa nueva línea de investigación. Una hipótesis que hace estremecer al priismo a horas del asesinato. 

Nieto entendía a Gamboa Lozano como un actor ineludible en el manejo de recursos para las campañas del PRI aunque todavía faltabas elementos para sustancias una avanzada en su contra. Bajo esa noción, el nexo con la causa Odebrecht es ineludible porque de la constructora brasilera también partieron recursos que habrían terminado en la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012.

De acuerdo a la investigación del diario Reforma, habría sido Gamboa Lozano quien redactó los convenios para entregar 250 millones de pesos a la gestión de César Duarte, en enero de 2016, bajo la etiqueta de "Fortalecimiento Financiero" a la entidad.

El ex funcionario federal también habría sido quien firmó el 17 de diciembre de 2017 un nuevo convenio de "Fortalecimiento Financiero" para apoyar al gobierno de Chihuahua, bajo el mandato del panista Javier Corral, con 700 millones de pesos. Pero que fue cancelado tras la detención de Alejandro Gutiérrez por "insuficiencia presupuestal", lo que el gobernador Corral calificó como una represalia por la captura del priista. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.