Caso Lozoya
Lozoya se declaró inocente y avisó: "Fui presionado y voy a señalar a los verdaderos autores de estos hechos"
En su primera comparecencia ante la Justicia, dijo que identificará a los responsables de los actos de corrupción que se le adjudican.

En su primera comparecencia ante un tribunal federal, Emilio Lozoya se declaró inocente de las varias acusaciones derivadas del caso Agro Nitrogenados, y en lo que sonó como una clara intención de vincular tanto a Peña Nieto como Videgaray, aseguró que señalará a los responsables de los actos de corrupción que se le adjudican, afirmando que él fue solo un "instrumento" en esos hechos.

De manera remota y desde el lujoso hospital Hospital Ángeles del Pedregal, el ex director de Pemex comenzó su audiencia con la lectura de sus derechos por parte del juez José Artemio Zúñiga Mendoza
 
y la presentación de sus defensores, los abogados Miguel Ontiveros Alonso y Alejandro Rojas Pruneda.

La Fiscalía General de la República pidió la vinculación a proceso a Lozoya por el caso de la compra de la planta de Agro Nitrogenados y desarrolló los perjuicios causados por esa presunta compra fraudulenta al Estado Mexicano, acusando de realizar una adquisición por encima de su valor real y con el 60% de sus activos inutilizables.

Además, aseguraron que el funcionario pactó la compra de antemano con el presidente de la empresa que la controlaba, Altos Hornos, por la cual habría recibido un soborno millonario que habría triangulado y depositado en una cuenta en un banco de Ginebra a nombre de su hermana.

 "De acuerdo con la investigación, el ex funcionario transfirió de junio al 28 noviembre 2012, tres millones de dólares de la empresa Altos Hornos de México a una cuenta que es beneficiaria su hermana, sin que se identificara origen de la transferencia", precisó el Consejo de la Judicatura Federal desde un grupo de Whatsapp, el único canal oficial de información sobre la audiencia. 

AMLO aseguró que la audiencia de Lozoya será un "antes y un después" en la lucha contra la corrupción

A su turno, el propio Lozoya rechazó las acusaciones y se declaró inocente. "Mi compromiso fue renunciar al juicio extradición para que se aclare mi situación jurídica y en el momento de la exposición de datos de prueba demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se imputan", dijo.

Y añadió: "Asimismo, una aclaración de lo que se imputa, el inmueble al que se refieren fue declarado ante Secretaría de la Función Pública desde que comenzó mi gestión como director de Pemex, respecto a los recursos que se imputan lo aclararé al momento de presentar los datos de prueba".

Apenas unos minutos después, tras un receso para ventilar el espacio según el protocolo Covid, Lozoya hizo probablemente la declaración más significativa de lo que va de la jornada, al asegurar que fue "sistemáticamente intiminado, presionado e instrumentalizado" durante los hechos que se investigan.

"Asímismo", añadió hablándole al juez, "manifiesto a usted que denunciaré y señalaré a los autores de estos hechos, y vuelvo a reiterar mi compromismo de colaborar con las autoridades del Estado mexicano".

Terremoto político

Ricardo Anaya, uno de los supuestos señalador por Lozoya de recibir sobornos.

Si bien todavía está por verse hasta dónde llegará Lozoya en sus imputaciones, las revelaciones publicadas en la prensa en las últimas semanas sobre sus negociaciones con la FGR para ser extraditado a México y cooperar con la investigación presentando pruebas sobre dinero ilícito y presuntos sobornos provocaron un verdadero sismo en la política mexicana.

Su supuesta promesa de que tenía 16 horas de video probando cómo, por orden de Peña Nieto y Videgaray, se entregaron alrededor de 52 millones de pesos a legisladores del PAN para aprobar las reformas del sexenio anterior -6,8 millones solo para el entonces presidente de Cámara de Diputados, Ricardo Anaya-, provocaron una serie de desmentidas por parte de varios actuales gobernadores de Acción Nacional, que revestían como diputadores y senadores en el año 2013.

El propio Anaya rechazó el trascendido, diciendo que apoyó la reforma no por dinero sino por convicción, y Marko Cortés, el presidente del PAN, dijo que la supuesta acusación era la acción de un "criminal que buscaba salvarse".

Para el PRI las cosas no fueron mucho mejor. Profundizando el descrédito de una fuerza que en las elecciones del 2018 registró sus peores números de su historia, lejos de su historia de control hegemónico del poder, el tricolor exhibió a su interior varios movimientos -la renuncia de Vanessa Rubio a su bancada y plan de huída a Londres, Salinas de Gortari agilizando súbitamente los trámites para obtener la ciudadanía española, entre otros- que muchos interpretaron como el acciones preventivas ante las posibles salpicaduras de Lozoya.

Todo esto, mientras falta menos de un año para unas elecciones legislativas clave en las que López Obrador intentará revalidar su apabullante triunfo electoral y la oposición mostrarse nuevamente como una alternativa competitiva ante la 4T. Sin embargo, si el caso Lozoya continúa captando la atención mediática, y las grandes figuras del pasado y presente del mentado PRIAN se ven envueltas en un escándalo de corrupción de esta magnitud, el camino del triunfo para el lopezobradorismo, pese a la crisis económica y la pandemia, se podría hacer mucho más fácil.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.