"No hay gobernanza urbana real porque sólo toman decisiones el gobierno y el empresariado"
En diálogo con LPO, Roberto Ventura, experto en desarrollo urbano enlistó los retos que enfrenta la metrópoli neoleonesa con los consejos políticos-empresariales.

Para Roberto Ventura, egresado de la Licenciatura en Relaciones Internacionales de la Universidad de Monterrey, Nuevo León se mantiene fiel a su historia lo que impide que avance en uno de los sectores más importantes: el desarrollo urbano.

En diálogo con LPO, el joven explicó que, en su tesis Los efectos sociopolíticos y socioespaciales de la urbanización planetaria en la Escala Urbana de las Relaciones Internacionales, la metrópoli neoleonesa se retrasó en la política urbana global por aspirar a ser ciudades internacionalistas.

El investigador señaló que la gran influencia del sector empresarial ha logrado que los gobiernos locales opten por llevar a cabos sus proyectos sin siquiera consultar a sus habitantes, y esto ha provocado el desplazamiento de decenas de ciudadanos.

Ventura dijo que pese a la importancia del tema los políticos regios tienen un visión muy limitada sobre el desarrollo urbano y por ello terminan con proyectos pocos sostenibles. 

Mencionas en tu tesis que la metrópoli neoleonesa quedó rezagada en la política urbana global ¿a qué atribuyes esto?

Existe una parte de la política urbana global que llegó transformándose desde 2002 hasta 2019 en el sentido de que sea más abierta y ampliando los esquemas de gobernanza incluyendo el concepto de gobiernos locales, nacionales, y organizaciones no gubernamentales. 

Esas transformaciones permitieron que la política urbana global en lugar de impulsar proyectos de desarrollo inmobiliario en la zona metropolitana, impulsaron desarrollos de movilidad y vivienda para población marginada y adaptaron grandes cambios de sostenibilidad.

Sin embargo, en los planes nacionales de desarrollo urbano nos damos cuenta que el área metropolitana de Monterrey no hubo una modificación de algún tipo. Monterrey se ha mantenido con un plan desde el 2000 y no se ha implementado un esquema de desarrollo sostenible, mientras en otros sitios se transforman, Monterrey se queda estancado. Hubo una propuesta en 2018 para crear una plan de desarrollo pero aún no se desarrolla y es poco probable que se concrete por el tema de la pandemia. 

¿Cuál es el principal factor de que no se haya dado este plan de Desarrollo Metropolitano?

Son muchos factores implicados. No se han dado las transformaciones por una falta de coordinación entre los municipios de la zona metropolitana y porque cada vez son más municipios en esta zona, desde la teoría ya no estaríamos hablando de una zona sino de una región. Entonces cada municipio tiene su propia realidad, sus propios esquemas económicos, políticos, espaciales, y es muy complicado coordinar cada realidad.

Llevamos 20 años sin una coordinación per se de este plan, tampoco se ha dado como una gran transformación porque hay de por medio intereses inmobiliario de grandes desarrolladores cuyo plan es un proyecto de internacionalizar la ciudad que tiene que ver con crear grandes desarrollos inmobiliarios, distritos, centros comerciales y tienen una visión muy empresarialista del desarrollo urbano, y mientras se mantenga esta visión político-empresarial que también es parte de la historia de Nuevo León no se abrirá a nuevos esquemas de desarrollo urbano.

La visión político-empresarial ¿debe de cambiar y hacia dónde?

Se debería considerar el derecho a la ciudad, debe de ser considerado un derecho humano y desde que estás hablando que no se respeta, promociona, ni garantiza el tema de vivienda, infraestructura, movilidad, y transporte público, estamos hablando de que es un soslayo de un derecho humano que no se ha hecho una realidad.

Sólo ha habido una propuesta para el Congreso que fue de Mariela Saldívar para que se elevara el derecho constitucional a rango constitucional, pero está en la congeladora. Estamos hablando de un tema de derechos humanos, tiene que cambiarse el paradigma empresarial a derechos humanos.

Mencionas los intereses inmobiliarios ¿consideras que este rezago es fomentado por la red empresarial?

Sí, desde luego. Los distritos son orientados a personas que pueden pagar ese tipo de oportunidades de desarrollo, mientras sigan fomentando la realización de distritos urbanos dentro de Monterrey se irá creando una brecha urbana que rezagará a personas que no lo pueden pagar.

¿Podría darse actos de corrupción?

Corrupción, desconozco porque no fue mi abordaje en la tesis, pero se puede prestar. Con esta teoría se crean carteles políticos-empresariales que se van a hacer favores o se van a prestar inversión para fomentar la creación de distritos.

De hecho, no es un secreto, el estado de Nuevo León hace partidas de presupuesto junto con la iniciativa privada para crear estos distritos, pero la mayoría de dinero lo pone el Gobierno.

A tu consideración ¿Para dónde debe ir el desarrollo urbano? ¿Cuál es el punto medular para un buen plan de desarrollo?

La gobernanza urbana es un tema muy complicado, pero no porque sea complicado se debe de tirar la toalla. Por ejemplo, ahora que se propuso el Consejo Metropolitano de Desarrollo por parte del Gobernador debe de ser una iniciativa que trascienda a su administración. El principal cambio que se debe hacer es no dejar a las empresas fuera, pero si reducir el papel de participación que tienen porque es exagerado.

En la mayoría de los consejos de desarrollo que hay en Nuevo León ya sean públicos, privados o de asociación civil, la mayoría de los cargos son representantes de empresas o de conglomerados empresariales, pero no tienen a algún representante de gobierno local, entonces, tienes que tener a los alcaldes o al menos a los secretarios de desarrollo municipal en estos consejos porque al final de cuenta son quienes implementan estos planes.

Tienes que tener también a los representantes de la sociedad civil a los vecinos y vecinas, tienes que hacerlo parte de estos procesos, no sólo de manera consultiva sino también parte desde el diseño participativo de estar tomando decisiones junto con los demás, pero también es un tema de asimetrías de poder que no se atienden.

Hay que cambiar muchísimos paradigmas de la alianza político-empresariales, hay que tener un enfoque de derechos humanos.

Es importante que Monterrey y el área metropolitana tenga una oficina de asuntos internacionales. La Ciudad de México tiene una y esta sirve para enlazarte con la comunidad internacional y cooperar. Y Monterrey sólo ve la política urbana como una aspiración y la modifica tanto que al final del camino termina siendo otra cosa.

Hablas sobre reducir la participación empresarial en los Consejos ¿Crees que esto realmente pueda concretarse en un futuro?

No creo porque es parte del lado histórico del estado, los grupos empresariales han impulsado el desarrollo económico en las crisis de los setentas y ochentas y han demostrado tener la responsabilidad empresarial. El problema es que está desbalanceada la participación, no hay presencia de otros actores en la toma de decisiones yo creo que se necesita balancear a quienes están en la gobernanza urbana, porque no existe un esquema de gobernanza urbana real porque sólo hay dos actores tomando las decisiones: gobierno y empresariado.

El investigador dijo que la zona metropolitana de Monterrey cuenta con un rezago en desarrollo urbano.

¿Cómo calificas la legislación local en esta materia?

Se quedó estancadísima. Hay que reconocer que se derogó la Ley de Movilidad y se creó otra nueva, sin embargo, los cambios han sido mínimos.

En el tema de movilidad... ¿cómo visualizas el sector?

Yo creo que el problema no es tanta la falta de transporte público sino la mala conectividad, grandes sectores de la zona metropolitana siguen desconectados unos con otros y es muy difícil transferirse de oriente a poniente.

El tema de inversión pública se debe invertir en avenidas y calles, pero fomentando el transporte público y así evitar los altos niveles de contaminación con tanto coche.

¿La reestructuración de rutas sería lo solución?

Sí, podría ser una buena solución porque en muchas ocasiones pasan 2 o 3 rutas por el mismo camino, pero el tema es que esas rutas tienen muchos años y esto termina siendo historia de las personas, la movilidad también tiene memoria. Tendría que haber un diseño participativo porque sí de un día a otro cambias la ruta le arruinas la vida a las personas.

¿Cuál es el panorama de la edificación vertical? 

El tema de la construcción vertical per se no es malo, el problema viene en donde lo construyes. Sí lo construyes a lado de una colonia que ha sido rezagada por muchos años va a darse un fenómeno que se llama gentrificación, entonces construyes esta edificación, encareces el suelo, atraes a personas con mayor poder adquisición comienzan a llegar otros edificios y la población nativa se ve forzada a desplazarse y estos van a la periferia porque cambian totalmente su vida porque no hay transporte, vivienda, escuelas. 

Ese es el gran problema de la edificación vertical, en San Pedro ya van muy avanzados en este tema. Ahora lo vemos con la creación de distritos en el centro (de Monterrey) y hasta con Fundidora. 

Para los conglomerados estos proyectos son muy bonitos porque posicionan a la ciudad, pero cuando te bajas a la realidad son proyectos dañinos porque empobrecen a las personas que ya son pobres. La realidad también es que gran parte de estas edificaciones verticales están vacías porque muchas construcciones de hacen con inversiones públicas. 

Respecto a los procesos de licitación ¿los gobiernos deberían cambiar los mecanismos?

Se tienen que hacer si o si, pero no garantiza que no haya un caso de corrupción detrás, porque sorprende que son las mismas desarrolladoras las que llevan los proyectos.

Quizá primero deberían abrirse convocatorias de diseño participativo con gobierno locales para diseñar y proponer y que sean ellos los que digan tenemos este proyecto quien le entra, y no desde cero como es normalmente. Y este proceso no se da porque no hay personas con el expertise adentro.

La contaminación en la metrópoli cada vez es un tema recurrente ¿qué deben de hacer los gobiernos para frenar este acto partiendo desde una visión urbanística?

Debería haber una rezonificación de todos los sectores industriales porque están dentro de la ciudad; como Ternium en San Nicolás, es un monstruo y contamina mucho el suelo y el aire. Podría ser rezonificación, certificaciones y NOM'S que empresas adopten.

¿Monterrey y su área metropolitana aún cuenta con espacios urbanos?

No, para nada. No hay buena gestión del espacio urbano porque todo es residencial o comercial. También el tema de uso de suelo en Monterrey es un caos porque nadie le quiere invertir a estos espacios, salvo San Pedro que últimamente ha invirtió en nuevo parques o ampliación de banquetas.

¿Cómo ves a los políticos en temas de desarrollo urbano?

¡Ándale! Muy pobres, muy pobre de conocimiento de realidad de la gente y son personas que no tienen el expertise de urbanismo ni de relaciones internacionales, que esta bien porque tienen todo un equipo con ellas y ellos.

Pero, por ejemplo, tienes a un Samuel García proponiendo que se haga un parque en Río Santa Catarina y acabamos de ver que llevaba mucha agua hace unos días. Entonces la visión de desarrollo urbano de muchos políticos regios si sorprende mucho con las cosas que proponen o lo que están en contra.

Además, los proyectos, que traen son: vamos a construir un estadio, un edificio, o vamos a impulsar el desarrollo urbano para ese municipio es igual a distrito y el tema es invertirle a la vivienda, movilidad, eso es hablar de sostenibilidad.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.