Roberto Morris
"Joker me recordó que AMLO maneja perfecto la construcción narrativa del villano"
El consultor político Roberto Morris dijo que la oposición asegura que las cosas estaban mejor antes, y no es como lo recuerda la gente. "No puede haber un héroe sin un villano", subrayó.

Roberto Morris es un experto en comunicación política que pasa sin problema del análisis de las medidas gubernamentales a hacer referencias de la cultura popular. También sin dificultad ponte el punto en las íes cuando se trata de explicar el ambiente de las redes sociales. 

Desde su biblioteca, habló con LPO para compartir su opinión sobre la comunicación en la era de la Cuarta Transformación, lo mismo sobre el estilo personal de gobernar de López Obrador que la actuación paradójica de los opositores al Gobierno Federal (incluyendo a algunos medios), lo anterior teniendo en el horizonte el proceso electoral de 2021. 

A dos años del inicio de la nueva administración, ¿cuál es tu balance de la estrategia de comunicación del Gobierno de López Obrador que podría resumirse en mañaneras diarias, mensajes en video por Twitter y Facebook, y reducción de publicidad en medios tradicionales?

El objetivo comunicacional del presidente se está cumpliendo. AMLO es el que fija la agenda pública en este país. Las únicas personas que han logrado arrebatarle la agenda al Gobierno Federal por breves momentos han sido los colectivos feministas; fuera de esto, la opinión pública opina sobre lo que el presidente ponga sobre la mesa. Todos hablamos de lo que quiere hablar López Obrador. En gran parte, eso explica cómo ha logrado mantener tanto apoyo popular a pesar de las dos crisis que actualmente estamos viviendo. Según Morning Consult, AMLO es actualmente el tercer mandatario mejor evaluado del mundo.

Otro elemento fundamental en la comunicación del presidente -más allá de los aspectos tácticos, como las mañaneras, que mencionas-, es su construcción narrativa y el uso, casi perfecto, de la figura del villano. Poderes fácticos, huachicoleros, mafia del poder, conservadores; siempre hay uno. La película Joker nos recordó algo que López Obrador entiende a la perfección: no puede haber un héroe sin un villano, pero sí puede existir un villano sin un héroe.

En contraste, a la oposición que está atrincherada en redes sociales ¿cómo calificas su estrategia de comunicación? ¿Efectiva? ¿Equivocada?

La oposición política y empresarial no tiene idea de lo que está haciendo, hasta llegan a verse ridículos. Intentan criticar al presidente pero acaban ofendiendo y distanciándose de millones de mexicanos («está regalando el dinero», «ninis huevones», etcétera).

Otro error grave en la crítica de la oposición es que no saben criticar «hacia adelante», toda su crítica inherentemente implica que las cosas «estaban mejor antes» y busca justificar su paso por el poder. La gente recuerda las cosas de manera muy diferente.

Ante el inminente inicio del proceso electoral  «más importante de la historia del país», según expresó el INE, ¿anticipas un reforzamiento de la estrategia de campaña digital, televisión, radio, o crees que pese a la pandemia se insistirá en hacer campaña en «tierra», muy al estilo del presidente?

No puedes ganar campañas en México sin hacer tierra, los políticos astutos ya están llevando a cabo ejercicios de contacto, sólo que ahora con cubrebocas. Las campañas de cercanía están sucediendo ahora. Lo que sí ha sufrido son los eventos masivos. Y veo difícil llevarlos a cabo para la siguiente elección.

Creo que la solución será buscar potencializar las pocas acciones de tierra que se pueden hacer a través de redes y medios, para dar una imagen de cercanía con la gente.

En la oposición, la estrategia es que no hay estrategia, hay una serie de acciones de preservación individual (es el caso de México Libre) que tienen más que ver con cuidar y mantener los privilegios de grupos políticos.

En tu análisis, ¿de qué tamaño será el desgaste de la 4T en las urnas? ¿Qué escenarios ves para 2021: a favor de Morena y sus aliados, o en contra? ¿Disminuirá el apoyo a los candidatos del actual gobierno pese a la popularidad del presidente López Obrador?

Desde luego que la marca Morena -e incluso AMLO- han sufrido desgaste. Pero también han recuperado parte de lo perdido. La oposición no, está igual que en el 2018. Yo me aventuro a decir que el Congreso va a quedar muy parecido al que tenemos actualmente y que Morena va a ganar 8 o 9 de las gubernaturas -quizás más- si la oposición no se organiza.

Cierto, la oposición sigue fragmentada. No hay un líder que aglutine a todos, ni un partido, ni siquiera un movimiento. Podrías compartirnos tu análisis de la estrategia política que han desarrollado: los gobernadores aliancistas que dejaron la Conago, Felipe Calderón, Ricardo Anaya, Frenaa...

La estrategia es que no hay estrategia, hay una serie de acciones de preservación individual (es el caso de México Libre) que tienen más que ver con cuidar y mantener los privilegios de individuos o de grupos políticos que con buscar generar una masa crítica opositora.

Pongo de ejemplo el medio LatinUS, tienen una producción extraordinaria, pero insisten en reciclar y proteger figuras quemadas y sin credibilidad.

A la oposición le urgen figuras y liderazgos frescos y nuevos; sospecho que una oposición real y efectiva surgirá de la izquierda, del socialismo democrático. A la derecha le queda un largo camino de reinvención.

Las redes sociales dejaron de ser simples herramientas de comunicación para convertirse en el campo de batalla del discurso público, principalmente ante el protagonismo de un actor que antes estaba -no por gusto- en las sombras: la audiencia, el público. ¿El usuario de redes sociales por fin ha sustituido al  «televidente», desde el punto de vista del debate público?

Creo que estamos viendo el final del modelo análogo de la televisión, más no la muerte de televisión en sí, hay casos exitosos de plataformas -abiertas y de paga- que logran aprovechar ese espacio. Hagan un recuento de la cuarentena, ¿cuánta gente no conocen que tomaron un «descanso» de las redes? ¿A dónde se fueron? A la tele.

En México, políticamente hablando, la tele sigue teniendo mucho poder, aunque cada día menos.

El silencio tiende a beneficiar a las élites, tanto ruido en las redes sociales es porque hay gente hablando (gritando) que antes no tenía voz.

Es célebre el pronóstico de la consultora Gartner tras la elección de Trump en 2016, en cual se anticipaba que para 2022 la mitad de las noticias que se compartirían en la red serían falsas. Tal parece que no se equivocaron y que el combate contra la dispersión de fake news -y el trabajo por la verificación de noticias en la web- no está dando resultados. ¿Compartes este escenario pesimista?

Yo creo que siempre ha existido desinformación y siempre existirá, es una parte rudimentaria de la psicología humana: la gente miente para lograr lo que piensan que no se puede conseguir con la verdad. La forma y la escala ha cambiado. Actualmente Facebook y Twitter están implementando medidas para evitar esto, pero no dudo que se encuentren nuevas maneras. Lo mejor para combatir la vulnerabilidad del consumidor de información es el fortalecimiento de la educación.

Te has ocupado en el pasado de analizar el discurso de odio en las redes sociales (racismo, clasismo, machismo, xenofobia). Ante el aumento de la confrontación y la división, lo que parece triunfar en ese río revuelto es todo menos la empatía, la neutralidad, la objetividad. ¿Qué opinión te merece esta situación?

Tristemente creo que es algo positivo, el silencio tiende a beneficiar a las élites, tanto ruido es porque hay gente hablando (gritando) que antes no tenía voz. Sólo hay que ver al movimiento feminista. Es una realidad histórica que ningún cambio social relevante se ha logrado pidiéndolo por favor. Se tiene que gritar para ser escuchados.

México es un país sumamente racista, clasista y machista. Era cuestión de tiempo antes de la gente se hartara. Hay gente que quisiera denominar este hartazgo y rebelión como un acto político, no lo es, es un fenómeno social. Y si no se reconoce como tal, desbordará.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.