EU
Ebrard preocupado porque China felicitó a Biden y la posición de México queda muy aislada
Solo AMLO, Putin y Bolsonaro no reconocen su victoria. Dudas por las consecuencias del desplante. El antecedente de Videgaray con Trump.

 Este viernes, el gobierno de China felicitó a Joe Biden por haber triunfado en las elecciones presidenciales en EU, dejando cada vez más solo al presidente López Obrador en su negativa a reconocer su victoria, algo que lo pone en compañía de gobernantes como Vladimir Putin, Jair Bolsonaro y Kim Jong-un, quienes tampoco se pronunciaron sobre los resultados.

 "Respetamos la elección del pueblo estadounidense y trasladamos nuestras felicitaciones al señor Biden y la señora Harris", declaró hoy en conferencia de prensa el vocero el del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Wang Wenbin. Si bien el funcionario añadió que el resultado "será determinado según las leyes y procedimientos estadounidenses", en referencia al proceso -todavía pendiente pero básicamente protocolar- de certificación y voto de los electores, lo cierto es que el saludo marca la primera vez que el régimen chino reconoce los resultados de las elecciones generales en EU antes que el propio candidato que perdió.

De esta manera, la decisión de López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard de no reconocer todavía la victoria de Biden invocando la doctrina Estrada aísla cada vez más a México, colocándolo ante la comunidad internacional en la columna de países con gobiernos autoritarios y antagonizando con la administración demócrata aún antes de que llegue a la Casa Blanca.

Trump y los republicanos siguen sin aceptar la derrota y crece la tensión

Este escenario adverso no se le escapa a Ebrard, quien vale recordar que apenas el mes pasado respondió con una dura carta al Financial Times luego que el influyente diario británico advirtiera en un editorial sobre presuntas tendencias antidemocráticas del presidente, y cuya opinión fue determinante en la decisión de López Obrador de no saludar a Biden luego que los medios estadounidenses declaran su victoria en la mañana del sábado.

Ahora, la amenaza es aún mayor, y no solo se trata de la reputación en el exterior del presidente y el país, sino de su propio futuro político, con la salida del entonces secretario de Hacienda Videgaray del gabinete tras la malograda visita del candidato Trump a México en 2016 como antecedente más cercano.

Ese fiasco diplomático podría parecer cosa menor si López Obrador mantiene su desplante al presidente electo de EU, y el canciller lo sabe. Además, sus múltiples adversarios, tanto en el país como en el exterior, especialmente en el Norte, no tardarán en aprovecharse de este error para buscar desplazarlo. Trump podría no ser el único político de la región que esté negando la realidad y se apronte a pelear por su superviviencia política.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.