España
La extradición del último jefe de ETA impacta en los acuerdos de Sánchez con los vascos
Francia entregará a Josu Ternera, a 17 años de su fuga. Pero sería liberado en poco tiempo por razones humanitarias. El asunto agrega tensión interna en el PSOE.

El histórico jefe de la guerrilla vasca ETA Josu Urrutikoetxea, más conocido como Josu Ternera, será entregado a España 17 años después de su fuga a Francia. El asunto se da en un momento más que delicado para el gobierno de Pedro Sánchez, mientras negocia acuerdos con los partidos independentistas vascos, y podría agravar la crisis interna del PSOE.

La entrega Ternera de se concretará luego de que el Tribunal Supremo francés rechazara un recurso contra la extradición. Ahora solo falta por determinar su fecha de regreso y las condiciones del mismo, que fuentes del sistema penitenciario admitieron a LPO España que será "muy complicado".

De todos modos, las fuentes advierten la estadía en prisión de Ternura -a pesar de tener aún condenas pendientes- no será muy duradera: "Tiene un cáncer terminal de estómago y, de hecho, en Francia estaba en arresto domiciliario desde julio por su enfermedad y para evitar ser contagiado por coronavirus".

"Si la extradición no se prolonga en exceso, que no tiene por qué, estará un tiempo en prisión, y después saldrá", es la tesis más extendida. Algo parecido, de hecho, a lo que ya ocurrió en Francia tras su detención: "Entró en la cárcel en mayo de 2019 y en julio de este año ya estaba fuera".

El viaje de Pablo Iglesias a Bolivia tensiona la coalición española

Esto puede ser un dolor de cabeza para Sánchez que se prepara para recibir reproches "de todos lados". Por una parte, la oposición, con el PP y Vox a la cabeza, volverán a echar en cara al presidente cualquier traslado de Ternera a una prisión del País Vasco, como suponen las autoridades. Sánchez ya está en el centro de las críticas por su acercamiento con los ex etarras de EH-Bildu.

Justamente, el ingreso en prisión de Ternera, aunque sea solo "temporal", pondrá a prueba la nueva relación con Bildu, convertido en nuevo socio 'preferente' para el Gobierno durante la negociación de los Presupuestos. El Ejecutivo, por tanto, tiene un importante reto por delante con la extradición de Josu Ternera, ya que "es imposible que nadie que nadie quede contento en este asunto".

Pedro Sánchez, presidente de España.

Como contó LPO, Sánchez alcanzó un polémico acuerdo con el partido vasco EH-Bildu (liderado por ex miembros de la rama política de ETA) para que le voten los presupuestos, lo que le valió una crisis interna en el Partido Socialista y una crisis con un histórico aliado de su gobierno, el Partido Nacionalista Vasco (una fuerza de centro que rechaza la violencia política).

Ese acuerdo con Bildu, empujado en parte por Podemos, obligó a Sánchez a una negociación de urgencia con el PNV, con el que el PSOE también tiene un acuerdo de gobierno en el País Vasco.

El presidente acaba de aceptar la eliminación del Presupuesto del impuesto al diésel y aceptó otras cuatro enmiendas presentadas por el PNV para aportar sus votos. Si el PNV votara en contra de los Presupuestos, el Gobierno podría perder la mayoría y debería confiar todo a que los independentistas catalanes de Esquerra y la centroderecha de Ciudadanos, totalmente antagonistas, voten lo mismo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.