Cristóbal Arias Solís
"Es posible aplicar un plan integral en Michoacán para recuperar la paz y tranquilidad"
El senador Cristóbal Arias habló de sus aspiraciones a la gubernatura de Michoacán, donde lidera los sondeos.

"Estoy yendo al estado cada ocho días", dice el senador de Morena sobre su incipiente precampaña rumbo a la gubernatura de Michoacán. Favorito en todos los sondeos, tiene claro que la inseguridad y la violencia son temas que en su estado tienen una nota particular: ahí Felipe Calderón declaró la guerra contra el narco, y también ahí Peña Nieto impuso a un "virrey" como se llamó a Alfredo Castillo, comisionado federal que cumplió funciones de gobernador.

En diálogo con LPO, Cristóbal Arias hizo un balance de los tres grandes cambios constitucionales promovidos por la 4T en materia de seguridad, procuración e impartición de justicia con la creación de la Guardia Nacional, la fundación de la Fiscalía General de la República y ahora con la reforma al Poder Judicial de la Federación.

¿Cómo va su semana, senador, ahora que sus comisiones trabajan en las reformas promovidas por el magistrado presidente de la Corte, Arturo Zaldívar?

He estado toda la semana intensamente en sesión, desde el lunes. Como presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado, me tocó estar participando y coordinando en buena medida un foro de Parlamento Abierto, relacionado con la iniciativa de reforma al Poder Judicial de la Federación. Muy importante. Por lo que tuve que estar aquí, lunes y martes. Y como integrante de la Comisión de Justicia he estado en comparecencias de aspirantes a magistrados electorales.

La reforma judicial pretende desterrar prácticas viciadas que vienen arrastrándose, como el amiguismo, influyentismo, nepotismo, corrupción.

Magistrados electorales para salas regionales...

Magistrados electorales para varios estados. Y pues son estatales, podríamos decir. Las salas regionales están distribuidas para abarcar varios estados.

¿Podrías decirnos cuáles son los puntos centrales de la reforma al Poder Judicial?

Lo que se pretende es tratar de desterrar prácticas viciadas que vienen arrastrándose, por las que ha venido siendo señalado, y que haya un ejercicio de autocrítica de que hay mucho amiguismo, influyentismo, nepotismo, corrupción. Esto permite que los que ya están promuevan a familiares de magistrados, de jueces, personal de apoyo en el propio Consejo de la Judicatura, y saturan de familiares cotos de poder.

Entonces se pretende transformar, modernizar, actualizar. Tratar de que haya un Poder Judicial pues más cercano a la gente, que cumpla las funciones de justicia como lo marca la ley, pronta y expedita, que hoy ni es pronta ni es expedita, más bien hay quejas de que no llega la justicia o de que -en la mayor parte de los asuntos que se ventilan- no se dicta sentencia o resoluciones. Esa es una queja generalizada. Hay datos duros estadísticos apabullantes.

Y que la justicia le llega a unos pocos, minoritarios, influyentes, y no al grueso de la población. Y lo que se pretende justamente es que el Poder Judicial cumpla esa función, de que garantice la imparcialidad, y que llegue la justicia, pronta y expedita, que no sea kafkiana, como en el libro de Franz Kafka, El proceso. Un libro de hace un siglo, vigente aquí en nuestra sociedad judicial mexicana.

Estar arriba en todas las encuesta me da confianza de que seguramente la encuesta oficial encargada por el partido Morena pues me ratifique y pueda yo ser su candidato y pueda luego ser gobernador.

La desesperación de una burocracia interminable que paraliza la procuración de Justicia...

Exacto. Entonces, fíjate, esta legislatura sí ha venido trabajando -y a iniciativa y por interés del propio Presidente de la República- en algo que es prioritario para es prioritario para el país: seguridad, procuración de justicia e impartición de justicia. Has de recordar que primero logramos que hubiese reformas constitucionales que además fueron aprobadas prácticamente por unanimidad aquí en el Senado de todos los grupos parlamentarios para crear, por ejemplo, la Guardia Nacional. Yo creo que es un acierto, yo espero que haya mejores resultados más adelante que ya esté en pleno funcionamiento.

Luego, se dejó atrás también la vieja y corrompida Procuraduría General de la República (PGR), que era la institución encargada de la procuración de justicia. Se creó la Fiscalía General de la República, que considero que está en buenas manos, que está dando pasos en contra de la corrupción, de la impunidad, y como muchos que dotamos de instrumentos a esta nueva institución, yo espero que sí haya una mejor procuración de justicia para la ciudadanía.

¿Y en el caso de esta tercera reforma?

Tiene que ver con el poder constitucional encargado de la impartición de justicia, que esperamos que sí se auto regenere, se fortalezca, se transparente para que los nombramientos de jueces, de magistrados, de personal que tiene que ver con su función se den en concursos de oposición, transparentes, rigurosos, y no con base al influyentismo y el nepotismo.

Para los ministros de la Suprema Corte es otro marco legal, porque es el Presidente de la República el que hace una propuesta y es el Senado de la República el que tiene la facultad de determinar la idoneidad y votar por mayoría calificada, es otro procedimiento. Pero todo el demás engranaje pues es interno...

Que además se trata de la justicia cotidiana, por decirlo de algún modo.

Así es. Porque si es buena procuración de justicia, se integran buenas investigaciones para que se imparta justicia y se dicten sentencias...

¿Y para qué quiero ser gobernador? Michoacán ya tiene 15 o 18 años de índices muy altos de inseguridad, de criminalidad, de violencia. Incluso trascendió a nivel internacional cuando se generó un conflicto entre grupos delincuenciales y las autodefensas.

Le quiero preguntar también por Michoacán, estado que irá a elección el próximo año y para el que ya se le candidatea por la 4T. ¿Qué puede decirnos de esto?

Primero decirte que yo estoy muy agradecido con la gran mayoría del pueblo de Michoacán, que a lo largo ya más de un año, diferentes empresas encuestadoras en donde yo he venido apareciendo -hasta todavía este lunes- en primer lugar, en todas. Con un mínimo de cinco puntos arriba, en promedio. Lo que me da confianza de que seguramente la encuesta oficial encargada por el partido (Morena) pues me ratifique y pueda yo ser su candidato y pueda ser luego el gobernador.

¿Y para qué quiero ser gobernador? Precisamente por lo que veníamos hablando. Michoacán tiene ya lo que va de este siglo, 15 o 18 años en los que se dispararon los índices de inseguridad, de criminalidad, de violencia, y que incluso trascendió a nivel internacional cuando se generó un conflicto entre grupos delincuenciales y grupos autodenominados de autodefensa, durante la participación de Peña Nieto en el foro Davos, Suiza.

Entonces, se viene arrastrando, son las secuelas de esa violencia que se suscitó durante todos estos años y que es una de las preocupaciones que yo recojo -y que yo comparto como michoacano, por supuesto- de la gran mayoría de ciudadanos que queremos y creemos que sí es posible que podamos encontrar una estrategia que nos permita gradualmente ir desterrando esos altos índices de criminalidad para volver a una época de paz y de tranquilidad.

Aunque estos es un problema nacional...

Sí, es un problema nacional, pero hay 10 estados que están siempre más en el centro de la atención, más altos; entre ellos, está mi estado.

¿El tema de las autodefensas podría volver a tener un protagonismo en la vida nacional, a propósito del sensible fallecimiento de José Manuel Mireles? ¿Cómo están hoy las autodefensas? ¿Totalmente apagadas o reagrupándose, en una suerte de estado de latencia?

Primero decir que es lamentable. Él era menor que yo, de edad. Dos, él estaba prácticamente retirado. Se le invitó, era subdelegado del ISSSTE, cumplía una función más de orden administrativo.

Y creo que los grupos de autodefensas quedaron apagados, disueltos, quizá latente la inconformidad por la intranquilidad en la misma zona donde surgieron. Pero no activos, y tampoco necesitamos que se reactiven, porque luego queda todo fuera de control. Lo mejor es que el estado mexicano, representado por sus tres niveles de gobierno, empezando obviamente por el federal, sean los que de acuerdo a sus obligaciones garantice el respeto a la dignidad de las personas y al patrimonio.

Y siento que sería un error, ningún gobierno debe renunciar a la obligación de garantizar la paz y la tranquilidad pública, es decir, la razón de ser y de existir del estado como institución -antigua y modernamente- surge precisamente para que los ciudadanos contribuyamos a sostener esas estructuras, con el propósito de que nos garanticen la paz, la tranquilidad pública, el respeto a la integridad física personal, colectiva, familiar y patrimonial. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.