Pablo Amílcar Sandoval
"¿Alianza Federalista aceptaría renunciar a la Guardia Nacional, al IMSS o Pemex?"
Pablo Amílcar Sandoval, aspirante a la gubernatura de Guerrero, retó a los gobernadores de oposición y pidió una compensación histórica para su estado.

"Todo mundo tendrá que asumir sus posturas, las consecuencias de sus posturas. Nos comprometimos a defender los principios de la Cuarta Transformación, firmamos que no generaríamos escenarios de ruptura. Aunque los consensos no significan unanimidades". Así habló Pablo Amílcar Sandoval sobre la reunión de aspirantes a la candidatura de Morena para la gubernatura de Guerrero en 2021, en particular sobre la ausencia del senador Félix Salgado Macedonio.

En diálogo exclusivo con LPO, el guerrerense repasó la situación de su estado y los planes que tiene de llegar al Palacio de Gobierno. Lo anterior luego de que trascendió que se encuentra entre los cuatro nombres que serán encuestados para definir al abanderado de la 4T en el estado, al lado de Beatriz Mojica Morga, Félix Salgado Macedonio y Luis Walton Aburto.

¿Cómo llega Guerrero al proceso electoral federal de 2021?

Tenemos una situación que se puede ver desde dos puntos de vista. Por un lado, desde las necesidades que tenemos. Obviamente en todas las tablas de medición del desarrollo estamos hasta abajo, en los últimos lugares, y es apremiante que cambien las condiciones de vida que tenemos en Guerrero. 

Por otro lado, lo podemos ver desde el punto de vista de las oportunidades, y yo creo que Guerrero es una tierra de grandes mujeres y hombres que luchan todos los días, en su propio entorno, y que han luchado a lo largo de la historia no sólo para cambiar sus condiciones de vida sino de todo el país.

Guerrero ha asistido a todas las citas con la historia y ha encabezado los grandes cambios, las luchas. Es una tierra de hombres y mujeres valientes, que se comprometen. Esta vez no será la excepción.

Y esta es la coyuntura de la Cuarta Transformación en donde también nosotros vemos esa perspectiva de que la gente está muy clara de que tienen que cambiar las condiciones de vida. Eso lo dicen los resultados electorales de 2018: 64% de los guerrerenses optó por apoyar al licenciado López Obrador siendo la segunda entidad, después de Tabasco, en un porcentaje tan alto. Somos de los que jalamos el voto hacia arriba: 54% fue a nivel nacional, 64% en Guerrero.

Entonces yo creo que estamos en una coyuntura, y eso reflejan ahora las encuestas, que también ese porcentaje ahora se está repitiendo rumbo a 2021. Se repetirá en 2021. Nosotros planteamos que es una gran oportunidad para el pueblo de Guerrero, de hacer grandes cambios. Lo que nos toca. Yo creo que Guerrero ha asistido a todas las citas con la historia, y ha encabezado los grandes cambios. Ha encabezado las luchas, tenemos una tierra de hombres y mujeres valientes, valerosos, que se comprometen. Entonces, creo que ésta no será la excepción. Y hay mucho por hacer en el estadio de Guerrero, un lugar con una bastedad natural, de recursos naturales, un crisol de nuestra patria.

Van dos años de la 4T, pero Guerrero sigue siendo gobernado por el PRI, al cual ustedes culpan por esta desigualdad que prevalece en México. ¿Qué resultados ha tenido el actual Gobierno Federal en un estado que según AMLO es prioridad, pero que al mismo tiempo es gobernador por la oposición?

El Gobierno de México ha cumplido las expectativas, sus objetivos. Por un lado, combatimos la corrupción como nunca se había hecho. Un tema de combate a la impunidad, de justicia, donde el pueblo de Guerrero ha sido víctima durante muchos años. Llegaban recursos gigantescos a Guerrero y no se utilizaban en lo que se debían utilizar, y terminaba habiendo políticos muy ricos y pueblo empobrecido hasta la miseria.

Este es un buen escenario, de combate a la corrupción, demostrar que sí es posible establecer un gobierno distinto. Un gobierno que tenga prioridades distintas, de hacer política desde un punto de vista distinto con una ética pública distinta, y esto yo afirmo que genera mucha confianza y mucho entusiasmo.

Y por otro lado, se han instituido grandes programas sociales. En Guerrero tenemos 1,450,000 guerrerenses, en números redondos, con programas sociales. Esto es prácticamente el doble del promedio nacional. En Guerrero se ha enfocado la política social del Presidente de manera más acentuada y hay indicadores para priorizarlos. No es una cuestión sin explicación. Primero la prioridad es pueblos indígenas. La segunda prioridad es donde haya pobreza extrema alta y muy alta marginación. Y la otra es donde haya violencia.

La prioridad de la 4T son los pueblos indígenas, atender la pobreza extrema y la marginación. Además ayudar donde haya violencia. Guerrero tiene todos esos problemas. Por eso tenemos el doble del promedio en programas sociales.

El estado de Guerrero prácticamente se cubre como prioridad de este gobierno. Y ha habido una muy buena respuesta, pero además ha estado trayendo programas especiales, como el programa de mejoramiento urbano en Acapulco, durante dos años, en Chilpancingo, en Iguala; el programa emergente de vivienda, también en los tres municipios. Ahora el presidente planteó, la última vez que fue al estado, un programa de rescate a la infraestructura hidráulica para sanear la bahía.

¿Y en materia de inseguridad?

Hay atención específica del Gobierno de México y se está gestando un cambio benéfico para las mayorías en Guerrero. Yo digo que esta estabilidad ha generado una disminución de la violencia en Guerrero. Somos una de las pocas entidades federativas que ha bajado de forma tan importante los índices de delincuencia. Más del 20% de disminución, y en algunos rubros y en algunas ciudades incluso más del 40%. Y hablo de diciembre de 2018 hacia acá, se ve claramente el descenso. Yo digo que es gracias a los programas especiales, donde se atacan los orígenes y no sólo las causas o los síntomas.

En los últimos meses, varios gobernadores comenzaron a cuestionar la distribución del presupuesto federal. ¿Qué opinión tienes al respecto en el caso de Guerrero?

Hay una actitud muy mezquina por parte de estos gobernadores, no de los pueblos de esos estados, de los gobernadores. Es una posición política difícil de sostener que habla de una ignorancia histórica, de una ignorancia del sistema federal. El sistema federal es precisamente lo que le dio la oportunidad a los estados del norte de desarrollarse. Fuimos subsidiarios durante décadas con los estados del norte, mandamos recursos multimillonarios de la federación a los estados del norte para que se desarrollen y pudieran tener una competitividad con nuestro país vecino.

Desarrollamos al norte, desde el origen de nuestra patria, porque eran territorios despoblados, donde no había ni siquiera población. No había gente, no había producción. Y de manera consciente y sistemática estuvimos apoyando históricamente al norte de nuestro país ara que se desarrollara.

Hay una actitud muy mezquina por parte de estos gobernadores, no de los pueblos de esos estados, de los gobernadores. Es una posición política difícil de sostener que habla de una ignorancia histórica.

Las culturas históricas en nuestro país estaban en el sur. El desarrollo, la vastedad de la naturaleza estaban en el sur. Y ahora que hemos desarrollado finalmente al norte, ahora nos vienen con la facilona idea de salirse de la federación o del pacto fiscal, dicen ellos.

Y yo les pregunto: ¿y a qué están dispuestos a dejar? ¿Al Ejército, a las participaciones de Pemex? ¿Están dispuestos a renunciar a la presencia de la Guardia Nacional en sus estados? ¿Están dispuestos a renunciar al IMSS o al ISSSTE? ¿Qué es lo que ellos podrían hacer solos sin ayuda de la federación? Y evidentemente ahí la respuesta es nula.

Y yo pienso también que ignoran que el sistema federal es precisamente eso: un sistema donde hay cooperación, subsidiariedad. Un sistema donde cada ámbito de gobierno contribuye y soluciona problemas.

Y yo quiero preguntarles también cuáles son las soluciones que han dado en sus ámbitos de gobierno más allá de lo que ha hecho la Federación. En fin, hay hasta una discusión teórica que hay que dar con esos gobernadores. Y yo planteo que incluso el nombre que eligieron para su alianza entre los estados está prohibido por la Constitución, la cual establece claramente que no se podrán hacer asociaciones o alianzas entre los estados. Y ellos están violando la Constitución, nomás de entrada.

Hablando de otro tema histórico en Guerrero, ¿qué hace falta para que el estado encuentre la paz?

Justicia. Justicia legal. Necesitamos verdad. En realidad, se ha definido entre algunos historiadores muy respetados a la característica del pueblo de Guerrero como bronco. Pero yo afirmo que no, que la característica es la de un pueblo digno, un pueblo que lucha, un pueblo que se alude ante las injusticias, un pueblo de movimientos, no deja pasar las injusticias. Y por eso puede parecer que es convulso. La capacidad de cultura política del pueblo de Guerrero es altísima. Por eso es un pueblo que lucha.

Y lo que se requiere en el estado evidentemente es que haya justicia social, que se abone al desarrollo, que se colabore para que haya mejores condiciones de vida. No con represión, la receta que le han aplicado los caciques a Guerrero, una receta de mano dura. Lo que debe haber es justicia, debe haber derechos, debe haber libertades. Debe haber la posibilidad de que el pueblo de Guerrero se potencie, y crezca. Y yo insisto en que hace falta un giro para equilibrar el desarrollo.

Para que haya paz en Guerrero se necesita justicia. Porque no somos un pueblo bronco, como dicen algunos, sino un pueblo que lucha ante las injusticias, que es muy distinto.

Y volviendo a la Alianza Federalista, yo afirmo que de Guerrero se han llevado el petróleo, se han llevado el agua (el Cutzamala, que alimenta el Valle de México), la electricidad, el gas, los minerales (oro, plata, zinc, cobre, ahora el litio). Todo del sur, y de Guerrero específicamente. Y no sólo recursos naturales, también fuerza de trabajo. Los guerrerenses van al norte a aportar, a trabajar, en condiciones infrahumanas. Pero van allá por la falta de oportunidades, no van allá porque los traten muy bien. 

Entonces nosotros, por todo eso, necesitamos una compensación, una compensación histórica después de todo lo que se han llevado de nuestro estado. Así es el pacto federal. Nosotros afirmamos que también debería haber una compensación por el agua. Necesitamos, insisto, equilibrar el desarrollo en todo el país.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.