Proyecciones
Moody's respaldó la apuesta de AMLO: prevé un crecimiento de 5.5% en 2021
Pero a diferencia del presidente, la mejora de perspectivas de la calificadora tiene más relación con la demanda externa que con la interna.

Para Moody's, los cálculos de crecimiento económico de López Obrador podrían no estar tan equivocados: en su último análisis, la calificadora ahora proyecta un alza de 5.5%. Pero las coincidencias no son totales, pues la calificadora advierte que este rebote tiene más soporte en motivos externos que internos, a diferencia de los dichos del presidente. 

El pasado 8 de febrero, el presidente  volvió a las apuestas contra el mercado, asegurando que la economía crecerá 5% este año, tras dos años de contracción. El dato incluso supera el pronóstico de Hacienda, que es de 4.6%. Para López Obrador este avance se justifica por su estrategia de impulsar la economía popular. 

En el caso de la calificadora, el nuevo pronóstico contrasta con el anterior, que apuntaba a un avance de 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano. Pero a diferencia del mandatario, explicó que esta revisión al alza se debe al comportamiento de la economía al cierre de 2020, impulsado principalmente por la fuerte demanda estadounidense de exportaciones.

AMLO asegura que la economía de México crecerá 5% en 2021

Para 2022 también hubo un ajuste al alza, pues ahora consideran un avance de 2.6% desde el 2% anterior. En ese año, la calificadora estima que la producción alcanzará su nivel de 2019, es decir, antes de la crisis por la pandemia de Covid-19, de acuerdo con su reporte publicado este miércoles. 

Estas mejores perspectivas surgen de reconocer que la economía mexicana tuvo una caída más suave -en 8.3%- a la que estimaron sus especialistas por 8.8%. Aunado a eso, ahora prevén que el país se beneficie de una economía sólida en Estados Unidos, en donde también prevén un mejor crecimiento de 4.7 y 5% en 2021 y 2022, respectivamente.

"La revisión al alza del crecimiento de Estados Unidos se debe principalmente a un estímulo fiscal mayor al esperado y a una implementación de vacunas más rápida, lo que impulsará las exportaciones manufactureras mexicanas", explican los analistas de Moody's.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos. 

En ese sentido, muestran que el crecimiento de la economía estará vinculado principalmente a condiciones externas; en contra parte, prevén que la demanda interna seguirá siendo lenta debido a una inversión persistentemente débil y un mercado laboral débil que pesa sobre el consumo.

Sucede que la calificadora estima que la inversión se redujo al 18% del PIB en 2020, en contraste con el 22% de 2018. También alerta que la calidad del empleo ha seguido rezagada y observan retrasos "significativos" en la distribución de la vacuna contra el coronavirus hasta 2021, lo que continuaría planteando riesgos a la baja para las perspectivas económicas de México. "Sí es más rápida la recuperación a lo estimado, pero aún no es suficiente para recuperar la pérdida", dijo en videoconferencia  Ariane Ortiz-Bollin, AVP Senior Analyst. 

Además, la especialista subrayó que a pesor de estas mejores expectativas, los riesgos crediticios no ha desaparecido y siguen siendo los mismos que en abril del año pasado, cuando bajó la calificación. Por ejemplo, el fantasma de Pemex no desaparece como una de las principales fuentes de presión para las finanzas públicas. Recordó que Moody's estima que el gobierno tendrá que destinarle al rededor de 14,700 millones de dólares este año y consideró que el apoyo que el gobierno anunció la semana por 5,000 millones confirman su estimado. 

La pandemia golpea fuerte la inversión extranjera directa: cayó en 11.7% en 2020

Aunado a ello, Ortíz-Bollin reiteró que prevén que la recaudación este año no será tan fuerte como el pasado, aunado a colchones fiscales reducidos. Tampoco es ajena a las tensiones que genera la reforma eléctrica, que dio un paso para su materialización tras la aprobación en Diputados y cuya decisión está ahora en la chanca del Senado. En ese sentido, la especialista reconoció que la medida puede afectar decisiones de inversión en el futuro y refleja debilidad institucional, lo cual, explicó, ya forma parte de sus consideraciones crediticias.

A pesar de estos riesgos, el pronóstico de Moody´s se ubica, hasta ahora, como uno de los más altos dentro de los mercados, luego de Baclays quien ha señalado la posibilidad de un crecimiento de hasta 6%. En contraparte, la última encuesta de Banxico reveló una expectativa que no pasa el 4%, en línea con la encuesta de Citibanamex, que prevé que la economía crezca 3.9%. El FMI, por su parte, estima un avance de 4.3%.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.