Gobierno
Bonilla ya descartó su plan para ser superdelegado en Baja y ahora analiza dirigir Conagua
El gobernador entrega este año su cargo, y estudia los escenarios para su futuro político. En sus manos, alcaldías y distritos locales.

Jaime Bonilla suele decir que aún tiene mucho que ofrecer a la transformación del país. Ante amigos y personajes cercanos repite lo que ya respondió a Lupita Jones sobre la primicia de LPO respecto de su futuro al entregar la gubernatura: "No se acalambren, vienen cosas muy interesantes y buenas para Baja California".

Pese a que estudió la posibilidad de volver a la delegación federal de los Programas del Bienestar, e incluso mandó a hacer sondeos sobre una eventual postulación a la alcaldía de Tijuana, ambos cargos que ya ejerció, ahora Bonilla Valdez esparció una nueva versión sobre la decisión que tomará: mudarse a la Ciudad de México para trabajar en la Comisión Nacional del Agua. El líquido vital, su negocio de toda la vida.

Lo anterior luego de que Blanca Jiménez diera la bienvenida a siete exfuncionarios a Conagua. Para ello, el morenista garantizó a operadores leales al menos cuatro de las cinco postulaciones a los municipios de la península. Y las listas de la 4T para los distritos locales y federales en el estado contienen los nombres que negociaron y se repartieron el gobernador, la candidata a la gubernatura y la dirigencia nacional marrón. 

Reaparece Arturo Cruz y busca una diputación federal por el Partido Verde

Entre tres se repartieron Baja California, bajo la premisa de que la 4T volverá a obtener carro completo (como en 2019). Poco más de un tercio de ese poder está en manos de Jaime Bonilla, de ahí su serenidad al dar el siguiente paso. Las señales han sido claras: con el dinero recaudado a los grandes deudores del estado se compraron, por ejemplo, tres modernas bombas de 125 HP por un total de 17 millones de pesos.

Y el Gobierno Estatal ha ejercido 1,400 millones en obras relacionadas con el agua de los poco más de 1,621 millones de pesos recuperados de los magnates morosos. El conflicto público con el Club Campestreel Patronato del Zócalo 11 de Julio -ambos de Tijuana- se enmarcan en estos parámetros, en los de las deudas del agua. Inclusive el presidente López Obrador reconoció el trabajo recaudador de Jaime Bonilla.

"Lo que se está haciendo aquí de cobrar el agua a quienes no pagaban, quienes tenían tomas clandestinas, es algo que tiene que ver con la moralidad y con la justicia y que nosotros vemos con buenos ojos y respaldamos al gobernador Jaime Bonilla. ¿Cómo es posible que no se paguen los impuestos, que no se pague el agua, que no se pague el predial?", dijo el presidente en noviembre pasado en una visita a Rosarito.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.