Pandemia
Crece la presión para que Biden extienda su "diplomacia de las vacunas" a la región
Prometió dosis para India, que enfrenta una devastadora ola. Políticos latinos piden que envíe a países del continente.

 Los pedidos para que el gobierno de Joe Biden extienda su "diplomacia de vacunas" a América Latina han crecido fuertemente en los últimos días, mientras expertos advierten que Estados Unidos se ha quedado atrás de China en términos de brindar asistencia a los sistemas de salud del mundo para enfrentar la pandemia del Covid-19. 

Ante la presión global de que EU aumente su ayuda a otros países dado su importante stock de vacunas, y tras haber enviado 1,5 millones de dosis a México a fines de marzo (de un total de 2,7 millones prometido), el lunes los funcionarios de la administración de Biden anunciaron que pondrán a disposición de otros países hasta 60 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca, siempre que los reguladores federales locales consideren que las dosis son seguras. 

La medida se produjo después de que el presidente Joe Biden hablara con el primer ministro Narendra Modi de India, que enfrenta una creciente crisis humanitaria debido a la pandemia, con casos diarios de más de 300 mil nuevos infectados. La noticia fue celebrada por AMLO, que ayer informó que renunciaba a las dosis de AstraZeneca que India enviaría al país "por solidaridad por lo que el país está viviendo y porque no las vamos a necesitar, ya tenemos alrededor de 20 millones".

"El avance de China podría socavar la soberanía de los países latinoamericanos"

Por el momento, no está claro cuántas de las vacunas que se lanzarán próximamente se destinarán a América Latina. Sin embargo, algunos políticos estadounidenses han pedido explícitamente que el gobierno de EU dirija parte de su ayuda a América Latina. "Pido respetuosamente pero enérgicamente a la Administración Biden que libere millones de vacunas como la AstraZeneca en los países más afectados por la propagación del Covid-19, incluidos India, Argentina y potencialmente otros", dijo el congresista de Illinois Raja Krishnamoorthi en un comunicado. 

En una entrevista con LPO, el Dr. Richard Reithinger, vicepresidente de salud de RTI International, un instituto de investigación sin fines de lucro, dijo que hay una serie de criterios con los que el gobierno de EU tendrá que lidiar antes de determinar dónde enviar las vacunas. "Un criterio, por supuesto, es dónde el virus está causando los mayores estragos. Los mayores esfuerzos de vacunación deben centrarse en estos lugares. Un ejemplo es India, e incluso se podría argumentar que Estados Unidos lo fue hace meses cuando representaba un porcentaje importante de los casos nuevos en todo el mundo. Y por supuesto, también hay países como Brasil donde el número de contagios es muy alto y con nuevas variantes". 

En términos de diplomacia de vacunas, Estados Unidos enfrenta una dura competencia de China, que a principios de marzo se comprometió a enviar aproximadamente 500 millones de dosis a más de 45 países. Las vacunas chinas ya se han enviado a varios países de América Latina, incluyendo México, Argentina, Chile y Brasil.

De todas formas, tener varios países proporcionando vacunas, advirtió el Dr. Reithinger, a veces puede complicar los esfuerzos de salud pública local y el esfuerzo global más amplio para controlar el Covid-19. "La diplomacia de las vacunas ha socavado nuestra respuesta global", dijo. "Está claro que para algunos países, las donaciones de vacunas se realizan por razones que tal vez tengan más que ver con objetivos geopolíticos que con la salud pública. Por supuesto, eso deja al margen a países que tienen menos influencia política". 

Por otro lado, el Dr. Reithinger dijo que la gravedad de la pandemia es tal que cualquier vacuna disponible es útil. "Cualquier vacuna que haya demostrado su eficacia y haya sido totalmente registrada, autorizada y aprobada por las entidades globales como la OMS y las agencias de administración de medicamentos en el país, es bienvenida", aclaró. 

En una entrevista separada con LPO, Evan Ellis, profesor de asuntos latinoamericanos en el Instituto de Estudios Estratégicos de la Escuela de Guerra del Ejército de EU, dijo que inicialmente los Estados Unidos se quedó atrás de China en lo que respecta a la diplomacia de las vacunas, en gran parte como resultado de que el gigante asiático fue capaz de priorizar la producción para la exportación. "Podían aumentar su capacidad de producción y tenían una necesidad más limitada, al menos inicialmente, en casa", agregó. 

Sin embargo, Ellis señaló que en algunos países latinoamericanos que hasta ahora han dependido en gran medida de las vacunas chinas, como Argentina, Perú, Venezuela, Brasil y República Dominicana, la estrategia puede ser contraproducente. "El gran problema en este momento, como está descubriendo Chile, es la eficacia de esas vacunas", descrito. 

Con una dosis, la vacuna de Sinovac sólo previene un 3% de los contagios

En abril, un estudio de la Universidad de Chile encontró que la primera vacuna Sinovac tenía solo un 3% de efectividad contra la infección, y recién aumenta al 56,5% dos semanas después del segundo pinchazo. "Debido a que China pudo aumentar su producción de vacunas antes que Pfizer, Chile terminó obteniendo la gran mayoría de sus vacunas a través de China", dijo. "Pero luego descubrieron, cuando muchos se relajaron, se quitaron los cubrebocas, y pensaron que la crisis había terminado, que aún había una propagación rápida del virus a pesar de haber vacunado a una cantidad sustancial de la población". 

Para el gobierno chino, señaló Ellis, la diplomacia de las vacunas forma parte de un esfuerzo más amplio para lograr objetivos geopolíticos y económicos como el establecimiento de redes 5G proporciondas por China. Este fue el caso de Brasil, donde en marzo el New York Times informó que China ofreció sus vacunas a cambio de que el gobierno no prohíba que Huawei ayude a construir las redes 5G de Brasil. 

Además, Ellis también dijo que cree que al menos una parte de los 60 millones de vacunas AstraZeneca prometidas por la administración Biden se dirigirá a América Latina. En última instancia, según Ellis, controlar la pandemia en América Latina ayudar a Estados Unidos a enfrentar su propia política exterior y los desafíos de seguridad en el hemisferio, como prevenir la inestabilidad y detener el flujo de migrantes hacia el norte de los EU. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.