Elección 2021
Desesperado por la derrota, Romo pide que su equipo "ordene" todos los documentos de su gestión 
Teme que Tabe investigue todos sus contratos, como hizo Xóchitl Gálvez. El fantasma de la corrupción y su sueño hecho trizas.

Victor Hugo Romo sufrió una derrota vergonzante. Perdió por más de 16 puntos porcentuales con Mauricio Tabe, un panista oriundo de Benito Juárez que pisó políticamente la alcaldía Miguel Hidalgo hace menos de un semestre. Y arrasó. Así, la imagen de Romo de político eficaz en las elecciones quedó en entredicho.

El ex perredista ya había sufrido una dura derrota en 2015, cuando su gallo David Razú perdió ante Xóchitl Gálvez. Pero ahora el tropiezo pesa directamente sobre sus espaldas. Con un agravante: su sueño de pelear la Jefatura de Gobierno quedó hecho trizas.

El problema de Romo es evidente: ahora Mauricio Tabe podría encabezar una ruta de investigaciones similar a la que encabezó Xóchitl en su momento. En 2016 empezaron a caer denuncias en su contra por desvío de recursos públicos, sobreprecios, y por la contratación de constructoras políticamente ligadas a su aliados.

Por ejemplo, para la sede de la nueva alcaldía -que hasta el momento ha costado 625% más de lo que se anunció oficialmente en 2014- se contrató a la constructora de Carlos Herrera Tello, un perredista que gobernó el municipio de Zitácuaro, Michoacán, entre 2015 y 2019, que fue secretario de gobierno de Silvano Aureoles.

Aureoles era uno de los jefes políticos de la tribu perredista Foro Nuevo Sol, corriente a la que también pertenecía Victor Hugo Romo. Con esa constructora quería hacer el nuevo edificio de la alcaldía, entre otras obras. Los sobreprecios fueron otra constante en las denuncias de su gestión.

Con ese fantasma, ahora Romo ordenó a sus equipos -una vez confirmada su derrota- que dediquen todo lo que resta de la gestión a ordenar todos los documentos, contratos y carpetas de habilitaciones para dificultar cualquier tipo de investigación que quiera hacer Tabe.

Romo ahora enfrenta otro problema: el discreto acercamiento de su impulsor Gabriel García con el grupo de Mario Delgado, Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard no ha caído bien en el entorno más cercano de Claudia Sheinbaum. Sin efectividad electoral, sin alcaldía y sin su padrino, el sueño de pelear la Jefatura de Gobierno quedó en el pasado. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.