Celac
Uruguay criticó la idea de AMLO de reemplazar la OEA: "No se puede desvirtuar un organismo"
"Integrar la Celac no implica que caiga en desuso la OEA", dijo Lacalle Pou. Cruces con Maduro y críticas a los gobiernos de Cuba y Nicaragua.

El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou protagonizó el primer cruce político al inicio de la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños que se desarrolla este sábado en Palacio Nacional, cuestionando el proyecto que impulsa el gobierno de López Obrador para reemplazar a la OEA y criticando la falta de libertad y democracia en países miembros como Cuba, Nicaragua y Venezuela, provocando un chispazo con el presidente Nicolás Maduro.

Lacalle Pou comenzó su discurso diciendo que su país participaba del organismo regional para promover el intercambio con los países de la región, pero aclaró que "esto no significa que integrar la Celac implique que caiga en desuso la participación en la OEA".

Y añadió: "Queremos ser bien claros al respecto. Los gobiernos nacionales como los gobiernos de distintos organismos son esencialmente criticables, y también son materia de cambio. y por eso se puede discrepar con una conducción, pero no se puede desvirtuar un organismo".

AMLO inauguró la VI Cumbre de la Celac proponiendo un nuevo bloque comercial con EU y Canadá

Los dichos del uruguayo eran un cuestionamiento frontal al proyecto que impulsa la 4T -y que en lo que va de la Cumbre ya tuvo el respaldo del presidente boliviano Luis Arce, quien dijo en su alocución que era fundamental discutir su "transformación"- de reemplazar a la OEA por un organismo "que no sea lacayo de nadie", en referencia a su histórico alineamiento con Washington.

Esta postura se ha acrecentado durante la gestión de su actual secretario general, el uruguayo Luis Almagro (irónicamente, un ex miembro de los gobiernos del Frente Amplio, la oposición de Lacalle Pou), quien se ha convertido en uno de los principales adversarios de la 4T en los últimos meses.

El presidente uruguayo continuó su discurso diciendo que compartía lo que había dicho López Obrador en su discurso sobre la importancia de la no injerencia y la autodeterminación de los países como principio de las relaciones entre los países del bloque, pero señaló que uno de los elementos que impulsa la Celac es la democracia.

"Participar de este foro no significa ser complaciente. Y con el respeto debido, cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando se utiliza el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los DDHH, nosotros en voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Nicolás Maduro llegó a la Ciudad de México para la cumbre de Celac

Unos minutos antes, el presidente paraguayo Aldo Benítez se había manifestado en un tono similar, diciendo que su participación en la cumbre no significaba el reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro, quien participaba del encuentro tras haber arribado por sorpresa ayer por la noche a la CDMX.

"La legitimidad democrática se va construyendo día a día, honrándola con nuestro actuar. No inmiscuyéndose en otros poderes, no manipulando la justicia. Yo quiero esto para toda la región. No hay otro camino que no sea la democracia", dijo el presidente paraguayo.

Por su parte, el ecuatoriano Guillermo Lasso también se metió en el debate y, sin mencionar a estos países, dijo que el futuro común de la región sólo se podría construir a través de la libertad. "Libertad para crecer juntos en una plena democracia donde existan elecciones transparentes, donde se respete la libertad de expresión, donde se respeten los derechos humanos y las libertades políticas de los opositores a nuestros gobiernos", dijo el presidente.

La respuesta de Maduro

Tras la alocución de Lacalle Pou, fue el turno del presidente venezolano Nicolás Maduro, quien rechazó que en su país no hubiese otra cosa que una democracia, resaltando la inminente elección de gobernadores y legisladores en noviembre y señalando que se realizaron 28 comicios desde la llegada al poder de Hugo Chávez en 1999.

Además, retó a Benitez y Lacalle Pou a un debate sobre "democracia, revolución y neoliberalismo".

 "Nosotros creemos profundamente en el diálogo de diversos, y yo le digo al presidente de Paraguay: ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia en Paraguay, en Venezuela y en América Latina, y estamos listos para darlo. O lo digo un poco más, si me permiten la pasión: ponga usted, presidente Lacalle, la fecha, el lugar, para un debate", desafió.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.