Sucesión
El entorno de García Harfuch lo empuja a pelear la Ciudad en 2024: "Puede ser un Rambo anti-sistema"
El Secretario de Seguridad de CDMX se quiere anotar en la sucesión de Sheinbaum. Su pelea contra el narco, el gran atractivo.

Andrés Manuel López Obrador abrió la puerta de la sucesión y las fichas se empezaron a mover en todos los niveles. Con Claudia Sheinbaum como una de las favoritas para disputar la Presidencia en 2024, la conversación sobre los eventuales sucesores en la Jefatura de Gobierno también se instaló en el círculo rojo chilango.

En esa lista de eventuales suspirantes aparece desde hace rato Clara Brugada, la alcaldesa de Iztapalapa. También Rosa Icela Rodríguez, primero al frente de la Secretaría de Gobierno de Sheinbaum y ahora en Seguridad con AMLO. Martí Batres no suelta su anhelo y menos desde que lo incorporaron en el Gabinete.

Pero la caída en las pasadas elecciones abrió un interrogante: ¿Morena necesitará un nuevo perfil de candidato para evitar que la coalición opositora siga creciendo a expensas de esa clase media presuntamente enojada con AMLO?

Esa es la lectura que hacen en el entorno de Omar García Harfuch, el titular de la Secretaría de Seguridad. Su grupo de colaboradores políticos le aseguran que su figura es muy atractiva para el 2024, y podría ser muy rentable anotarse en la carrera por la sucesión. "Es un Rambo anti-sistema", afirman.

Con esa descripción gráfica de lo que podría ser su eventual campaña, los amigos de García Harfuch creen que la bandera del combate al narco sería crucial: la seguridad es, siempre, una de las preocupaciones máximas de los chilangos. Y el ataque que recibió en su camioneta blindada en Las Lomas demuestra dos cosas: que no es corruptible -por eso los grupos lo atacan- y que es combativo -por eso sobrevivió-.

García Harfuch podría, además, convertirse en una suerte de candidato anti-sistema, que no provenga del círculo político-partidario. Aunque su familia tiene una larga historia en la política mexicana: es hijo de Javier García Paniagua, titular de la Dirección Federal de Seguridad, la policía política y uno de los brazos represores durante los años más duros de poder del PRI. Y su abuelo, el general Marcelino García Barragán, fue secretario de la Defensa durante el Gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, marcado por la masacre de Tlatelolco. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.