Gabinete
La negociación por la reforma eléctrica dispara la tensión entre Nahle y Adán Augusto
Son aliados pero la reforma constitucional los divide. El pronóstico de Bucareli.

 La conversación subterránea entre el Gobierno y el PRI por la reforma eléctrica genera fisuras al interior del gabinete de la 4T. Adán Augusto López Hernández intenta convencer a Alejandro Moreno Cárdenas de que el PRI acompañe el cambio constitucional a cambio de modificar ciertos puntos del proyecto original, especialmente aquellos ligados a retroactividad y contratos adquiridos con privados. 

En la narrativa del titular de Gobernación, Alito debería acompañar porque el PRI podría mejorar la letra original de la reforma y respecto a la alianza con el PAN no debería haber mayores inconvenientes. "Se romperá de momento  pero para las elecciones la puedes volver a conformar", desliza el tabasqueño.

Alito y Adán Augusto se conocen hace años, el secretario de Gobernación operó fuerte en la campaña de Layda Sansores en Campeche y no solo eso: Adán Augusto le ha dado cierta tranquilidad a Alito sobre el revisionismo que Layda pudiera querer emprender de ciertos actos de dudosa legalidad en su sexenio estatal.

LPO reveló que así como el dirigente nacional del PRI tiene sus reservas, el gobernador de Oaxaca Alejandro Murat está completamente embarcado en un plan de cabildeo para favorecer a la 4T. 

Sin embargo los intentos negociadores de Adán Augusto tienen una restricción interna: Rocio Nahle no está admitiendo cambio alguno en un proyecto diseñado en su oficina. La secretaria de Energía es intransigente. Algunos actores del sector energético han buscado a su esposo, a quien le encanta socializar en restaurantes de alta gama y analizar el devenir político, pero en esta ocasión José Luis Peña rechaza cualquier capacidad de injerencia.

En la visión política de Nahle no se debe conceder nada y, si la reforma no prospera, ese revés debe ser utilizado por el Gobierno para dar un mensaje contundente: quisimos dar electricidad más barata a los mexicanos pero los conservadores lo impidieron.

En esta disputa, debe decirse, Andrés Manuel López Obrador está más cerca de su secretaria de Energía. Nahle en general tiene buena relación con Adán Augusto a partir del malestar que en ambos genera el director general de Pemex, Octavio Romero. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.