campaña sucia
Un hacker colombiano dice que trabajó para la campaña de EPN e intervino los teléfonos de AMLO
El arrepentido Andrés Sepúlveda aseguró que cobró 600 mil dólares para espiar y manipular redes sociales.

 La tapa de la revista Bloomberg Businessweek de este mes podrá ser el principio de una gran polémica: allí, el hacker colombiano Andrés Sepúlveda, asegura haber utilizado sus conocimientos tecnológicos para manipular información, influir en las redes sociales y espiar a los opositores de Enrique Peña Nieto, durante su campaña presidencial de 2012.

Actualmente preso –e impulsado quien sabe por qué situación- Sepúlveda se decidió a contar todo. “Viajé por el continente latinoamericano encabezando desde las sombras diferentes campañas políticas pero, por lejos, la más compleja que me tocó hacer fue la de Enrique Peña Nieto en México. Para hacerla conté con un presupuesto de lo que entonces eran 600 mil dólares, por el que dirigí un equipo de seis hackers que robó estrategias campaña, manipuló medios de comunicación social para crear “falsas olas de entusiasmo” y burlar los sistemas de bloqueo de las oficinas de la oposición”, aseguró en entrevista exclusiva para el medio.

En la publicación, se ofrecen detalles de lo sucedido luego de la victoria del actual presidente. “Cubrí todo rastro de ésta y otras operaciones. Perforé agujeros en memorias USB, discos duros y teléfonos móviles, calcinó los circuitos en un microondas y los hice pedazos con un martillo. Trituré documentos y los tiré por el excusado, además de borrar servidores que fueron rentados anónimamente con Bitcoins en Rusia y Ucrania Estaba desmantelando lo que dijo era la historia secreta de una de las campañas más sucias de América Latina de los últimos tiempos”, dijo.

La estrategia era sólida: por un lado, Sepulveda trabajaba en el hackeo de estrategias opositoras para adelantarse a jugadas y por el otro, Juan José Rendón, un consultor político que trabaja desde Miami, dirigía las jugadas.

"En México, la maestría técnica de Sepúlveda y la visión de Rendón para una maquinaria política implacable se juntaron, nutridas por los enormes recursos del PRI", refiere el texto firmado por Jordan Robertson, Michael Riley y Andrew Willis.

El hacker colombiano Andrés Sepúlveda.

El hacker con experiencia de ocho años en campañas presidenciales de Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Guatemala y Venezuela, asegura en el reportaje que la labor en México fue, por mucho, la más compleja.

Según la confesión del hacker, su equipo había instalado malware –programas espías- en los routers de las oficinas del candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador, lo que le permitió intervenir los teléfonos y las computadoras de cualquiera que usara esa red, incluido el mismo ex candidato presidencial de izquierda.

De igual forma habría actuado contra Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN, con lo que tuvo acceso a sus discursos de campaña y a la planeación de reuniones y eventos, incluso antes que los militantes de ambos partidos.

Sepúlveda confesó que no sólo robo secretos de campaña de López Obrador. También infiltró las computadoras y celulares de Josefina Vázquez Mota.

Además, Sepúlveda administró miles de perfiles en redes sociales falsos, que mantuvo durante al menos un año para darles un sesgo de credibilidad y alejar sospechas de utilización de campaña, con los que manipuló la discusión en internet sobre los temas que implicaban a Peña Nieto. A través de 30 mil bots en Twitter creó “trending topics” y opiniones falsamente disfrazadas de ciudadanas.

"En la noche de la elección, Sepúlveda usó computadoras para hacer llamadas a las 3 de la mañana con mensajes pregrabados a miles de votantes en Jalisco. Las llamadas parecían venir del popular candidato de izquierda a la Gubernatura Enrique Alfaro Ramírez. Eso enojó a los votantes, intencionalmente, y Alfaro perdió por un margen mínimo", se detalla en Bloomberg.

El reporte indica que la oficina de prensa del Presidente Peña rechazó hacer comentarios a la publicación y que un vocero del PRI afirmó que el partido “no tiene conocimiento de que Rendón trabajara para Peña Nieto o alguna otra campaña del PRI”.

Según Bloomberg, Rendón dice que ha trabajado para candidatos priistas desde hace 16 años, desde agosto del 2000 hasta la fecha.

Actualmente, Sepúlveda está en prisión, cumpliendo una condena de 10 años por cargos que incluyen el uso de software malicioso, conspiración para cometer crímenes, violación de datos personales y espionaje, todos relacionados con hackeo durante las elecciones presidenciales de Colombia en 2014.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.