Opinión
A prueba la clase política de Nuevo León
Por Luis Fernando Garza
La actual pandemia que afecta al mundo y complica a México se está convirtiendo en una prueba decisiva para los liderazgos políticos, en particular de Nuevo León.

La actual pandemia que afecta al mundo y complica a México se está convirtiendo en una prueba decisiva para los liderazgos políticos de nuestro país y, concretamente, de Nuevo León.

Los tiempos electorales en nuestra entidad se han exacerbado y ese fenómeno lanzó a gran parte de la clase dirigente de nuestro Estado hacia una carrera alocada con la mira puesta en el 2021. De repente, alcaldes, legisladores y funcionarios de distinto orden comenzaron a tener como prioridad actividades proselitistas y se enfocaron en su imagen y su capacidad de ser atractivos para el electorado. La situación actual está marcando un punto y aparte.

La realidad es que toda la energía deberá estar en puesta ahora en lograr que la actual pandemia se cobre la menor cantidad de vidas en nuestro país y que la afectación económica no sea tan dramática como podría llegar a serlo.

La clase dirigente tiene que concientizar a la población sin incrementar los miedos actuales ni mucho menos querer sacar provecho. Fue lamentable la posición reciente del senador Samuel García Sepúlveda quién solo pretendía alarmar a la población en su proyecto de ser gobernador de Nuevo León.

Afortunadamente el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha rodeado de hombres con fuertes conocimientos en el tema, como el secretario de Salud Jorge Alcocer y el subsecretario Hugo López Gatell quienes están manejando este escenario complejo con un equilibrio entre el resguardo de la población y buen manejo de las variables macroeconómicas. Es necesario entenderlo: sin la política de austeridad del 2019, el desplome de la actividad sería absoluto.

El Gobierno Federal está acelerando la compra de equipos e insumos para dar respuesta y se está reforzando la coordinación con los estados y los actores del sector privado que operan en el sistema de Salud. El Gabinete está trabajando sobre la situación. Y a quienes tenemos responsabilidades menores nos toca hacer lo propio.

Winston Churchill escribió que un estadista es aquel que se enfoca más en las generaciones futuras que en las próximas elecciones. Esa sería una buena consigna para la clase política de nuestro Estado que tiene que olvidar de momento los tiempos electorales y enfocarse en aquellos valores que nos permitan superar cuanto antes este contexto: el trabajo, el respeto y, sobretodo, la solidaridad.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.