Justicia
AMLO puede cambiar
Por Milton Merlo
La noche previa a la elección del Senado Bátiz repartía cargos. La visita de los senadores. Vacante en la Guardia Nacional.

Ayer jueves por la noche Bernardo Bátiz cenaba en un restaurante céntrico y repartía cargos para la Fiscalía General. Con algunos amigos repasaban hojas de vida y cubrían espacios a gran velocidad. Algunos profesionales hoy en la actividad privada tenía la directiva de presentarse en las oficinas de la Fiscalía el próximo martes en la mañana. La velada terminó pasadas las doce de la noche y Bátiz se fue a su domicilio con la certidumbre de que sería el primer fiscal general de la República. Nueve horas más tarde una llamada de altura le avisó que ya no sería así y que se pusiera en contacto con Marcelo Ebrard para tramitar una embajada. La fantasía se había terminado. Alejandro Gertz Manero ganaba la partida.

A inicios de la semana Andrés Manuel López Obrador seguía con la idea de que Bátiz fuera fiscal general. En la reunión de las seis de la mañana de ese día dijo que el destino de Gertz era dirigir la Guardia Nacional, de inminente entrada en funciones. A Gertz esta responsabilidad le interesaba pero lo cierto es que ya llevaba algunas semanas al frente de la PGR y allí había encontrado un roce político de buen nivel: hablaba con gobernadores y alcaldes, algunos empresarios lo invitaron a cenar con todas las atenciones y encontró excelente recepción en una reunión privada que tuvo con Arturo Zaldivar, flamante presidente de la Suprema Corte.

La guerra contra el robo de combustibles lanzada por el presidente sumó a esos tratos una enorme centralidad en la agenda diaria del Gobierno y en la información que circulaba en Palacio Nacional. Gertz estaba de nuevo en todas las fotos, como en sus años del foxismo. Un giro rotundo para alguien que hace solo ocho meses atrás despachaba en la tranquilidad de su oficina en una universidad de la colonia Roma y se entretenía haciendo análisis en el programa radial del animador Mario Beteta.

En muy poco tiempo Gertz se entendió con los militares, que tienen una gran centralidad en esta administración, pero también con Alfonso Durazo, Carlos Urzúa, Alfonso Romo y Santiago Nieto quien alista un ambicioso plan para ir tras los grandes lavadores del robo de hidrocarburos. No dejó hilos sueltos y finalmente el miércoles algunos senadores visitaron al presidente y le recomendaron que el elegido fuera Gertz, que llegó a la terna final de la Fiscalía por múltiples caminos ajenos a lo que AMLO había planificado en un principio.

En ese encuentro explicaron que ya había un sistema de coordinación funcionando en torno a Gertz y que cambiarlo podía ser una fórmula para el desastre. Además deslizaron que Bátiz siempre fue un hombre del derecho civil, sólido en lo teórico pero que a lo largo de su trayectoria eligió estar lejos de los sótanos de la política.

El ascenso a tan determinante posición es la demostración de un rasgo que se proyecta desde mediados de diciembre: en ciertas ocasiones el presidente puede cambiar de opinión. Alteró su línea de acción cuando las universidades se quejaron por el recorte presupuestal, concedió el mando mixto en la Guardia Nacional cuando esta solo sería de los militares y esta semana le dijo a algunos empresarios del petroleo que ahora entendía mejor las virtudes de los farm-outs de Pemex con privados y abrió la puerta a posibles nuevas rondas de una reforma energética que parecía olvidada.

La llegada de Gertz es otro síntoma de dicha conducta y es producto de una gran operación política a múltiples bandas. Su destino se definirá entre la necesidad de construir credibilidad propia y los límites de un Gobierno cuyos principales adversarios todavía no son del todo visibles.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.