Mercados
Erdogan arrastra a Turquía y complica a México
Por Gabriela Siller
La liquidez del peso queda expuesta ante la inestabilidad de Ankara. Problemas para emergentes.

Turquía es una economía que en la última década ha mostrado tasas de crecimiento impresionantes. Sin embargo, en lo que va del 2018 la lira turca muestra una depreciación de 58 por ciento al cotizar cerca de 6.02 liras por dólar y alcanzó un tipo de cambio máximo histórico de 7.2362 liras en la sesión del lunes, pocos días después de que Trump anunciara la imposición de mayores aranceles al aluminio y al acero, quedando en niveles de 20 por ciento y 50 por ciento, respectivamente.

Para que una economía crezca de manera saludable, debe de hacerlo de acuerdo a su PIB potencial. Para Turquía, esta tasa de crecimiento saludable se calcula alrededor cinco por ciento, de acuerdo a estudios recientes y el crecimiento superior al siete por ciento que ha mostrado, contrario a lo que cualquiera pensaría, sólo sobrecalienta su economía. Es importante recordar que una economía no puede producir indefinidamente por arriba de su PIB potencial, ya que no existen suficientes recursos y las presiones sobre la economía se traducen en mayor inflación. Lo anterior se hace más evidente, cuando se trata de una economía abierta, que tiene comercio y necesita del exterior para financiarse. Así, la mayor inflación y la presión de los déficits (fiscal y cuenta corriente) propician depreciaciones aceleradas. Por su parte, la depreciación y la mayor inflación generan presiones al alza sobre la tasa de interés, que al subir, desincentiva el consumo y la inversión, y terminan por desacelerar a la economía.

Como trasfondo del problema económico, está el problema político de Turquía, con el presidente Erdogan, quién después del referéndum llevado a cabo en el 2017, obtuvo el poder dictatorial para reorganizar el gobierno, controlar el presupuesto, controlar a los militares, reemplazar jueces de la corte, disolver el Parlamento y extender su mandato hasta el 2028. Turquía era un país secular, hasta la entrada de Erdogan. Debido a que lo anterior, se produjo un golpe de Estado en el 2016, pero la población apoyó a Erdogan. Recientemente, un pastor de origen estadounidense fue encarcelado en Turquía, supuestamente por espionaje a favor del golpe de Estado. Como respuesta, Trump impuso sanciones a dos ministros de justicia turcos.

Entonces podría decirse que la lira turca se ha depreciado por temas económicos y políticos y que la situación de Turquía preocupa debido al efecto de contagio que pueda tener, en particular sobre la banca europea, que es tenedor de gran parte de la deuda que Turquía emitió para financiar su crecimiento acelerado. De acuerdo con información del Banco de Pagos Internacionales, la deuda de Turquía (pública y privada) a bancos españoles, franceses e italianos, representa el 60.3 por ciento del total de la deuda turca adquirida del extranjero.

Otra fuente de contagio es sobre las economías emergentes, a quienes los inversionistas las "agrupan" en los portafolios de inversión. La depreciación de la divisa de una de estas economías, como la lira turca, también afecta a las demás. Así, el peso mexicano se ha depreciado hasta alcanzar un nivel de 19.37 pesos por dólar. ¿Y qué tiene que ver México con Turquía en temas económicos? En realidad nada, sólo que el peso es una moneda muy líquida y sensible a lo que ocurre en otras economías emergentes.

El mercado está presionando para que el banco central de Turquía suba más la tasa de interés y para que el gobierno trate de arreglar el déficit fiscal. Mientras que no se realicen ajustes y además sigan las disputas con Estados Unidos, la lira podría seguirse depreciando, afectando a otras divisas. Sin embargo, es probable que el peso pudiera desligarse del contagio financiero que provoca la lira turca, siempre y cuando se den noticias favorables relacionadas con la renegociación del TLCAN, tema que sí es relevante para nuestra economía

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.