Internet
Zuckerberg necesita un bateador emergente
Por Juan Torres Esquivel
Los múltiples escándalos que enfrenta Facebook lo obligaron a pedir mayor regulación en Internet. Un grito de auxilio.

La semana pasada, el Washington Post publicó el artículo: "The Internet needs new rules. Let's start in these four areas" de Mark Zuckerberg. En el mismo, el fundador de FB reflexiona sobre los nuevos retos de internet y señala, lo que él considera, las cuatro principales amenazas o retos: La desinformación, la protección de los procesos electorales, la privacidad de las personas en internet y la portabilidad de la información. En su artículo, enumera los retos que han enfrentado y las acciones que están tomando al respecto. Finalmente, hace una propuesta bastante particular, solicitando a los gobiernos una mayor regulación de internet. ¿Qué hizo que uno de los principales promotores del internet libre se pronunciara por una mayor regulación? La respuesta se encuentra con un rápido vistazo de la prensa mundial en las últimas semanas. 

El martes, México se puso en el centro del debate con el escándalo de Cultura Colectiva. Millones de datos de los usuarios de Facebook fueron extraídos por este medio digital y subidos a una base de datos en AWS. La firma de ciberseguridad UpGuard reportó este incidente tanto al medio como a Amazon, pero no se tomaron las acciones necesarias, esto únicamente sucedió con la intervención directa de la red social. Cultura Colectiva respondió mediante un comunicado de prensa, pero esto poco pudo hacer para suavizar las críticas en su contra. Incluso el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ya ha abierto una investigación por un posible mal uso de los datos personales de millones de mexicanos. ¿Será que Mark se presente a disculparse con los comisionados del INAI? Un primer strike para Zuckerberg. 

A lo largo de la semana, medios internacionales como la BBC, The Atlantic y Reuters han reportado la enorme contaminación de desinformación que se está generando en el proceso electoral en India. De acuerdo con fuentes públicas, estas noticias falsas están circulando principalmente por Whatsapp y Facebook. Cerca de 230 millones de indios usan actualmente la plataforma para comunicarse con sus familiares y amigos. No obstante, los partidos políticos han visto en este sistema un excelente aliado para la distribución de propaganda y desinformación. Según un reportaje de The Atlantic, ejecutivos del sistema de mensajería han tratado de frenar este consumo. Sin embargo, los cambios en el algoritmo de distribución únicamente han servido para la proliferación de más chats. Segundo strike

El tercer strike provino de una investigación de CISCO, publicada el portal Wired en donde se devela una red de traficantes de información bancaria en grupos de Facebook. De acuerdo con esta investigación, grupos criminales venden información de tarjetas de crédito abiertamente dentro de la red social, así como productos comprados con información robada. Todo aquello que escuchábamos o que leíamos sobre Silk Road también se puede hacer sin ninguna restricción en Facebook. The Wired informó que, tras el reportaje, ejecutivos de la red social aseguraron que dichos grupos habían sido cerrados, pero ¿nadie dentro de FB está monitoreando y censurando conductas criminales? ¿Es en serio Mark? 

Finalmente, y para entender la preocupación de Zuckerberg sobre la portabilidad de la información, basta recordar el escándalo que nuevamente Facebook originó, tras revelarse que la red había guardado, sin el consentimiento de los usuarios, millones de passwords a los que su personal tuvo acceso. El fundador asegura que se necesitan "reglas y responsables" para la protección de la información de las personas, cuando se mueven entre plataformas. Queda claro que Facebook tiene grandes preocupaciones sobre la portabilidad de la información y no quiere asumir la responsabilidad. Actualmente, miles de aplicaciones utilizan a la red social como un identificador. ¿Cuántas de ellas están aprovechando los huecos de seguridad en la infraestructura de Facebook para lucrar con nuestros datos? 

Luego de este repaso, queda claro que el artículo de opinión de Zuckerberg no es un análisis académico sobre la situación actual de internet. A todas luces es un grito de auxilio para que los gobiernos acudan a su rescate. Con los ojos del mundo encima y su capacidad de reacción completamente rebasada, Facebook no tiene de otra más que pedir oxígeno al Estado. ¿Escucharán sus súplicas? Es posible, finalmente es algo que todos los gobiernos de países desarrollados y que han sufrido el embate de las FakeNews han solicitado. Sin embargo, no dudo que los costos para Facebook vayan a ser elevados. Mark ya no es el chico "cool" con el que todos quieren quedar bien, sino todo lo contrario y los políticos son máquinas depredadoras que reconocen el miedo y el olor a sangre. 

¡Zuckerberg, estás ponchado! 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.