Telcos
Teorías de conspiración en Twitter: el poder de México sobre la red social
Por Juan Torres Esquivel
¿La red social "enemigo" para diferentes audiencias? El debate y las experiencias sobre el rol político de la plataforma.

Twitter ha marcado la historia política del mundo, en esta plataforma se han generado momentos que han cambiado la historia del mundo. En Estados Unidos, esta plataforma digital vio en nacimiento de un ícono digital, Barack Obama, mientras en México los movimientos sociales han encontrado en esta plataforma una forma de que sus demandas sean escuchadas. Como herramienta de comunicación política ha sido un altavoz fundamental para cualquier político u organización. No obstante, esta politización también ha convertido a la plataforma en un "enemigo" para diferentes audiencias y tribus digitales. Durante gran parte del sexenio de Peña Nieto, pero principalmente en el inicio de este sexenio, muchos mitos se han generado en torno a Twitter. El principal es que Twitter planea CENSURAR voces de ambos espectros ideológicos del país.

De acuerdo con la herramienta de inteligencia digital, Xpectus, en México durante el último año se han generado más de 60 mil tuits denunciando alguna especie de censura en la red social. Estos "gritos" de censura normalmente provienen de grupos políticos que no encuentran eco en sus conversaciones digitales. Básicamente son equipos que no generan engagement con sus audiencias y que como un mecanismo de defensa han generado la percepción de que Twitter es un juez de sus acciones. Existe otro tipo de denuncia de censura, el cual sucede cuando un actor viola sistemáticamente las normas de Twitter y su cuenta sufre una suspensión. Estos usuarios normalmente tienden a ser más ególatras que el primer grupo, ya que mientras los primeros piensan que la red social censura una idea, con estos personajes el tema es personal. Es cierto que Twitter ha venido endureciendo sus políticas pero ello dista mucho de que tenga algo personal contra ti. Pero el problema no es que estos grupos lo crean, sino que han hecho tal evangelización que cada vez más personas creen en el poder censor de Dorsey.

Los casos más recientes sobre estos casos de "censura" los tenemos con el caso del Diputado Gerardo Fernández Noroña y la cuenta falsa que denunció la suspensión de la cuenta del periodista David Páramo. Estos casos son emblemáticos pues dan cuenta del nivel de descomposición y paranoia que se vive en esta red social.

El diputado Gerardo Fernández Noroña fue suspendido de Twitter por estar compartiendo información personal de usuarios que estaban acosándolo por WhatsApp, luego de que su correo se filtrara en la red. Esta acción violaba claramente las normas de Twitter, no obstante dado el perfil del actor, no perdió la oportunidad para echar su imaginación a volar y acusó directamente al ex Presidente Felipe Calderón de estar detrás de Twitter en México y ser el orquestador de su censura. Su enojo llegó a tal nivel que se fue a manifestar en frente de las oficinas de Twitter México en contra de la censura y exigió hablar con el dueño del negocio. Un vergonzoso espectáculo del Diputado pues denotaba su profundo desconocimiento de la plataforma, sobre todo de la naturaleza de esa oficina en nuestro país. Sin embargo, lo penoso no sólo fue el espectáculo del legislador, sino la fuerza que el mensaje de censura tomó entre los usuarios afines al político de izquierda. Miles de usuarios denunciaron la censura que había puesto el opresor sistema en contra de un pobre legislador que únicamente se estaba defendiendo de los ciudadanos.

Por otro lado, el caso de la suspensión del periodista David Páramo y la creación de una cuenta apócrifa que explicaba los motivos de este bloqueo. En estos supuestos motivos se denunciaba la complicidad de Twitter con el Gobierno Federal para cerrar la cuenta de este periodista, además de que se darían contratos millonarios por adjudicación directa a esta empresa estadounidense. Por más inverosímil que pareciera dicha aseveración, muchos usuarios cayeron en la trampa y comenzaron a acusar al Gobierno Federal y a la red social de corrupción con y una supuesta censura gubernamental. Menos mal el periodista no ha salido con alguna locura como irse a manifestar frente a las oficinas de Twitter México pero también resulta extraño que no haya salido tampoco a desmentir esta historia. Pareciera que de los dos bandos se pretende crear una historia perversa sobre el papel de la red social en la vida política de los Estados.

En la época de la desinformación y las FakeNews es importante que los actores políticos asuman la responsabilidad en sus dichos. Los principales afectados por esta desinformación son los ciudadanos que se vuelven parte de esta espiral de conspiración, necesitamos que nuestros actores políticos actúen con responsabilidad y no se vuelvan cómplices del estado de descomposición que actualmente vive el internet. No señores, Twitter no tiene algo contra ustedes, ni tiene pactos en lo oscuro con el Gobierno Mexicano, es una empresa extranjera que no está igual de mal diseñada que muchas empresas mexicanas. Lo siento, pero hay que entender que antes de culpar a terceros tenemos que hacernos responsables de nuestros dichos y actos. Twitter NO es mexicano. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.